Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La educación de los niños refugiados es un reto

UNICEF ha presentado un documental sobre las conciciones que impiden a los niños sirios un desarrollo y una vida propia de la infancia
Niños en un campo de refugiados [Anadolu]

Los niños sirios refugiados están luchando para acceder a una educación a pesar de que muchos de ellos están obligados a abandonar las escuelas y trabajar, o por el contrario son empujados hacia el matrimonio, UNICEF ha presentado un documental sobre esta situación.

Alrededor de la mitad de los niños sirios en edad escolar en el Líbano - 187.000 jóvenes - están fuera de la escuela, explicó UNICEF. El organismo encargado de la ONU señaló que el Líbano alberga el mayor número de refugiados per cápita en el mundo. En lugar de obtener una educación, miles de niños sirios, algunos de tan sólo seis años de edad, están trabajando en la agricultura, las fábricas, la construcción y en las calles.

UNICEF y el gobierno del Líbano han proporcionado a más de 150.000 niños sirios refugiados acceso a las escuelas públicas. Sin embargo, para que estas medidas sean efectivas y garanticen la aplicación de los diferentes programas, UNICEF solicita 240 millones de dólares para programas de educación en el Líbano para 2017.

"La pobreza, la exclusión social, la inseguridad y la guerra de la que huyen están impidiendo a los niños sirios obtener una educación, dejando a toda una generación en desventaja, empobrecida y en riesgo de ser empujados al matrimonio precoz y al trabajo infantil". Aseguró Tanya Chapuisat, representante de UNICEF en el Líbano. Trabajando con el gobierno y con nuestros socios, hemos conseguido que casi la mitad de los niños sirios refugiados que viven en Líbano adquieran algún tipo de educación. Ahora es el momento de llegar a la otra mitad para que cada niño tenga la oportunidad de obtener una educación de calidad ".

Uno de los niños sirio refugiado que aparece en el documental es Jumaa de 14 años de edad. El chico le relata a UNICEF como ha olvidado leer o escribir desde que abandonó la escuela y tomó un trabajo a cambio de 2 dólares al día.

Otro de estos niños es Mohamed, de 11 años, quien cuenta que no ha ido a la escuela desde que llegó al Líbano hace cuatro años trabaja para colaborar con la economía familiar que no se sostendría solo con el salario de sus padres. Para Abeer, de 13 años, no hay transporte seguro para llevarla a la escuela. Ella dejó Siria hace seis años y ya no asiste a la escuela por no contar con los medios.

Además, UNICEF señala que hay 23.000 niños refugiados, la mayoría de ellos de Siria, Irak y Afganistán, que actualmente están sometidos a enfermedades peligrosas o incluso a la muerte debido al duro invierno en Grecia, Europa del Este y los Balcanes.

El pasado mes de julio, Human Rights Watch reveló que medio millón de niños sirios refugiados en edad escolar en el Líbano están sin escuela.

Imagine a School es un proyecto que tiene como objetivo proporcionar información básica sobre la falta de educación entre los niños en el Líbano. Haga clic aquí para ver su sitio web interactivo y el making-of de Imagine a School.

Categorías
IrakLíbanoNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioSiriaUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines