Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Catedráticos musulmanes critican el traslado de la embajada de EE.UU de Tel Aviv a Jerusalén

Donald Trump con Benjamin Netanyahu en su reunión el 25 de septiembre de 2016, en Nueva York [imagen de la página de Facebook de Donald Trump]

La Unión Internacional de Catedráticos Musulmanes (IUMS) ha protestado contra la reubicación planeada de la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

"Tal medida sería una descarada violación de las resoluciones de la ONU", dijo el organismo con sede en Doha en un comunicado difundido el sábado.

El nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha prometido durante su campaña electoral trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén a pesar de la renuencia a hacerlo por las administraciones pasadas, tanto republicanas como demócratas.

Mientras que Israel reclamó la ciudad como su "capital eterna" después de ocupar Jerusalén oriental durante la guerra árabo-israelí de 1967, la comunidad internacional no reconoce la demanda y las embajadas extranjeras se encuentran actualmente en Tel Aviv.

A principios de este mes, los republicanos del Senado introdujeron legislación para trasladar la embajada y reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

"Los intelectuales, académicos y líderes musulmanes no aceptarán trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén", dijo el IUMS.

Advirtió que la reubicación de la embajada "alimentaría el espíritu de conflicto y sedición, jugaría a favor de extremistas e incitaría al odio contra los que asaltaran los derechos del pueblo palestino".

"La división y fragmentación que han afectado al mundo islámico empujan a los que esperan tras la barrera a para obtener más ganancias aprovechando esta oportunidad", dijo el comunicado, llamando a los musulmanes ya las organizaciones internacionales a elevar sus voces para proteger los derechos de los y las palestinas.

Trump ha acusado a la administración del ex presidente Barack Obama de no ser lo suficientemente amistosa con Israel.

Obama ha sido crítico contra la construcción de asentamientos de Israel en la Cisjordania ocupada y Jerusalén oriental.

Ahora, después de la salida de Obama, la especulación se ha disparado sobre cómo la presidencia de Trump afectará a la relación entre Estados Unidos e Israel.

Hace dos semanas, Trump nombró a su yerno judío y sionista, Jared Kushner, como consejero principal, al que había sugerido previamente para servir como enviado en Oriente Próximo debido a sus vínculos con Israel.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines