Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

El artista libanés Nadim Karam: “Intento traer sueños a una ciudad”

Imagen del artista libanés Nadim Karam [Nadim Karam / Twitter]

 

 

“Siempre digo que intento traer sueños a una ciudad para crear alegría”, dice el artista y arquitecto libanés Nadim Karam cuando le pregunto acerca de su obra icónica Archaic Procession (“Procesión Arcaica”), una serie de esculturas de bestias y humanoides de cinco metros de altura situadas alrededor de Beirut en los años noventa. En total, Karam y su equipo moldearon 20 figuras de acero – incluyendo un gato salvaje, un elefante, un bebé fenicio y a Aníbal- y las colocaron en puentes, tejados y en las plazas públicas de alrededor de la ciudad.

Entre los edificios destruidos y los escombros del Beirut de posguerra, el proyecto de arte público llevó un elemento del absurdo a una ciudad que salía de años de guerra. Eran “anti-símbolos” para representar la locura de la guerra civil en la cual la gente había luchado y había muerto por su lealtad a los símbolos religiosos y políticos. También se convirtieron en “juguetes urbanos”, o en la forma de Karam de trascender culturas, fronteras y religiones. El conjunto de esculturas “simbolizan la diversidad de una forma u otra”, me dice Karam. “Es una procesión de la diversidad”.

“Tienes diferentes animales, eso es porque yo veo a toda la especie humana como la misma configuración”, explica. -“¿Por qué animales? No puedo poner un mono y una jirafa uno al lado del otro y decir que son los mismos en términos de formas; son cosas completamente diferentes, pero siguen siendo animales. Dentro de la “Procesión Arcaica” tienen la misma altura, lo que significa que la jirafa es del mismo tamaño que el mono y del mismo tamaño que un elefante. Son arquetipos del mismo tipo, arquetipos leídos por diferentes culturas de la misma manera”.

Una visión general de ‘La Procesión Arcaica’, de Nadim Karam; en el Distrito Central de Beirut [1995-2000]

Una visión general de ‘La Procesión Arcaica’, de Nadim Karam; en el Distrito Central de Beirut [1995-2000]

No sólo en su Beirut natal se han construido los “sueños” de Karam. En el puente de Sandridge, en Melbourne, se ha construido una serie de figuras, cada una de las cuales representa un período de la inmigración hacia Australia y el momento en el que los antiguos migrantes llegaban tradicionalmente al país. El “período de condena”, entre 1788 y 1868, cuando un elevado número de prisioneros de Inglaterra fueron enviados a Australia, está representado por la figura de un hombre con una pala en la mano, mientras que una pareja corriendo representa el período de inmigración europea al país.

En conjunto, “Viajeros”, la nueva obra de Karam, está compuesta por 10 esculturas de nueve metros que se van moviendo a través del puente mediante un carril de tren por la mañana, al mediodía y por la noche y juntos celebran el encuentro de culturas.

Para que sus esculturas interplen a las personas que hay a su alrededor, -un elemento esencial de su trabajo-, Karam investiga la historia, la cultura, los recuerdos – “la historia básica” – de una ciudad para “captar el espíritu” de lugar y conocer el contexto del proyecto. La colaboración con la comunidad local es clave; “Todos estos proyectos son una especie de diálogo”, dice.

Esto es particularmente intenso en su trabajo actual, “El Diálogo de las Colinas”, que se expondrá en Ammán (Jordania). Si bien la capital jordana en su conjunto se construyó sobre siete colinas, las comunidades que se han desarrollado en cada una tienen su propia historia, carácter y posición socioeconómica. El trabajo de Karam pretende reunirlos alrededor de una serie de jardines comunitarios, cada uno adornado con una escultura decidida por el propio pueblo.

“Hay diferencias en términos de clase y esto puede reunir a más y más personas”, dice sobre su proyecto en las colinas de Ammán. “El arte es una manera de comunicarse con los demás, especialmente el tipo de arte que yo hago, en un contexto urbano. Al hacer algo así, no hay manera de que no se comuniquen con los demás; es un contexto social porque todos trabajamos en medio de la ciudad. Tienes que comunicarte con todos en esa ciudad; Los ciudadanos forman parte de todo el proceso”.

En 2016, Karam creó “Shout and Silence” (“Grito y silencio”), una serie de figuras curvas de acero inoxidable, algunas brillantes y otras pintadas con pintura negra mate y lacada. El trabajo es una reflexión sobre las luchas por el poder, la guerra y la migración masiva que estaban teniendo lugar en Oriente Medio , y de cómo tanta gente hablaba sobre estos problemas, sin que se haga nada por arreglarlos. “Hay demasiados gritos en nuestra zona, pero no se oye mucho. Estas esculturas también muestran la parte silenciosa de Oriente Medio, donde hay tanto grito y al mismo tiempo están todos estos millones de refugiados que simplemente se mueven en silencio de alguna manera”.

El artista describe su trabajo como “sociopolítico” más que político. “Estoy más interesado en la forma en que podemos dinamizar y crear energía dentro de nuestros sistemas sociales”. La política, sugiere Karam, y la forma en que ésta funciona en esta parte del mundo está, por el contrario, tratando de matar esta posibilidad de abrirse y convertirse en liberal. “Mi arte se sitúa en el lado opuesto de la política al ser apolítico y crear un impulso social para avanzar”.

Cuando le pregunto cuánto tiempo tarda en realizar cada obra desde el momento en que se concibe hasta el momento en que se construye, Karam se ríe. “Al estar en ciudades nunca sabes cuánto tiempo se tardará. Depende de las elecciones, depende de qué calle vaya a ser cedida o cambiada, y de qué alcalde haya sido destituido o cambiado o encarcelado. No te puedes imaginar de cuántas cosas depende”.

Trou de memoire

Me cuenta que algunos proyectos en Japón le han llevado hasta veinte años. “Los comencé cuando era estudiante y los terminé después de tener a mis tres hijos. A veces un proyecto comienza repentinamente y luego desaparece durante unos años, después de que unas elecciones le den la vuelta a todo el sistema. Es una cosa orgánica, como la ciudad misma. Son grandes proyectos, de la escala de una ciudad, por lo que viven con la ciudad, crecen con la ciudad y suceden o no suceden basándose en la vida de la ciudad “.

Karam lleva una vida llenando de esculturas todo el mundo, pero todas ellas comenzaron como dibujos en su cuaderno de bocetos. A finales de Abril de este año, la Fine Art Society de Londres mostrará una retrospectiva de su obra; pinturas, esculturas, la pieza central “Trou de Memoire”, y también 40 obras inéditas sobre papel. “Los bocetos son una de las cosas más importantes para mí a la hora de crear todos mis proyectos. Estoy dibujando todo el tiempo, especialmente cuando viajo, y viajo mucho”.

 

Urban Stories

Si bien él es el creador que hay detrás de todo, para realizar sus esculturas Karam trabaja con un enorme equipo de personas. El trabajo comienza en la oficina del Atelier Hapsitus – el taller creativo y arquitectónico que fundó en Beirut en 1996 – con los conceptos, los diseños y los dibujos detallados. Luego varios equipos de personas trabajan en la soldadura, el corte, la forja y el diseño que se necesita para ayudar a las esculturas a tomar forma”.

Tratándose de alguien que ha viajado tanto y ha dedicado tanto tiempo a investigar tantas ciudades, ¿por qué Karam decidió quedarse en el Líbano como base para crear su trabajo? “Es de donde soy”, contesta. “Para mí es muy importante que hagamos la pelea desde aquí. Es una energía totalmente diferente la de estar aquí y desde aquí salir al mundo, porque la conciencia de estar aquí da un aporte creativo que es diferente del de cualquier otro lugar “.

Karam me comenta que actualmente convive con refugiados, viviendo su historia en una ciudad que ha sido bombardeada duramente. “Este es Beirut y me gustaría animar a cada persona creativa de aquí a desarrollar su producción y presentarla al mundo. Es muy importante que si usted, como nosotros, atraviesa esta resistencia, lo lleve más lejos, a otra etapa, y lo exprese de diferentes maneras en el mundo, a través del aporte creativo, a través del embellecimiento, a través del arte, a través … Me gustaría poder usar las palabras “amor y paz” pero, ya que todo el mundo las usa, estoy tratando de encontrar otras palabras. Es la energía que sale y te mantiene en movimiento para expresar tu creatividad, que siempre necesita estar en movimiento.”

La exposición “Historias urbanas” de Nadim Karam estará expuesta en la London Fine Art Society del 24 de Abril al 19 de Mayo de 2017

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- CulturaEntrevistasEuropa y RusiaLíbanoOriente MedioRegiónReino Unido

MEMO Staff Writer