Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La iniciativa de Francia en Libia gana el apoyo de Reino Unido, pero enfurece a Italia

El presidente del Consejo Presidencial libia, Fayez Al-Sarraj, y el capitán general Khalifa Haftar, jefe del Ejército Nacional de Libia se reunieron con el presidente francés Emmanuel Macron en París el 25 de julio de 2017 [Philippe Wojazer / Reuters]

Una reunión celebrada en París, reunió a los líderes de Libia, Fayez Al-Sarraj y Khalifa Haftar para acordar un alto al fuego, trabajar en las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias y crear una hoja de ruta común para tomar medidas contra el terrorismo en Libia.

“El señor Sarraj tiene la legitimidad política y el señor Haftar la militar. Han decidido trabajar juntos “, declaró el presidente francés, Emmanuel Macron, tras la reunión.

La declaración conjunta de 10 puntos fue la primera de este tipo entre estos oponentes políticos  y crea un compromiso de alto al fuego en el que las fuerzas armadas permanecerán reservadas “estrictamente” para su uso en operaciones antiterroristas.

“Las promesas de futuro de esta reconciliación son enormes. Enormes para el pueblo libio, que ha estado sufriendo, viviendo con inestabilidad y amenazas terroristas en los últimos años, y considerables para toda la región “, declaró Macron tras las conversaciones. “Si Libia cae, toda la región cae con ella”, añadió.

Las conversaciones también son importantes para Europa, ya que el país del norte africano es un lugar de tránsito para cientos de miles de inmigrantes y refugiados que tratan de llegar a Europa. Hay temores de que la insurgencia militante islámica se extienda por las fronteras del país.

Leer: Sarraj y Haftar se reúnen en París para dialogar

El plan que surgió de la reunión probablemente será utilizado para impulsar los esfuerzos del enviado de la ONU para encontrar una solución.

Francia ha dejado claro que la iniciativa de Macron es parte de un proceso más amplio encabezado por la ONU que no anulará los esfuerzos de la Unión Europea, la Unión Africana o países como Argelia que ha estado presionando activamente por una solución política pacífica durante años.

Sin embargo, la iniciativa diplomática francesa ha enfurecido a los funcionarios italianos que vieron la reunión como otro desaire de Macron a Roma. Italia fue anteriormente el principal impulsor de los procesos de paz en su antigua colonia africana apoyando a al-Sarraj.

“Macron quiere estar mucho más involucrado en Libia. Eso está bien, pero nos ha desestabilizado. No fuimos consultados “, declaró un diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores italiano. “Esto ha creado mucho malestar”, añadió el diplomático.

Los políticos de la oposición en Italia han acusado al gobierno del primer ministro Paolo Gentiloni por permitir a los franceses anular los esfuerzos de Italia, pero la oficina de Macron ha dicho que su iniciativa no excluye a otros participantes.

Leer: Francia, Alemania e Italia se unen para frenar la entrada de refugiados

El ex presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, acusó a Macron de situar los intereses franceses por encima de los italianos. Prodi advirtió que, como resultado, Macron no siempre podrá contar con el apoyo de Roma en el corazón de Europa. “La solidaridad es simétrica. Para tener hay que dar “, escribió Prodi en el diario Il Messaggero.

El Reino Unido respalda los esfuerzos de Francia. Gran Bretaña y Francia planean celebrar hoy una reunión a puerta cerrada con el Consejo de Seguridad para apoyar las conversaciones de reconciliación entre al-Sarraj y Haftar.

En diciembre de 2015, bajo la supervisión de las Naciones Unidas, se firmó el Acuerdo Político Libio para resolver la crisis multipartidista y establecer un consejo presidencial del Gobierno de Acuerdo Nacional, así como la ampliación de la Cámara de Diputados y también de la Cámara de Representantes en la ciudad oriental de Tobruk. Sin embargo, desde entonces la Cámara se ha negado a reconocer al nuevo gobierno según lo estipulado en el acuerdo.

En mayo de este año, una iniciativa Emirati-Egipcia logró reunir a al-Sarraj y Haftar en Abu Dhabi, la capital de  Emiratos Árabes Unidos.

Muchos grupos armados han estado luchando en Libia desde que revueltas populares pidieran la dimisión de Muammar al Gaddafi, que fue destituido y asesinado por grupos rebeldes respaldados por la OTAN, en 2011, lo que dividió al país en tres gobiernos, dos de ellos en la capital Trípoli y un gobierno interino en la ciudad de Bayda, que depende del parlamento de Tobruk.

 

 

Categorías
ÁfricaEuropa y RusiaFranciaItaliaLibiaNoticiasRegión
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines