Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

De Londres a Yenín: En busca del hombre en la fotografía

Una doctora británica se dirigió a Cisjordania para encontrar la historia que había detrás de una fotografía que una vez compró.

La periodista británica y doctora Kate Adams compró una fotografía de un palestino de pie en las ruinas de su propia casa. Seis años más tarde, la fotografía la llevó a un viaje a los Territorios Palestinos Ocupados para encontrar al hombre.

La imagen fue tomada por el fotógrafo de guerra francés Patrick Chauvel en el campo de refugiados de Yenín en 2002.

“La foto es increíblemente sorprendente, resulta intrigante el amasijo de escombros”, explicó Adams a MEMO, “con esta pared de fondo, con cielos azules y palmeras y este hombre de pie allí”. Es una foto cautivadora aseguró, pero fue la historia que acompaña a la fotografía lo que atrajo a Adams.

“La inscripción que acompañaba a la foto decía: Realicé está fotografía en 2002, y cuando dejé la cámara, la esposa del hombre me ofreció un café”.

-Me tocó -prosiguió Adams-, porque este hombre y su familia lo habían perdido todo, y aun así le ofrecieron un café a un extraño.

“Era un gesto increíble de hospitalidad en una situación de desesperación”.

Esta foto fue exhibida en una subasta de recaudación de fondos en el Frontline Club de Londres en 2010. Ha estado en la pared en el consultorio de cirugía de la doctora Adams desde entonces.

Kate Adams en su consultorio, Londres [Jehan Alfarra / Middle East Monitor]

“Reparaba en la foto a menudo [recientemente] porque estaba siguiendo la historia de Alepo y la horrible destrucción allí”, añadió Adams, “y me hizo … preguntarme qué le había pasado a este hombre y a su familia”. En 2016, Adams decidió ir a Yenín y tratar de encontrar al “hombre de los escombros”.

Fuera de Yenín

Adams no había estado en Palestina desde 1993 y no hablaba árabe ni hebreo. Con nada más que la foto en la mano, se dirigió a Yenín.

La única información que tenía era la foto, en la que aparecía un minarte que podía ser de ayuda.

Adams voló al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv, y desde Jerusalén se dirigió a Ramallah, y luego a Nablus donde tomó el autobús a Yenín.

“Llegué a Yenín a las 11 de la mañana”, relató a MEMO, describiéndola como una “ciudad muy caliente, polvorienta y bulliciosa”. Adams encontró a algunos oficiales de seguridad palestinos, uno de los cuales hablaba inglés. Mientras le mostraba la fotografía pidiendo direcciones, los lugareños se reunieron y uno de ellos reconoció la mezquita. -Eso se parece a la Mezquita Al-Ansar -le dijo-.

“Así que antes de saberlo, estaba en un taxi yendo a esta mezquita”.

Con el taxista actuando como su guía y traductor, Adams fue llevado por los lugareños a una pequeña tienda a pocas calles de la mezquita.

La nuera de Ibrahim Saleh de pie fuera de la tienda, Yenín. Kate Adams

“La mujer que aparece en la fotografía, salió, miró la foto. Tenía una gran sonrisa en su rostro y me dijo “ese es Ibrahim Mahmoud Saleh, es mi suegro”; Adams no podía creerlo.

“Cerca de una hora después de eso, yo estaba sentado en su casa, tomando café con él y su familia”, continuó.

Yo estaba experimentando su hospitalidad en su casa y eran muy acogedores, les resultó sorprendente que una mujer de Londres que no conocían tuviese una foto suya en la pared de su casa y que hubiese viajado para encontrarlos.

Adams supo que la fotografía fue tomada el día después de que el ejército destruyese su vivienda.

La esposa de Ibrahim, Rasmieh, contó lo que había sucedido a su casa en 2002. Como la batalla de Yenín estaba en marcha en el campamento, un día Rasmieh podría ver cientos de tanques israelíes acercándose. Ibrahim quería quedarse en la casa de todos modos, pero su esposa, asustada, lo convenció de que tomara a los niños e fuesen a su aldea local por un par de semanas.

Kate Adams e Ibrahim Saleh en su casa, Yenín. Kate Adams

“Siempre había pensado que su casa había sido bombardeada”, relataba Adams, “pero en realidad, las Fuerzas de Defensa israelíes habían usado excavadoras blindadas y simplemente abrieron un camino a través de las casas”.

“Había muchas y muchas casas destruidas en el campamento, y este fue [la fotografía]  su primer día de regreso”, continuó.

Comunidades fuertes

Antes de dirigirse a Yenín, Adams imaginó que tratar de encontrar al hombre en la fotografía sería extremadamente difícil.

“En ese momento observaba la realidad a través de mis lentes londinenses”, explicó. “He vivido en mi calle en Londres durante 14 años. Conozco a mis vecinos directos, pero no reconocería a nadie más de la gente de esa calle”.

“En estas ciudades y ciudades palestinas, sin embargo, hay familias numerosas y la gente se conoce. Estas son comunidades fuertes “. Adams relató las muchas incidencias que encontró después de reunirse con Ibrahim y su esposa.

-El hogar en el que me iba a quedar … era en realidad la nuera de Ibrahim, la primera persona que conocí y que reconoció al hombre de mi fotografía.

Ibrahim tiene una familia numerosa. Tiene siete hijos, uno de los cuales había fallecido, y tiene decenas de nietos y bisnietos. “Son una gran familia fuerte en el campo y una familia muy unida que se mantienen juntos, hacen negocios juntos, y creo que tienen un olivar donde trabajan juntos”.

Ibrahim Saleh y su esposa, Rasmieh, en su casa, Yenín. Kate Adams

Durante la estancia de Adams la familia de Ibrahim celebraba la boda de uno de sus miembros, Adams se unió a la celebración como un miembro más.

“Fueron gente tan cálida y hospitalaria conmigo, y me invitaron a su casa para las celebraciones posteriores a la boda. Me sentí muy honrada y privilegiada”.

Ibrahim Saleh mirando la foto de Patrick Chauvel de él, Yenín [Kate Adams]

A su regreso de Yenín, Adams entró en contacto con Chauvel y le envió algunas fotos de Ibrahim que tomó durante su visita. Sorprendido, le confesó que había hecho lo que siempre había querido hacer. “Realmente lo recordó y recordó su gran dignidad”, dijo. Chauvel explicó que él también tenía esta foto en su pared.

“Imagínate, un fotógrafo de guerra que ha estado cubriendo guerras desde 1967 – tiene solamente dos fotografías en su pared, y ésta es uno de ellas.”

Categorías
EntrevistasEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba