Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Pelea entre diputados turcos durante un debate sobre la reforma de la Constitución

Sesión del parlamento turco

 

Los legisladores turcos aprobaron hoy tres artículos más de un controvertido proyecto de ley que reforzará los poderes del Presidente Recep Tayyip Erdogan, transformando formalmente a Turquía de una democracia parlamentaria en un país gobernado a través de un sistema presidencial.

Cinco de los 18 artículos ya han sido aprobados con la mayoría de tres quintos requerida para que la nueva Constitución se someta a un referéndum, del que se espera que se produzca en abril.

Los legisladores comenzaron la semana debatiendo la primera lectura del proyecto de ley de 18 artículos para cambiar la Constitución para crear una presidencia ejecutiva.

Los artículos aprobados abarcan la reducción de la edad mínima de los parlamentarios de 25 a 18 años, estipulando que las elecciones parlamentarias se celebren cada cinco años, en lugar de cuatro, así como un artículo sobre las competencias del parlamento.

El proyecto de ley se ha encontrado con protestas tanto fuera como dentro de la Gran Asamblea Nacional turca, donde una pelea estalló dentro de la cámara durante la votación que tuvo lugar en una sesión nocturna.

Después de la pelea, un político del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) fue citado por la agencia Reuters diciendo que Turquía celebrará elecciones anticipadas si el parlamento no aprueba un paquete de reforma constitucional que amplíe los poderes de Erdogan.

"Estoy orgulloso de mis diputados [del Partido Popular Republicano - CHP] que mostraron resistencia a pesar de todos los ataques del AKP, que está desesperado por derribar la sede de la voluntad de la nación", dijo el vicepresidente del opositor CHP, Ozgur Ozel.

Mientras que los críticos dicen que el movimiento es parte de un intento de acumulación del poder por parte de Erdogan, los partidarios de la reforma dicen que pondrá Turquía en la línea de Francia y EE.UU., y que es necesario para crear un Gobierno eficiente en una Turquía cada vez más inestable sacudida por la turbulencia regional.

De aprobarse los cambios propuestos, ya no habrá un gabinete formal, pero habrá ministros a quienes el presidente tendrá el poder de nombrar y despedir.

Categorías
Europa y RusiaNoticiasRegiónTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines