Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando la masacre de la Guardia Republicana en Egipto

Vehículos blindados de la policía dispararon gases lacrimógenos a la multitud y comenzaron a disparar contra los manifestantes, mientras que los francotiradores apuntaban desde los tejados circundantes.
Fuerzas policiales egipcias ( foto de archivo)

Poco después de la oración del amanecer, el 8 de julio de 2013, las fuerzas de seguridad egipcias mataron a tiros a 51 manifestantes mientras estaban acampados en la sede de la Guardia Republicana en El Cairo, exigiendo la reinstauración en el poder del depuesto presidente Mohammed Morsi. 435 personas resultaron heridas.

Qué: Tiroteo de la Guardia Republicana
Cuándo: 8 de julio de 2013
Dónde: Egipto

¿Qué sucedió?

Después de la oración del viernes del 5 de julio, los partidarios de Mohammed Morsi se reunieron a lo largo del camino de Samah Salem, frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo. Creyeron que el derrocado presidente Mohammed Morsi estaba detenido allí y por ello acamparon en este lugar varios días, exigiendo el regreso de Morsi a la presidencia.

El viernes, los soldados ya dispararon contra los manifestantes, matando al menos a cuatro de ellos, pero lo peor estaba aún por llegar.

Tres días más tarde, alrededor de las 3 de la madrugada del 8 de julio, los manifestantes comenzaron a rezar la oración del amanecer, siendo interrumpidos a las 3.30 de la mañana. Vehículos blindados de la policía dispararon gases lacrimógenos a la multitud y comenzaron a disparar contra los manifestantes, mientras que los francotiradores apuntaban desde los tejados circundantes. Los manifestantes fueron disparados en la espalda, cara, piernas y pecho.

61 manifestantes murieron y 435 resultaron heridos. El improvisado hospital se quedó sin medicamentos para tratar a los heridos, mientras que muchos que intentaban recibir tratamiento en hospitales estatales y privados tenían que esperar durante horas o eran rechazados por el personal médico, temeroso de futuras represalias.

No hubo cobertura en directo de los disparos por parte los medios de comunicación.

¿Qué pasó después?

Los militares se han negado a reconocer cualquier acto ilícito o uso desmesurado de violencia. En cambio, han aseverado que actuaron en legítima defensa después de recibir un ataque de un "grupo terrorista armado", que según los militares, les habían atacado. El ejército declaró que actuó con "sabiduría y prudencia".

Human Rights Watch pidió una investigación imparcial sobre los homicidios, que nunca se ha materializado. El presidente interino, Adly Mansour, anunció que establecería una comisión judicial para investigar el incidente pero dejó el cargo el 8 de junio de 2014 sin hacerlo. De hecho, no se ha llevado a cabo ninguna investigación sobre el personal del ejército ni la policía.

 En cambio, los partidarios y líderes de los Hermanos Musulmanes fueron arrestados por su presunto papel en los ataques - los fiscales emitieron órdenes de arresto para el guía espiritual Mohamed Badie, 10 líderes de la organización y 206 partidarios por incitar a la violencia.

La organización de los Hermanos Musulmanes llamaron a un levantamiento nacional en respuesta a la masacre, a partir de lo que una gran multitud se concentró en la cercana mezquita de Rabaa Al-Adawiya.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEgiptoRegión
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente actualizad@

Subscríbete para recibir nuestros boletines