Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un manifiesto de juristas europeos defiende el derecho de expresión del movimiento BDS por los derechos palestinos

200 juristas y abogados de hasta 15 Estados europeos han emitido una declaración en defensa de los derechos del pueblo palestino, en la que se considera a las actividades del movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel(BDS), que lucha por la libertad, la justicia y la igualdad de los palestinos como "un ejercicio legítimo de la libertad de expresión".
Niñas palestinas sostienen globos escritos en árabe con la palabra "boicot", durante una marcha a favor del BDS celebrada en la ciudad de Gaza el 14 de junio de 2015 [Mohammed Asad / Apaimages]

Coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos de la ONU, que este año se celebra el 10 de Diciembre bajo el lema "Defiende hoy los derechos de todos/as", 200 juristas y abogados de hasta 15 Estados europeos han emitido una declaración en defensa de los derechos del pueblo palestino, en la que se considera a las actividades del movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel(BDS), que lucha por la libertad, la justicia y la igualdad de los palestinos como "un ejercicio legítimo de la libertad de expresión". La declaración ha sido publicada en inglés, francés, español, alemán, italiano y holandés.

La lista de firmantes del manifiesto incluye a figuras jurídicas de renombre mundial, de la talla del jurista sudafricano John Dugard, que sirvió en la Corte Internacional de Justicia; Sir Geoffrey Bindman, abogado honorario de la Reina de Inglaterra; José Antonio Martín Pallín, ex juez del Tribunal Supremo de España; Alain Pellet, Caballero de la Legión de Honor de Francia; Guy Goodwin-Gill, ex Asesor Jurídico de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); Eric David, ex asesor jurídico del Consejo de Europa y miembro del gobierno belga; Robert Kolb, antiguo experto jurídico del CICR y funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores suizo; Marco Sassòli, ex jefe adjunto de la división jurídica del CICR; Michael Mansfield, abogado de la Reina de Inglaterra; Lauri Hannikainen, miembro de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI); y Géraud de la Pradelle, que dirigió la investigación civil sobre la participación de Francia en el genocidio de Ruanda en 2004.

Aunque la declaración no toma una posición a favor o en contra de las acciones del movimiento BDS, el manifiesto de los académicos defiende el derecho básico de la ciudadanía de luchar por los derechos de los palestinos, amparado por el derecho internacional, a través de las medidas pacíficas que propone el BDS contra las políticas de Israel. "Los Estados que proscriben al movimiento BDS están socavando este derecho humano básico", explicaron. Al hacerlo, esos Estados "amenazan la credibilidad de los derechos humanos al eximir a un Estado en particular de estar sujeto a la crítica o la promoción de medidas pacíficas diseñadas para lograr su cumplimiento con el derecho internacional".

Según Robert Kolb, "el derecho de los ciudadanos a participar en las actividades del movimiento BDS es parte integrante de las libertades fundamentales protegidas por la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos".

John Dugard señaló que "ningún gobierno ha intentado ilegalizar o criminalizar al Movimiento Anti-Apartheid por abogar por el boicot, la desinversión o las sanciones para obligar a Sudáfrica a abandonar sus políticas racistas. El BDS debe ser visto como un movimiento similar y tratado en consecuencia."

Explicando por qué la sociedad civil está apoyando cada vez más las acciones del BDS contra Israel, el ex asesor jurídico del Consejo de Europa y del gobierno belga Eric David dijo: "Es en respuesta a la irresponsable pasividad de los Estados por lo que la sociedad civil creó el movimiento BDS. La represión contra el BDS, por lo tanto, ha de entenderse como un apoyo a las violaciones del derecho internacional cometidas por Israel y como un fracaso de los Estados en cumplir su compromiso de 2005 de respetar estrictamente los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".

Acogiendo con beneplácito esta declaración sin precedentes en nombre del Comité Nacional del BDS en Palestina (BNC, por sus siglas en inglés), que es la asociación más importante de la sociedad civil palestina y que lidera el movimiento BDS a nivel global, Ingrid Jaradat describió el manifiesto como un punto de inflexión en la lucha contra la guerra de represión legal iniciada por Israel contra el movimiento BDS por los derechos de los palestinos.

"Los principales juristas europeos han confirmado que defender y hacer campaña por los derechos de los palestinos bajo la legalidad internacional es un derecho legalmente garantizado para los europeos y, de hecho, para todos los ciudadanos del mundo", dijo. "Los intentos desesperados de Israel de prohibir el movimiento BDS y de intimidar legalmente a sus seguidores para acallar sus voces amenazan el espacio democrático, según argumentan los juristas en su crucial declaración".

Jaradat señaló que, con su actitud de unirse a la guerra de represión antidemocrática de Israel contra el BDS, los gobiernos de Francia y Gran Bretaña se están aislando más que nunca. "Además de este claro respaldo de los juristas europeos por el derecho al BDS, la Unión Europea, así como los gobiernos de Suecia, Holanda e Irlanda, junto con cientos de partidos políticos europeos, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, expresaron inequívocamente su apoyo al derecho de los ciudadanos a participar en boicots contra el Estado israelí o contra cualquier otro".

Tal apoyo fue enfatizado por la Coordinadora de Campañas en Europa del BNC, Riya Hassan. "El movimiento BDS ha crecido enormemente en toda Europa en los últimos años, impulsado principalmente por la indignación popular ante la impunidad de la que goza Israel a la hora de implementar su régimen de ocupación, colonialismo y apartheid contra el pueblo palestino nativo". La activista pro palestina calificó el comunicado de los juristas europeos como "trascendental" y dijo que no sólo reivindica a los defensores de los derechos humanos miembros del BDS que han insistido en que su movimiento está protegido por la libertad de expresión. "Añadirá", insistió Hassan, "sin duda, una capa crucial de protección legal para las redes europeas de BDS y para los propios ciudadanos en sus esfuerzos por poner fin a la complicidad europea con el régimen de opresión de Israel, especialmente en lo que concierne al comercio y la investigación militar, las finanzas y el papel de las multinacionales en las violaciones del derecho internacional".

Los palestinos de los territorios ocupados y en la diáspora también han acogido con satisfacción la declaración de los académicos y juristas europeos, que perciben como otro paso positivo en el camino hacia el logro de sus plenos derechos en la lucha por liberarse de la brutal ocupación militar y colonial de Israel en Cisjordania y Gaza.

Categorías
ÁfricaEspañaEuropa y RusiaFranciaIsraelItaliaNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónReino UnidoSudáfrica

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines