Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las facciones de la oposición siria se unen contra Al-Qaeda

Escombros de edificios se ven después de los ataques aéreos se llevaron a cabo en Siria [Yusuf Homs / Agencia Anadolu]

El grupo islamista de oposición sirio Ahrar Al-Sham aseguró ayer que otras seis facciones de la oposición se unieron a sus filas en el noroeste de Siria para defenderse de un asalto importante por parte de un poderoso grupo rebelde.

El grupo extremista Jabhat Fateh Al-Sham (JFS), aliado con Al-Qaeda y antes conocido como el Frente Al-Nusra, atacó a grupos del Ejército Sirio Libre (FSA) al oeste de Alepo esta semana en la provincia de Idlib, acusándolos de conspirar en contra en las conversaciones de paz en Kazajstán.

Ahrar Al-Sham, que se presenta como un grupo islámico suní, se unió a los grupos de la FSA aludiendo que el JFS había rechazado los intentos de mediación. La declaración de Ahrar recoge que cualquier ataque contra sus miembros equivale a una "declaración de guerra", y no dudaría en hacerle frente.

Las facciones de la oposición Alwiyat Suqour Al-Sham, Fastaqim, la rama de Idlib de Jaish Al-Islam, Jaish Al-Mujahideen y la rama de Al-Jabha Al-Shamiya en el oeste de Alepo confirmaron en una declaración que se habían unido a Ahrar Al-Sham.

La declaración de Ahrar Al-Sham también mencionó un sexto grupo, las Brigadas Revolucionarias Sham, y "otras brigadas" que también se habrían adherido junto a estos cinco.

Aunque no es considerado terrorista por Washington y otras grandes potencias occidentales, Ahrar Al-Sham es considerado un grupo terrorista por Moscú y no asistió a las conversaciones de paz de Astana, respaldadas por Rusia. Sin embargo, aseguró que apoyaría a las facciones de la FSA que participaron si éstas logran un resultado favorable para la oposición.

El ataque de JFS había amenazado con eliminar a los grupos de la FSA que también recibieron respaldo de países opuestos al presidente sirio Bashar Al-Assad y su régimen, como los ricos estados árabes del Golfo, Turquía y Estados Unidos.

Internacionalmente considerado como un grupo terrorista, JFS ha sido excluido de todos los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto sirio, incluida la reciente tregua negociada por Rusia y Turquía. Desde el nuevo año, el grupo ha sido blanco de una serie de ataques aéreos estadounidenses.

Mientras que JFS ha luchado a menudo en las proximidades de los rebeldes de la FSA contra el régimen de Assad, también tiene el record en acabar con los grupos FSA de respaldo extranjero durante el complejo conflicto de Siria, de casi seis años.

Categorías
NoticiasOriente MedioSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines