Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Los turcos votan en un día histórico para su sistema político

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan saluda a la multitud durante una concentración en el distrito Kartal de Estambul, Turquía el 15 de abril de 2017. (Berk Özkan - Anadolu Agency)

Los turcos votarán este domingo en un referéndum  que podría asignar amplios nuevos poderes para presidente Recep Tayyip Erdogan y para cada futuro presidente a partir de mañana, al implementarse el cambio más radical del sistema político del país en su historia moderna.

Las encuestas de opinión dan una estrecha ventaja para el voto del “Sí”, cuya victoria reemplazaría a la democracia parlamentaria de Turquía por un sistema presidencialista y podría ver a Erdogan en el cargo hasta al menos 2029, siempre que gane las elecciones, para asegurarse el liderazgo durante dos mandatos consecutivos, el nuevo límite que establecería la reforma constitucional.

El resultado también influirá en las tensas relaciones de Turquía con la Unión Europea. El Estado miembro de la OTAN ha frenado el flujo de inmigrantes – principalmente refugiados de las guerras en Siria e Irak – hacia el bloque comunitario, pero Erdogan dice que podría revisar el acuerdo después de la votación.

Esto se debe al hecho de que la prometida ayuda financiera y la flexibilización de las restricciones de visado a los ciudadanos turcos, que formaban parte del acuerdo para frenar el flujo de refugiados y migrantes han sido ignoradas por la UE, y Turquía considera que es la única parte que está cumpliendo el trato.

Alrededor de 55 millones de personas tienen derecho a votar en 167.140 centros de votación que se han abierto a las 7:00 de la mañana (04:00 GMT) en el este y a las 8 de la mañana en el resto de Turquía. La votación termina a las 17:00 (14:00 GMT). Los votantes turcos en el extranjero ya han emitido sus votos.

“Esta es nuestra oportunidad para retomar el control de nuestro país”, dijo el autónomo Bayram Seker, de 42 años, tras votar “Sí” en Estambul.

“No creo que el gobvierno de un solo hombre sea tan espantoso. Turquía ha sido gobernada en el pasado por un solo hombre “, dijo, refiriéndose al fundador de la Turquía moderna , Mustafa Kemal Ataturk.

Voto dividido 
El referéndum ha dividido amargamente a la nación. Erdogan y sus partidarios dicen que los cambios son necesarios para mejorar la constitución actual, escrita por generales después de un golpe militar de 1980, enfrentar los desafíos políticos y de seguridad que enfrenta Turquía y evitar los frágiles gobiernos de coalición del pasado.

Los opositores dicen, en cambio, que es un paso hacia un mayor autoritarismo, en un país donde unas 47.000 personas han sido encarceladas a espera de juicio y 120.000 han sido despedidas o suspendidas de sus puestos de trabajo en una ola de represión del gobierno tras el fracasado golpe de Estado de julio del año pasado, según critican los grupos de defensa de los derechos humanos de Turquía.

Las relaciones entre Turquía y Europa tocaron fondo durante la campaña del referéndum, cuando algunos países de la UE, incluyendo Alemania y los Países Bajos, prohibieron a los ministros turcos organizar manifestaciones en apoyo de los cambios y evitaron el acceso de los ministros a las embajadas turcas, vulnerando las convenciones diplomáticas internacionales. Erdogan llamó a estos movimientos “actos nazis” y dijo que Turquía podría reconsiderar los lazos con la Unión Europea después de muchos años de buscar la adhesión a la UE.

Hamit Yaz, de 34 años, capitán de barco en Estambul, dice:

He votado ‘No’ porque no quiero que todo este país y sus poderes legislativo, ejecutivo y judicial sean gobernados por un solo hombre. Esto no haría a Turquía más fuerte o mejor como dicen. Esto debilitaría nuestra democracia.

El primer ministro Binali Yildirim emitió su voto en una escuela en la provincia de Izmir, cerca de la costa del Mar Egeo en el oeste de Turquía.

“Sea cual sea el resultado, le daremos el más alto respeto. La decisión de nuestra nación es la mejor decisión “, dijo a los periodistas después de votar.

Militantes separatistas kurdos mataron esta mañana a un escolta en un ataque contra un vehículo que transportaba a un cargo del AKP, el partido gobernante, en la provincia de Van, en el sudeste de Turquía, según informaron fuentes de seguridad.

Según la policía turca, militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) organizaron el ataque en el distrito Muradiye de Van. El segundo de los escoltas del oficial del AKP resultó herido y 17 personas fueron detenidas en relación con el ataque, añadieron.

Amplia movilización

En la víspera de la votación, Erdogan celebró cuatro manifestaciones separadas en Estambul, instando a los partidarios a que participen masivamente.

“El 16 de abril será un punto de inflexión para la historia política de Turquía … Cada voto que se emita mañana será la piedra angular de nuestro renacimiento”, dijo a una multitud de simpatizantes.

“Sólo quedan horas. Llamen a todos sus amigos, familiares, conocidos y diríjanse a las urnas “, dijo.

Erdogan y el AKP han disfrutado de una cobertura desproporcionada de los medios de comunicación en la campaña de la votación, eclipsando a la principal oposición secular del Partido Republicano Popular (CHP) y al izquierdista pro-kurdo Partido Popular Democrático (HDP).

Erdogan ha tratado de ridiculizar al líder de CHP Kemal Kilicdaroglu, mostrando videos de sus errores durante las manifestaciones, y ha asociado el voto “No” con el apoyo al terrorismo.

Kilicdaroglu ha acusado a Erdogan de buscar un “régimen personalista”, y dijo que los cambios propuestos pondrían al país en peligro. “Esto no es una cuestión de derecha o de izquierda … esto es un asunto nacional … Haremos nuestras elecciones con nuestros hijos y el futuro en la mente”, dijo durante su discurso en la manifestación final de los partidarios del “No” en la capital, Ankara.

Kilicdaroglu también dijo en una manifestación en Ankara ayer:

¿Queremos un sistema parlamentario democrático o queremos un régimen personalista? Estamos poniendo a 80 millones de personas en un autobús sin frenos.

Los defensores de la reforma argumentan que acabaría con el actual “sistema de dos cabezas” en el que tanto el presidente como el parlamento son elegidos directamente, situación que ,argumentan, podría dar lugar a una parálisis inoperativa frente a los grandes desafíos de país.

Hasta 2014, los presidentes fueron elegidos por el parlamento.

El gobierno dice que Turquía, involucrada en sendos conflictos en Siria e Irak, y que hace frente amenaza de Daesh y de los militantes armados del PKK, necesita un liderazgo fuerte y claro para combatir el terrorismo.

El paquete de 18 enmiendas suprimiría el cargo de primer ministro y daría al presidente la autoridad para redactar el presupuesto, declarar el estado de emergencia y emitir decretos que se apliquen a los ministerios sin aprobación parlamentaria.

Categorías
EUEuropa y RusiaNoticiasOrganizaciones InternacionalesRegiónTurquía