Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Bana Al-Abed, la niña de Alepo, en silencio

En los dos últimos años, Bana Al-Abed, de siete años, ha saltado a la fama en todo el mundo por sus tweets desde el sitiado Alepo oriental, que se encuentra bajo el feroz asalto del régimen sirio del presidente Bashar Al-Assad, Rusia y las milicias de Irak, Líbano e Irán, aliadas de Al-Assad, así como una coalición extranjera y las facciones locales enfrentadas al presidente. Cientos de personas han sido asesinadas en la última semana y, según su cuenta de Twitter, la casa de Bana fue destruida el 27 de noviembre. A su edad, ya vió como se asesina a la gente y vio morir a su amigo.

La cuenta de Bana (twitter.com/AlabedBana) estaba controlada por su madre, Fatemah, y contaba con más de 200.000 seguidores, pero ha sido desactivada. La cuenta fue verificada por Twitter y recibió muchas interacciones de apoyo. La autora de Harry Potter, J.K. Rowling, le envió a Bana copias electrónicas de sus libros cuando descubrió que era su fan. Sin embargo, esta niña de 7 años, cuya vida está constantemente en riesgo por la guerra internacional que se juego en su país, ha sido sometida a constantes tomaduras de pelo por parte quien se dice partidaro de Rusia y del régimen de Assad. Las burlas a la cuenta de Bana tienen distintas formas, desde crudas amenazas de muerte a acusaciones de falsedad. Incluso se ha creado otra cuenta parodia.

Cuando estalló la revolución siria en marzo de 2011, las redes sociales se convirtieron en uno de las herramientas principales de los activistas demócratas. Usaron Facebook, Twitter y webs para compartir vídeos para organizar protestas y publicar imágenes, sobrepasando la censura del gobierno de los medios. Los vídeos que subieron fueron publicados por varias redes de noticias internacionales.

En respuesta, el régimen de Assad creó el Ejército Electrónico Sirio, que realiza varias actividades online como la destrucción de webs críticas con el régimen o enviando spam de comentarios pro-régimen en estas webs. El estado ruso ha establecido una organización mucho más fuerte, la Agencia de Investigación de Internet, que usa cuentas y vídeos y fotos falsas para extender información falsa por internet. Por ejemplo, en 2015 informó de un ataque falso del Daesh en una planta química de EE.UU. con tweets de cientos de personas aparentemente reales para intentar sembrar el pánico. Dada la naturaleza de los ataques hacia la cuenta de Bana, es muy probable que haya sido víctima de unos ataques organizados por los mismos regímenes que bombardean su ciudad todos los días.

Banna Al-Abed

El 30 de noviembre envió un llamamiento desesperado desde su cuenta de twitter al presidente de los EE.UU. Barack Obama, criticado por su falta de acción en Siria. Fue firmado por su madre: "Querido @POTUS, somos una familia que sufre, como muchas otras, en Alepo oriental. ¿Una ayuda para alejarnos del campo de batalla? - Fatemah."

Ali, un partidario del régimen residente en Tartus, twitteó la siguiente amenaza:

@AlabedBana, @POTUS no te ayudará. El SAA (el ejército sirio) está llegando. Nada en el mundo puede ayudarte. Tus díasse han acabado. Es la hora de la venganza.

Continuó al menos dos veces diciendo:

@diya: @Syrianali_ escucha, la gente buena no huye de su tierra natal, y prefieren morir a irse.

@Syrianali_: @diya vale. La bombardearemos.

@AlabedBana_: Seguro que saldremos de Alepo sanas y salvas, sin atacarnos las fuerzas del ejército sirio. -Fatemah #Alepo

@Syirianali_: @AlabedBana Nada en el mundo puede manteneros a salvo... sólo el ejército sirio. Preparaos, aún queda lo peor. Tus gritos llegarán a Chipre.

El usuario de Twitter JM25 twitteó a Bana:

@AlabedBana eres la mayor farsa propagandística desde la mentira de la icubadora!

Refiriéndose a un informe de 1990, que fue después declarado falso, que decía que los soldados israelíes estaban sacando a los bebés kuwaitíes de las incubadoras de los hospitales tras la invasión iraquí de Kuwait. En un intento por demostrarlo, twitteó fotos de un activista de la oposición siria llamado Mr. Alhamdo, que dijo que estaba detrás de la cuenta de Twitter de Bana. La cuenta de Bana fue verificada por Eliot Higgins, autor de un blog sobre las armas usadas en Siria desde el 2011. Twitteó: "Investigamos la cuenta, y, sin duda, publica fotos de una localización específica de Alepo, así que parece cierto," añadiendo:

@EliotHiggins: Lo peor de verificar esta cuenta es que, por la seguridad de su familia, publicar lo que descubrimos hasta que sea una refugiada, o muera

Tras la destrucción de su casa, Bana twitteó imágenes de ello.

El último tweet de su cuenta decía: "Estoy enferma. No tengo medicinas, ni hogar, ni agua limpia. Esto me matará antes de que lo haga una bomba. - Bana #Alepo."

El usuario de Twitter Ice le respondió:

@AlabedBana, tu madre es malvada, debería llevarte a Alepo occidental, allí hay hospitales y médicos rusos.

Todos los hospitales de Alepo oriental fueron destruidos por bombas rusas la semana pasada, y los activistas que se opusieron al régimen están bajo riesgo de detención, tortura y ejecución si caen en las manos del régimen.

Otro twittero, Ivan Vitjaz, respondió: "'Ella' está enferma, 'ella' no tiene hogar, pero 'ella' tiene acceso a internet en una ciudad destruida y 'ella' tiene tiempo para escribir tweets propagandísticos de mierda."

La capacidad de Bana de acceder a internet desde Alepo fue un tema habitual entre aquellos que buscan demostrar que su cuenta era falsa. El hecho es que las personas en el Alepo asediado y bombardeado siempre han podido acceder a internet desde varias redes turcas. La madre de Bana fue entrevistada hace poco y dijo que podía acceder a internet gracias a una "débil conexión 3G" con su móvil.

También tras la destrucción de su hogar, Bana twitteó: "Nos rendimos en la vida". El usuario @skeptical_arab7 le respondió con una imagen.

Cuando le dijeron a este usuario que la que twitteaba era su madre, respondió "es lo mismo".

Los 'trolls' que atacaban a Bana eran sólo una parte de aquellos que interactuaban con su cuenta de twitter. Sigue habiendo una efusión de compasión por la niña atrapada en una ciudad bajo un bombardeo constante.

Respondiendo al tweet de Bana que decía que estaba enferma y sin hogar, usuarios como Shaylla Christina expresaron su preocupación y su voluntad de ayudar:

@AlabedBana, ¿cómo podemos ayudarte? ¡No te rindas! Rezamos por ti.

Sin embargo, se encontraron con los tweets de gente como Not_MSM_News, que decía que eran todo mentiras.

Esto es sólo una pequeña muestra de los muchos ataques a la cuenta de Bana por parte de los partidarios de Rusia y del régimen de Asad. Además del perturbador hecho de que una niña y su familia reciban esta clase de abuso sólo por intentar mostrarle al mundo las condiciones bajo las que viven; estas amenazas demuestran el poder que han ganado los regímenes autocráticos sobre un medio que una vez fue usado para darle a la gente una voz en su contra.

Categorías
Asia y AméricaEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónSiriaUSVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines