Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Rusia y Turquía siguen hablando del alto el fuego en Siria

Los comentarios del canciller Mevlut Cavusoglu hoy parecen indicar un avance tentativo en las conversaciones encaminadas a alcanzar una tregua, pero la insistencia en que Al-Assad abandone el cargue no hará nada para facilitar las negociaciones con Rusia, su mayor respaldo
Reunión de las delegaciones rusa y turca en Moscú (Mohammed Aktas/ Anadolu)

Turquía y Rusia están preparado un acuerdo para un alto el fuego en Siria, según anunció el ministro turco de Asuntos Exteriores, añadiendo que Ankara no se moverá de su oposición al presidente Bashar Al-Assad, que permanece en el poder.

Los comentarios del canciller Mevlut Cavusoglu parecen indicar un avance en las conversaciones encaminadas a alcanzar una tregua, pero la insistencia en que Al-Assad abandone el cargo no facilitan las negociaciones con Rusia, el mayor respaldo internacional del presidente sirio.

Rusia, Irán y Turquía dijeron la semana pasada que estaban dispuestas a colaborar en la negociación de un acuerdo de paz después de celebrar conversaciones en Moscú, donde adoptaron una declaración en la que expusieron los principios que cualquier acuerdo futuro debe respetar.

"Hay dos textos preparados para ser la base de una solución en Siria. Uno de ellos es una resolución política y el otro es un alto el fuego. Pueden implementarse en cualquier momento", dijo Cavusoglu a periodistas en el marco de una ceremonia de entrega de premios en el palacio presidencial de Ankara.

"El mundo entero sabe que no es posible que haya una transición política con Al-Assad en el poder, y también todos sabemos que es imposible que los distintos actores políticos se unan alrededor de Al-Assad".

Sin embargo, la semana pasada, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que Rusia, Irán y Turquía habían acordado que la prioridad en Siria era luchar contra el terrorismo y no eliminar el gobierno de Al-Assad.

La agencia Anadolu de Turquía anunció que Moscú y Ankara han acordado una propuesta para un alto el fuego general. El Kremlin dijo que no podía hacer comentarios sobre el informe.

Un funcionario rebelde sirio dijo que las reuniones entre Ankara y las fuerzas rebeldes debían continuar esta semana, pero no pudo confirmar si se había alcanzado un acuerdo final de cesación del fuego.

El funcionario dijo a Reuters que un importante punto en las negociaciones entre los grupos rebeldes y Turquía era que Rusia quería excluir a la campiña de Damasco del alto el fuego, pero los rebeldes se negaron a hacerlo.

Un segundo oficial rebelde dijo a Reuters que aún no había un acuerdo por parte de las facciones rebeldes.

"Los detalles del acuerdo de alto el fuego aún no han sido presentados oficialmente a las facciones, y no hay acuerdo hasta ahora", dijo el segundo funcionario.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo ayer que el régimen de Assad estaba consultando a la oposición antes de posibles conversaciones de paz, mientras que un grupo de oposición respaldado por Arabia Saudí dijo que no sabía nada de las negociaciones pero apoyó un alto el fuego.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dicho que Rusia, Irán, Turquía y el régimen de Assad han acordado que Astana, la capital de Kazajstán, sea el lugar para nuevas conversaciones de paz sirias.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo hoy que el enviado especial de las Naciones Unidas, Staffan de Mistura, habló por teléfono con el canciller Sergei Lavrov y apoyó los esfuerzos para establecer un alto el fuego y nuevas conversaciones de paz.

El principal órgano político de la oposición siria instó ayer a los grupos rebeldes a cooperar con "esfuerzos regionales sinceros" para llegar a un acuerdo de alto el fuego, pero que no había sido invitado a ninguna conferencia, refiriéndose a la reunión de Kazajstán.

Categorías
Europa y RusiaIránNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRegiónRusiaSiriaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines