Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un veterano de guerra de Irak tras la masacre de Florida

Como aún no se ha demostrado que tenga pertenencia a ninguna secta musulmana, al asesino se le ha catalogado de lobo solitario

Un veterano de la guerra de Irak sacó un arma de su equipaje facturado y abrió fuego en la zona de facturación del aeropuerto de Fort Lauderdale, matando a cinco personas, meses después de haberse personado en una oficina del FBI con un comportamiento extraño.

Esteban Santiago, de 26 años, que fue detenido inmediatamente después del tiroteo y sometido a un largo interrogatorio, debía enfrentar cargos federales en el tiroteo, dijo George Piro, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Miami.

Piro dijo que los investigadores no habían descartado el terrorismo como un posible motivo del atentado y estaban revisando los recientes viajes del sospechoso.

Santiago, que había servido en el ejército estadounidense, había llegado a Ft. Lauderdale poco antes de las 13:00 en hora local, en un vuelo de conexión desde Alaska, según lo que dijeron las autoridades, cuando recuperó una pistola semiautomática de 9 mm de su equipaje facturado y comenzó a disparar indiscriminadamente.

El comisionado del condado de Broward, Chip LaMarca, dijo en Twitter que el hombre armado entró en un baño para cargar su arma y salió disparando. Varios testigos le dijeron a la televisión MSNBC que sólo se detuvo después de quedarse sin munición, momento en el que se rindió a la policía.

Los videos de teléfonos móviles publicados en las redes sociales mostraban a los viajeros de rodillas y tratando de ayudar a las víctimas en el suelo junto a un carrusel de equipajes. Al menos dos de las víctimas tenían charcos de sangre por heridas en la cabeza.

El pistolero, que llevaba una camiseta de "Star Wars", no dijo nada mientras disparaba, dijeron testigos a MSNBC.

"Este es un acto de maldad sin sentido", dijo el gobernador de la Florida, Rick Scott, a los periodistas.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama había hablado con Scott y la alcaldesa del condado de Broward, Barbara Sharief, y había expresado sus condolencias a los seres queridos de las víctimas.

Además de los cinco muertos, otros ocho resultaron heridos por disparos y unas tres docenas fueron llevados a hospitales locales con moretones o huesos rotos sufridos en el caos que rodeaba la masacre.

Piro dijo que Santiago se había presentado en una oficina del FBI en Anchorage en noviembre del año pasado, actuando de manera errática y que fue entregado a la policía local, que lo llevó a un centro médico para una evaluación mental.

Un funcionario de la ley federal dijo a Reuters que Santiago le dijo a los agentes en la oficina de Anchorage en noviembre que su mente estaba siendo controlada por una agencia de inteligencia estadounidense, que le ordenaba que mirara videos de Daesh.

Santiago sirvió de 2007 a 2016 en la Guardia Nacional de Puerto Rico y la Guardia Nacional de Alaska incluyendo un despliegue a Irak de 2010 a 2011, según el Pentágono.

Ingeniero privado de primera clase y de combate, recibió media docena de medallas antes de ser transferido a la reserva inactiva en agosto del año pasado.

Una tía dijo que regresó de su último despliegue siendo "una persona diferente", informó MSNBC.

Permiso para volar con armas (esto es parte de la noticia anterior)

Volar con armas de fuego es rutinario y legal en los Estados Unidos, siempre y cuando las armas se mantengan en un contenedor cerrado y de costado duro como equipaje facturado solamente, bajo las reglas de la TSA. Las municiones están prohibidas en las bolsas de mano, pero se permiten en el equipaje facturado.

El ataque fue el último de una serie de tiroteos masivos que han azotado a Estados Unidos en los últimos años, algunos inspirados por militantes con una visión extremista del Islam, otros llevados a cabo por solitarios mentalmente perturbados o terroristas de supremacía blanca.

John Schlicher, quien dijo a MSNBC que vio el ataque, dijo que el tirador estaba "disparando directamente contra nosotros" mientras los pasajeros esperaban sus maletas. Su esposa dio primeros auxilios a una víctima que había recibido un disparo en la cabeza, y su suegra usó su suéter para atender a otra víctima, pero resultó que esa persona ya estaba muerta, dijo.

Mark Lea, otro testigo ocular, le dijo a MSNBC: "No decía nada; estuvoa tranquilo todo el tiempo”.

El aeropuerto internacional de Fort Lauderdale-Hollywood es el segundo más grande en el sur de Florida, sirviendo como una entrada intercontinental.

Hace casi dos meses un ex trabajador de Southwest Airlines mató a un empleado de la compañía en el aeropuerto de Oklahoma City en lo que la policía calificó como un acto premeditado.

El tiroteo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos tuvo lugar el pasado mes de junio, cuando un pistolero homosexual de origen afgano mató a 49 personas e hirió a 53 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida. Su novio dijo que había estado en conflicto sobre su identidad sexual antes del ataque.

Categorías
Asia y AméricaNoticiasUSVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines