Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una agente del FBI encargada de espiar a un miembro de Daesh acaba casándose con él

Una traductora del FBI encargada de espiar al grupo terrorista Daesh he terminado casándose con uno de sus combatientes. La empleada de 38 años de edad, Daniela Greene, estaba tan enamorada de un miliciano de Daesh nacido en Alemania que dejó a su marido en los Estados Unidos para irse con él a Siria, tras lo cual mintió a las autoridades estadounidenses sobre el paradero de ambos, según CNN.

El incidente, que nunca ha sido publicado, expone una embarazosa grieta de la seguridad nacional en el FBI, que desarrolla una misión para erradicar a los simpatizantes de Daesh de todo el país.

Greene se casó con Denis Cuspert, un rapero alemán convertido en "soldado" de Daesh y que estaba en el punto de mira de las autoridades antiterroristas en dos continentes.

 

CNN descubrió que Cuspert estaba tras el seudónimo de rapero Deso Dogg. En Siria, era conocido como Abu Talha Al-Almani.

A la traductora Greene se le pidió que investigara a Cuspert en Enero de 2014. Al parecer, en Junio del mismo año ya estaba enamorada de Cuspert y se encontraba haciendo planes para irse con él a Oriente Medio . Según se informa, contrajeron matrimonio en Siria en algún momento de ese mes.

A las pocas semanas de casarse, Greene se dio cuenta de que había cometido un terrible error. Ella huyó de regreso a los Estados Unidos, donde fue inmediatamente arrestada y aceptó cooperar con las autoridades. Se declaró culpable de hacer declaraciones falsas sobre terrorismo internacional y fue sentenciada a dos años de prisión federal. Fue liberada el verano pasado.

"Es una vergüenza para el FBI, no hay duda al respecto", dijo John Kirby, un ex funcionario del Departamento de Estado. Kirby, quien fue citado por CNN, dijo que sospecha que la entrada de Greene en Siria requirió de la aprobación de los principales líderes de Daesh.

Denis Cuspert, conocido como Abu Talha al-Almani, se casó con un agente del FBI estadounidense, que terminó dejándole un mes después

Greene, que ahora trabaja en un hotel, dijo en una breve entrevista con la CNN que tenía miedo de desvelar más detalles de su caso.

-Si te hablo, mi familia estará en peligro -dijo Greene-, rechazando hacer comentarios.

En octubre de 2015, el Pentágono informó de que Cuspert murió en un ataque aéreo cerca de la ciudad de Raqqa, en el norte de Siria.

Nueve meses después, el 3 de agosto de 2016, el Pentágono publicó una declaración en la que revocaba su evaluación de la muerte de Cuspert: "Parece que la evaluación fue incorrecta y Denis Cuspert sobrevivió al ataque aéreo".

Categorías
AlemaniaAsia y AméricaEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónSiriaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines