Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los palestinos en el extranjero y su importante papel en el proyecto nacional

Los manifestantes participan en la manifestación "Justicia ahora - Levántate por Palestina" en Londres, Reino Unido el 6 de febrero de 2017 [Kate Green - Anadolu Agency]

 Algunos palestinos asumen que la resolución del conflicto con la ocupación israelí debe alcanzarse  solamente por la fuerza y que estamos hablando de una batalla en el sentido tradicional y superficial. Basándonos en esta creencia, si el poder es lo único activo, entonces la batalla puede ser resuelta, los balances de poder son invertidos y el problema se termina. La verdad de este asunto, sin embargo, es que se trata de una simplificación exagerada de una batalla histórica que ha durado mucho tiempo.

El estado israelí no fue establecido en 1948 debido a la derrota de los árabes en la guerra que ocurrió ese año; una guerra que el teniente general Sir John Glubb definió como “guerra falsa”. Él, Glubb Pasha, dirigió a los ejércitos árabes que participaron, como una mera formalidad, en esta guerra falsa, en calidad de comandante del ejército jordano.

Los que han leído la historia entenderán que el establecimiento del Estado israelí fue el resultado de al menos 200 años de puro trabajo político y mediático. Después de este duro trabajo en el plano político y mediático, las bandas sionistas comenzaron a prepararse para convertirse en un ejército organizado para proteger a un Estado al punto de ser establecido. Este ejército utilizó con éxito la fuerza en el momento y lugar apropiados.

Ante estos hechos y en base a ello, no parece correcto despreciar el trabajo de los palestinos en el extranjero, ni los esfuerzos realizados por las comunidades palestinas en Occidente, ni la formación de grupos de presión política por parte de las comunidades palestinas. Esto se debe a que sin su trabajo, la causa palestina no se puede explicar, no podemos promover nuestra narración, ni podemos llegar a Occidente, incluyendo a las grandes capitales que toman las decisiones para influir en ellas. Esta es una etapa que precedió a la creación del Estado israelí por al menos 100 años. Las organizaciones políticas sionstas tuvieron mucho éxito en este área y finalmente recibieron apoyo internacional, lo que les permitió hacer realidad el sueño sobre la tierra palestina, escrito por Theodor Herzl en un libro en Austria de 1896, es decir, 52 años antes.

En consecuencia, la participación del Centro Palestino del Retorno (un centro palestino que opera en Londres) en las sesiones de la ONU que discuten asuntos relacionados con refugiados, muros, asentamientos e ataques israelíes a la tierra y al pueblo es un gran logro que no debe ser ignorado. Además de esto, una reunión parlamentaria organizada por Europa o una visita organizada a los campamentos de refugiados son muy importantes y suponen grandes pasos en el camino para explicar la perspectiva palestina. Además, un evento organizado por la oficina de la OLP en una capital europea o un evento organizado por la embajada palestina en un país occidental puede marcar una gran diferencia y cambiar muchas cosas. Los resultados de estos esfuerzos no pueden ser instantáneos y no pueden ser sentidos de la noche a la mañana por aquellos que observan la situación. Es un esfuerzo acumulativo que pueden sentir las generaciones futuras, al igual que Herzl no estaba presente cuando su sueño se hizo realidad.

Los esfuerzos palestinos en Occidente no pueden ser marginados, y esto se aplica a los esfuerzos diplomáticos realizados por la ANP, la OLP y las embajadas repartdas por todo el mundo. También se aplica a las organizaciones civiles palestinas, a las organizaciones extranjeras que apoyan los derechos de los palestinos y a las comunidades palestinas de todo el mundo. Todo este trabajo es importante y contribuye a los esfuerzos encaminados a restablecer los derechos del pueblo palestino. También marca una diferencia significativa en la posición del mundo, incluyendo las opiniones públicas de la gente libre. Vimos esto claramente representado cuando más de 100.000 británicos se manifestaron contra el ataque israelí en la Franja de Gaza en 2014. También protestaron por la cobertura de la BBC, que está financiada con dinero de sus impuestos. Esta era una escena sin precedentes y desconocida que no habría ocurrido si la narrativa israelí hubiera seguido siendo la únca expuesta y permaneciese engañando al mundo civilizado. Todo esto se ha hecho posible porque la narrativa alternativa se ha hecho un hueco en el espectro.

La conclusión es que el proyecto nacional palestino es una lucha a largo plazo, y este proyecto necesita una nación que tenga suficiente paciencia para alcanzar su meta. En última instancia, el tiempo dirá si los que fueron derrotados en el pasado saldrán victoriosos en el futuro. Según Ibn Jaldún, las vidas de las civilizaciones son como la vida natural de las personas: nacen, envejecen y mueren.

Traducido de Al-Quds Al-Arabi, 14 Febrero 2017

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEUEuropa y RusiaIsraelOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónReino UnidoUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines