Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Rohaní luchará contra el tráfico de personas

El gobierno del presidente iraní Hassan Rohani está preparado un proyecto de ley para combatir la trata de personas explotadas con fines de prostitución, según ha confirmado la jefa del Departamento de Derechos Humanos de la Oficina de Asuntos de la Mujer de Teherán.

En declaraciones a la agencia de noticias Ilina ayer, Ashraf Ghani Zadegan señaló que las propuestas del gobierno se producen dentro del marco de un estatuto para garantizar la seguridad de las mujeres “contra la violencia de distintos ámbitos a la que son sometidas con demasiada frecuencia”. Una vez completadas, las propuestas serán enviadas al Consejo de la Shura (el Parlamento) tras obtener la aprobación del Consejo de Ministros.

En Enero del año pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó su informe anual sobre la trata de seres humanos en el mundo, en el cual se señalaba que la trata de mujeres había aumentado en Irán en 2015. El informe acusó al gobierno iraní de no hacer lo suficiente para reducir o luchar contra este crimen organizado. También señaló que hay un aumento en los casos de trabajo forzado y prostitución, especialmente en ausencia de cualquier acción por parte del gobierno en Teherán.

Explotación

Las bandas criminales organizadas, según alega el Departamento de Estado, explotan a mujeres y adolescentes iraníes con fines sexuales. Su informe también abordó un ejemplo de las mujeres y niñas iraníes forzadas a la prostitución en el norte de Irak en 2013. El número de prostitutas adolescentes en Teherán, Tabriz y Astara, dicen los estadounidenses, está aumentando.

Las bandas organizadas obligan a niños iraníes y a inmigrantes a mendigar en las calles, incluyendo los de la capital. Utilizan también la violencia física y sexual, así como las drogas, para obligarlos a hacerlo.

Según las autoridades estadounidenses, la política del gobierno iraní es contraproducente, en tanto hace recaer toda la culpa sobre las víctimas, que son acusadas de adulterio o fornicación y castigadas severamente. Esta ha sido la política vigente, según denuncia el organismo norteamericano, en lugar de encontrar soluciones para reducir la explotación de mujeres y niños y la trata de personas.

En Diciembre, el periódico iraní Jahan-e Sanat publicó un artículo titulado “Tráfico de niñas y mujeres iraníes”, en el que denunciaba el auge de este grave problema en Irán.  El informe recogía la observación del gobierno iraní de que el tráfico de niñas y mujeres se trata de un problema transfronterizo, que forma parte de la cuestión más amplia del contrabando.

El periódico informó de que estas niñas y mujeres jóvenes son llevadas a los cafés y restaurantes de muchos hoteles de lujo en Teherán. También son llevadas a los centros turísticos, como los de la isla Kish, y otros puntos turísticos del norte de Irán, siendo a veces transportadas hasta los países vecinos.

Entre los factores que se enumeran para la propagación de este fenómeno, dijo el informe, están el desempleo y la falta de un ingreso vital adecuado, así como la adicción a las drogas y las crecientes tasas de divorcios.

Categorías
Asia y AméricaIránNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRegiónUNUS