Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Holanda expulsa a la ministra turca mientras la tensión sigue en aumento

La Ministra de la Familia de Turquía, Fatma Betul Sayan Kaya (D), recién llegada del aeropuerto de Colonia-Bonn, comparece ante los medios de comunicación junto al ministro turco de Energía y Recursos Naturales Berat Albayrak (L), en el Aeropuerto Internacional de Ataturk en Estambul, Turquía, el 12 de marzo de 2017 [Berk Özkan / Anadolu Agency]

La policía holandesa usó la violencia durante la mañana de ayer para dispersar a los manifestantes que se concentraban en los alrededores del Consulado de Turquía en Roterdam, los cuales se manifestaban en apoyo de los diplomáticos y ministros turcos a los que se había impedido acceder a las sedes de las instituciones turcas del país por parte de las autoridades de Holanda.

1) Year 2017; Europe, so-called center of contemporary civilization! We are not allowed to step in Turkish Consulate General, our own land.

Trad: 1) Año 2017; Europa, autoproclamado centro de la civilización contemporánea! No se nos permite entrar en el Consulado General de Turquía, nuestro propio país.

Turquía dijo ayer a las autoridades de los Países Bajos que tomaría represalias "de la manera más firme" después de que los ministros turcos no pudieran hablar en Rotterdam en un mitin de campaña que buscaba el voto entre los emigrantes turcos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó antes de ayer a su aliado de la OTAN de contener un "remanente nazi" y la disputa se transformó en un grave incidente diplomático al caer la noche, cuando la policía holandesa impidió a un familiar del ministro turco entrar en el consulado turco en Rotterdam.

Cientos de manifestantes se concentraron a las puertas de la institución con banderas turcas, exigiendo ver al ministro.

La policía holandesa respondió a primera hora de la mañana usando perros y cañones de agua para dispersar a la multitud, que luego tomó represalias lanzando botellas y piedras contra los agentes. Varios manifestantes fueron golpeados por la policía con sus porras antidisturbios, según dijo un testigo a la agencia Reuters. La policía llevó a cabo cargas a caballo contra los manifestantes en los alrededores del consulado, mientras los oficiales avanzaban a pie con escudos y furgones blindados antes de cargar contra los manifestantes desarmados.

Dutch police officers intervene Turkish citizens gathering outside Turkish consulate in Rotterdam to protest Dutch government after its ban on ministers, in Rotterdam, Netherlands on March 12, 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

Los agentes de la policía holandesa intervienen contra los manifestantes turcos reunidos enfrente del consulado turco en Rotterdam para protestar contra la decisión del gobierno holandés de prohibir el acceso a los ministros turcos, en Rotterdam, Holanda, el 12 de marzo de 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

Dutch police use water cannon to disperse Turkish citizens gathering outside Turkish consulate in Rotterdam to protest Dutch government after its ban on ministers, in Rotterdam, Netherlands on March 12, 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

La policía holandesa emplea cañones de agua para dispersar a los manifestantes turcos reunidos enfrente del consulado turco en Rotterdam para protestar contra la decisión del gobierno holandés de prohibir el acceso a los ministros turcos, en Rotterdam, Holanda, el 12 de marzo de 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

A police dog attacks a man as Dutch police disperse Turkish citizens gathering outside Turkish consulate in Rotterdam to protest Dutch government after its ban on ministers, in Rotterdam, Netherlands on March 12, 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

Un perro policía muerde a un hombre mientras la policía holandesa interviene contra los manifestantes turcos reunidos enfrente del consulado turco en Rotterdam para protestar contra la decisión del gobierno holandés de prohibir el acceso a los ministros turcos, en Rotterdam, Holanda, el 12 de marzo de 2017 [Mesut Zeyrek / Anadolu Agency]

Menos de un día después de que las autoridades holandesas impidieran que el ministro de Relaciones Exteriores Mevlut Cavusoglu volara a Rotterdam, la ministra de la Familia de Turquía, Fatma Betul Sayan Kaya, dijo en Twitter que no se le permitiría entrar en el territorio soberano de su país, la Embajada turca, y que había sido devuelta a la frontera alemana.

 

Netherlands is violating all international laws, conventions and human rights by not letting me enter Turkish Consulate in Rotterdam

Trad: Holanda está violando todas las leyes internacionales, convenciones y derechos humanos al no permitirme entrar en el Consulado turco en Rotterdam.

"¡El mundo debe posicionarse en nombre de la democracia contra este acto fascista! Este comportamiento contra una ministra nunca puede ser aceptado", dijo. El alcalde de Rotterdam confirmó que estaba siendo escoltada por la policía hasta la frontera alemana.

Posteriormente, la ministra Kaya subió a bordo un avión privado en la ciudad alemana de Colonia para regresar a Estambul, según publicó ayer el periódico turco Hurriyet.

4) As an elected Minister, a Turkish citizen and a woman l will never give up against this unlawful treatment.

Trad: 4) Como ministra electa, como ciudadana turca y como mujer nunca cederé ante este trato ilegal.

El gobierno holandés, presionado fuertemente por el ascenso del partido islamófobo de Geert Wilders de cara a las elecciones de la próxima semana, dijo que consideraba las visitas de los cargos turcos como "inadecuadas" y que "Holanda no puede cooperar con la campaña política pública de los ministros turcos en nuestro país".

El gobierno holandés explicó que percibió las visitas de los ministros del AKP como una potencial amenaza que podría importar las divisiones políticas a su propia minoría turca, que tiene sectores pro y anti-Erdogan. Los políticos holandeses de todo el espectro apoyaron la decisión del primer ministro Mark Rutte de prohibir las visitas.

Turquía responderá con firmeza

En un comunicado emitido ayer por la mañana, el primer ministro Binali Yildirim afirmó que Turquía había comunicado a las autoridades holandesas que tomaría represalias de las "manera más firme" y que "respondería proporcionalmente a este comportamiento inaceptable".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía aseguró que no quería que el embajador holandés en Ankara regresara a sus funciones "por algún tiempo". Las autoridades turcas precintaron la embajada holandesa en Ankara y el consulado en Estambul en represalia aparente, y cientos de manifestantes se reunieron allí para protestar contra la acción del gobierno holandés.

Erdogan espera que el gran número de emigrantes turcos que viven en Europa, especialmente en Alemania y los Países Bajos, le ayuden a hacerse con la victoria en el referéndum previsto par el próximo mes, ya que la victoria del sí daría a la Presidencia nuevos poderes transformando la democracia turca de un sistema parlamentario a un sistema presidencialista similar al de Estados Unidos.

La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que hará todo lo posible para evitar que las tensiones políticas turcas se extiendan sobre el suelo alemán. Cuatro mítines en Austria y uno en Suiza han sido cancelados debido a la creciente disputa.

Erdogan ha esgrimido las amenazas internas provenientes de los militantes kurdos y de Daesh junto al golpe de Estado fallido del pasado mes de Julio como un motivo para votar "sí" a la necesidad de conferirle nuevos poderes. Pero también ha apuntado al creciente conflicto político con Europa para transmitir una imagen de una Turquía traicionada por sus aliados de la OTAN mientras enfrenta varias guerras en su frontera sur.

El gobierno holandés prohibió al ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, asistir a una manifestación el sábado en Rotterdam, pero éste aseguró que volaría allí de todos modos, diciendo que Europa debe deshacerse de su "actitud arrogante".

Cavusoglu, que fue excluido de un mitin similar en Hamburgo la semana pasada, si bien finalmente habló en el consulado turco, acusó a los holandeses de tratar a los ciudadanos turcos en el país como rehenes, cortándolos de sus vínculos con Ankara.

"Si voy a aumentar las tensiones, que así sea... Soy el ministro de Relaciones Exteriores y puedo ir a donde quiera", añadió horas antes de que su vuelo a Rotterdam fuera cancelado.

Amenazas de sanciones

Cavusoglu amenazó con duras sanciones económicas y políticas si las autoridades holandeses le negaban la entrada, y esas amenazas resultaron un reto para el gobierno de los Países Bajos.

Estas citaron entonces razones de orden público y preocupaciones de seguridad para argumentar la retirada de los derechos de aterrizaje para el vuelo de Cavusoglu y señalaron que la amenaza de sanciones hizo imposible la búsqueda de una solución razonable y negociada.

"Esta decisión es un escándalo e inaceptable en todos los sentidos. No se atiene a las prácticas diplomáticas ", dijo Cavusoglu a periodistas en Estambul el sábado por la noche.

El político holandés islamófobo Geert Wilders, al que las encuestas colocan segundo de cara a las elecciones del miércoles, dijo en un tweet el sábado: "A todos los turcos en Holanda que están de acuerdo con Erdogan: ¡Váyanse a Turquía y NUNCA regresen!!"

Oh ja, en ik zeg tegen alle Turken in Nederland die het met Erdogan eens zijn:

GA naar Turkije en kom NOOIT meer terug!!

Rutte, el primer ministro holandés, declaró: "Esta mañana en la televisión [el ministro turco] dejó claro que estaba amenazando a los Países Bajos con sanciones, y nunca podremos negociar con los turcos bajo tales amenazas. Así que decidimos en una conferencia telefónica que era mejor que no viniera."

'Remanentes nazis y fascistas'

Dirigiéndose a un grupo de simpatizantes, Erdogan, visiblemente enfadado, cargó ayer contra la decisión holandesa de impedir que el ministro turco de Asuntos Exteriores visitara Rotterdam.

"Escucha Holanda, saltarás una vez, saltarás dos veces, pero mi gente frustrará tu juego", dijo. "Puedes cancelar el vuelo de nuestro Ministro de Asuntos Exteriores tanto como quieras, pero vamos a ver cómo llegarán tus vuelos a Turquía a partir de ahora".

"No conocen la diplomacia ni la política. Son remanentes nazis y fascistas", dijo el presidente turco.

Rutte replicó que la referencia de Erdogan a "nazis y fascistas" era "una locura", a lo que añadió: "Entiendo que estén molestos, pero esto es, por supuesto, una completa salida de tono".

Erdogan sostiene que está claro que a Occidente le molesta el surgimiento de nuevas potencias regionales y busca generar un "no" en el referéndum.

Cavusoglu llegó a Francia el sábado para pronunciar un discurso para los emigrantes turcos en la ciudad noreste de Metz, dijo un testigo de Reuters. Anteriormente, un funcionario de la prefectura regional de Moselle dijo a Reuters que actualmente no hay planes para impedir que la reunión se lleve a cabo.

Un miembro de la Unión de Demócratas Turcos Europeos también dijo ayer a través de un mensaje en Facebook que el ministro turco de Asuntos Exteriores ya no vendría a Suiza para un evento planeado hoy después de no encontrar un lugar adecuado para la celebración del acto.

El departamento de seguridad de Zúrich, que sin éxito había presionado al gobierno federal en Berna para prohibir la intervención de Cavusoglu, dijo en un comunicado ayer por la noche que estaba aliviado de que el evento había sido finalmente cancelado.

Categorías
AlemaniaEuropa y RusiaHolandaNoticiasRegiónTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines