Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Egipto: ¿Quién queda en el ejército tras el golpe de Estado de 2013?

El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi, rodeado por los principales generales militares en El Cairo, Egipto el 25 de octubre de 2014

La decisión de reemplazar a los comandantes de las Fuerzas de Defensa Aérea y las Fuerzas Navales de Egipto ha reavivado el debate sobre el golpe militar contra Mohamed Morsi, el primer presidente elegido en votaciones de la historia del país, el 3 de julio de 2013.

La semana pasada, el presidente Abdel Fattah Al-Sisi reemplazó al teniente general Osama Mounir Mohamed Rabie, comandante de las fuerzas navales, y nombró en su lugar al general Ahmed Khaled Saeed. Sisi también dispuso la sustitución del teniente general Abdel-Moneim Ibrahim Bayoumy Altras, comandante de las Fuerzas de Defensa Aérea, por el general Ali Mohamed Fahmy.

Sisi trasladó a Rabie a un nuevo puesto de trabajo como jefe adjunto de la Autoridad del Canal de Suez, y nombró a Altras como asesor presidencial para asuntos militares, lo que se hará efectivo el domingo.

De acuerdo a este decreto, los dos ex comandantes de las Fuerzas Aéreas y Navales ya no son miembros del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF). El mayor consejo militar, que se encarga de dirigir la principal sala de operaciones de las Fuerzas Armadas en estado de guerra.

El SCAF está formado por los líderes de las Fuerzas Armadas egipcias, liderado por los jefes de personal de las Fuerzas Armadas, Sedki Sobhy y Mahmoud Hegazy.

Cambios en la estructura del Consejo militar

El SCAF cuenta con 25 generales y un presidente del consejo. Todos juegan papeles importantes en el gobierno del país e influencian los grandes activos económicos que posee el ejército egipcio.

El 17 de marzo de 2014, Sisi decidió reorganizar el SCAF. Se trató de una decisión poco ortodoxa, dado que estos cambios se suelen realizar bianualmente, en enero o en julio.

Líderes del SCAF

Aún así, a pesar de una serie de cambios de alto perfil, uno de los miembros que permanecen en servicio a día de hoy es Mamdouh Shahin, asesor de asuntos legales para el Ministro de Defensa, quien también fue el primer miembro del SCAF en hacer una aparición en la televisión por satélite.

Shahin es considerado uno de los más importantes expertos militares en los que confía el SCAF sobre todos los asuntos relacionados con leyes militares y alianzas con otros partidos estatales a la hora de preparar estas leyes.

Shadid fue uno de los miembros fundadores del SCAF y miembro del comité que redactó la constitución, conocido como el comité de 100 personas. Aunque excede la edad legal para que los miembros del SCAF se retiren.

Otro miembro del SCAF a punto de alcanzar la edad de jubilación es Ahmed Farid Hegazy, secretario general del Ministerio de Defensa. Hegazy fue nombrado comandante del segundo ejército terrestre durante dos años, de 2010 a 2012. Por aquel entonces era asesor del Ministro de Defensa y secretario general del ministerio.

Mohsen El-Shazly, comandante de la zona militar del sur durante el gobierno del consejo milita del país, continuó en esta posición después de que Morsi fuese nombrado presidente y hasta que Sisi se convirtió en Ministro de Defensa y realizó una serie de cambios en agosto de 2012. Retiró a El-Shazly de su posición y le nombró líder de operaciones de la SCAF, permitiendo así a El-Shazly permanecer como miembro del SCAF.

Younes Sayed Hamed Al-Masri, comandante de las fuerzas de guardia fronteriza y miembro del SCAF que planeó el golpe de Estado y uno de los que ejecuta el plan de desalojar el pueblo de Rafah y destruir los túneles de Gaza; también ha mantenido su posición en el SCAF. También es así para los líderes de armamento en las Fuerzas Armadas; Abdul Mohsen Al-Shabrawi, Ahmed Abu Dahad, Gamal Ismail, Emad Al-Alfi, Mohammad Ameed, Medhat Ghazy, Mohammed Al-Shehat, Osama Askar, Mohammed Abdulelah, Tawheed Tawfiq, Mohammad Al-Zamlout, Yayhya Al-Hamili y Khairat Barakat.

Sisi ha traicionado a muchos de sus amigos durante el golpe, la mayoría de ellos importantes, entre los que están el ex ministro de Interior Mohammad Ibrahim, quien llevó a cabo las masacres de Rabaa Al-Adaweya y Al-Nahda; y el ex jefe de inteligencia, Mohammad Al-Tuhami, por razones desconocidas.

En sólo dos años, Sisi ha destituido a 1500 oficiales y les ha retirado de sus posiciones en el ejército como medio de imponer su control sobre la institución militar y para asegurar la lealtad de sus líderes y oficiales. Quizás tenga miedo de que algunos de ellos pudiese apoyar una nueva revolución que terminase en un golpe de Estado contra sus actos de represión, segun Arabi21. El 31 de diciembre de 2015, el presidente egipcio jubiló a 13 oficiales de inteligencia de alto nivel. El Boletín Oficial publicó el texto del decreto relativo a la liquidación de la agencia de inteligencia, ya que destituyó abiertamente a 67 oficiales desde la caída de Morsi.

El proceso de reorganización de la SCAF de Sisi conducirá, seguramente, al nombramiento de sus aliados en las posiciones principales, lo que le proporcionará una fuerte base de apoyo militar e influencia que podría mantenerle en el poder durante otros dos mandatos presidenciales, hasta 2022.


The New Khalij
, 18 de diciembre de 2016

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticiasRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines