Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Se desmiente el alto el fuego en Siria

La oposición siria desmiente que haya habido un alto el fuego real en el país devastado por la guerra

 

 

Un alto funcionario de la oposición siria desmintió la autenticidad de un informe que indicaba que se había alcanzado un alto el fuego entre las facciones armadas de oposición y las fuerzas gubernamentales en la zona de Wadi Barada, cerca de Damasco, donde los bombardeos destruyeron la principal fuente de agua de la capital.

El gobierno y los combatientes aliados del grupo libanés Hezbollah lanzaron un ataque hace dos semanas para recuperar Wadi Barada, donde una fuente suministra agua a cuatro millones de personas en la capital.

Un puesto de noticias militar dirigido por Hezbollah informó de que se había alcanzado un alto el fuego durante " algunas horas" en la zona.

Pero Munir Sayal, jefe del ala política del grupo rebelde Ahrar Al-Sham, dijo a Reuters que el informe era "una mentira".

Dijo que el gobierno había rechazado, el pasado jueves, una propuesta de alto el fuego que habría permitido reparaciones a la estación de bombeo de agua y que la gente regresara a dos aldeas cercanas, de las que habían sido desplazadas.

Grupos de oposición dicen que el gobierno bombardeó la estación de bombeo de agua al comienzo de la campaña. Las Naciones Unidas no han apuntado a ningún responsable pero ha calificado el ataque de “deliberado”.

La oposición siria y otras facciones rebeldes no tienen acceso a los activos aéreos.

Los combates en Wadi Barada han ensombrecido un alto el fuego negociado por Rusia y Turquía hace una semana para allanar el camino a las conversaciones de paz que esperan darse en Kazajstán a finales de este mes.

Grupos de oposición sirios dijeron que han decidido congelar cualquier conversación sobre su posible participación en las negociaciones a menos que el gobierno sirio y sus aliados respaldados por Irán terminen lo que denominaron como las violaciones del alto el fuego.

Según las Naciones Unidas, los niños están en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua en Damasco, donde 5,5 millones de personas han tenido escaso o ningún acceso al agua corriente durante dos semanas, como resultado del bombardeo a las estaciones de bombeo de Ain Al-Fijah.

Categorías
Oriente MedioPerfilesRegiónSiriaVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines