Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel intenta bloquear otro informe de la ONU

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, EE.UU., el 2 de junio de 2017 [Mohammed Elshamy / Agencia Anadolu].

Después de haber bloqueado recientemente un informe de la ONU en el que se acusaba a Israel de mantener un sistema de apartheid, funcionarios israelíes están tratando de eliminar otro informe de la ONU que acusa a Tel Aviv de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales junto con una lista de otras violaciones de derechos humanos.

El informe de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental (CESPAO), que anteriormente acusaba a Israel de apartheid, ha sido criticado por el embajador de Israel, Danny Danon, en las Naciones Unidas porque afirma que en el período comprendido entre el 1 de abril de 2016 al 31 de marzo de 2017 las fuerzas de seguridad israelíes mataron a 63 palestinos, entre ellos 19 niños, e hirieron a otros 2.276 palestinos, entre ellos 562 niños.

Leer: Informe de la CESPAO: Guterres se derrumba al primer obstáculo

El anterior informe de la CESPAO, que había acusado a Israel de apartheid, fue retirado por las Naciones Unidas tras las protestas de Danon y el embajador de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, quien describió esta semana el informe de la ONU de "tufo con prejuicio anti-israelí".

El nuevo informe acusa a las fuerzas de seguridad israelíes de utilizar una fuerza desproporcionada contra los palestinos y de eventuales "ejecuciones extrajudiciales". El informe cita al Comité de la ONU contra la tortura y su preocupación por "las prácticas israelíes hacia los palestinos detenidos".

La lista de violaciones de derechos humanos incluidas en el informe eran también "tortura o malos tratos a los niños palestinos" y "privación de las garantías jurídicas básicas para los detenidos administrativos y aislamiento de los detenidos, incluidos los menores de edad, castigo y malos tratos a los palestinos que realizan huelgas de hambre". El informe también afirma que:

No se ha abierto ninguna investigación penal sobre más de 1.000 denuncias de tortura o malos tratos presentadas desde 2001.

Fuentes israelíes han informado que Danon trabajará para que se elimine este informe. "Este es otro ataque envenenado contra el Estado de Israel", aseveró Arutz Sheva al enviado de Israel a la ONU. "Así como hemos conseguido que el anterior informe absurdo fuera eliminado, lucharemos implacablemente en contra de esta falsa distorsión de la verdad."

Categorías
IsraelNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines