Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un reto: La salud dental de los refugiados

Dr. Munir y su hijo de ocho años en Calais

El acceso a la asistencia sanitaria básica es un lujo para millones de refugiados, por lo que me sorprendió gratamente oír hablar de un grupo de cirujanos dentales ofreciendo el tan necesitado alivio a aquellos en Grecia y en Calais. Ya es bastante difícil soportar el dolor de muelas en una vida normal, ¿qué pasa si eres refugiado?

Para aprender más sobre el trabajo de estos dentistas, le pregunté al doctor Munir Ravalia, uno de los voluntarios, cómo se involucró, qué clase de problemas dentales ha encontrado en los cambios de refugiados, cómo se organizan, y por qué se sintió obligado a prestar este servicio.

La extensión del problema fue establecida por otros profesionales de la salud en los campos de Calais y Lesbos. El doctor Ravalia, establecido en Londres, me contó que más del 25% – y a veces más del 40% – de los casos médicos graves entre los refugiados están relacionados con la salud dental. La caries dental es uno de los problemas de salud más comunes en todo el mundo, así que la cifra del 40% no fue sorprendente, ya que mucha gente es susceptible a este problema durante su vida. Según Ravalia, las evaluaciones médicas en Beirut y sus alrededores también han visto que el 65% de los pacientes entre los refugiados sirios de allí sufren comúnmente de problemas dentales y de gripe.

Como muchos de sus colegas de otras profesiones médicas, la condición deprimente a la que se enfrentan los refugiados llevó al doctor Ravalia y a otros como él a ofrecer sus habilidades a un grupo de cirujanos dentales, dirigidos por la doctora Ola Hassan, en Calais. Dijo que  la doctora Hassan dedica su tiempo a proporcionar atención dental a refugiados sirios, iraquíes y afganos. La Fundación Dental Health Point, de la que forma parte, proporciona atención a miles de refugiados desesperados a través de varios campamentos de refugiados.

Dra. Ola tratando aun paciente en Grecia

Dra. Ola tratando aun paciente en Grecia

La unidad dental estática se estableció inicialmente en la isla de Lesbos, en Grecia. Su misión es que el proyecto Dental-Point proporcione un servicio muy necesitado a las familias de refugiados. Según su página web, la Health Point Foundation (HPF) proporciona un servicio integral de atención médica a los refugiados no registrados, aquellos en la situación más vulnerable y desesperada.

Según el doctor Ravalia, la HPF también ha establecido una unidad dental, la primera de este tipo, para proporcionar atención médica dental de emergencia en los campos al norte de Grecia. La clínica está en el campamento de Divata, cerca de la ciudad de Thessaloniki, que alberga a unos 2.000 refugiados. Me dijo que es el campamento base, pero debido a la gran necesidad de atención médica dental urgente en muchos campamentos, la HPF visita regularmente otros campos controlados por el ejército para proporcionar ayuda. Todos los voluntarios tienen que ser tan adaptables, flexibles y móviles como sea posible para que esto funcione. Para que el proyecto tenga éxito, y, más importante, sea sostenible, necesita un fuerte equipo de voluntarios que estén dispuestos a hacer lo que sea necesario.

Para cientos de miles de refugiados, Grecia ha sido el lugar de desembarque en su viaje a Europa. De hecho, se estima que más de un millón de personas han viajado a través del país desde el 2015. Aunque el gobierno griego ha creado viviendas temporales para las decenas de miles de personas varadas por el acuerdo entre la UE y Turquía, muchos de estos campamentos no cumplen con las normas humanitarias establecidas.

El doctor Ravalia habló con afecto sobre trabajar con refugiados. Mencionó el ejemplo de un joven que había estado sufriendo dolor de muelas durante más de cuatro meses. “El dolor insoportable causado por la caries le impedía hasta comer”, contó. “El chico lloraba constantemente debido al dolor, y, en última instancia, su situación le llevaba a la malnutrición, que a su vez supone complicaciones médicas”. El dentista añadió que le dio una enorme alegría poder aliviar a este joven refugiado sirio. “También supuso que su madre pudiese al fin descansar a gusto por una noche, en lugar de tener que consolar a su hijo durante horas”.

Cuando le pregunté acerca los suministros y la ayuda necesitada por el equipo de dentista, Ravalia fue explícito: “Lo que necesitamos son suministros dentales, coches de alquiler para las instalaciones móviles, y apoyo a los voluntarios, ya que sus habilidades son necesarias para ayudar  a los dentistas y que así su trabajo sea mejor. Queremos ir donde se nos necesite”.

Estaba ansioso por enfatizar que el cuidado dental no debería ser tratado como un lujo. “Aunque reconozco que la salud dental, la prevención de enfermedades contagiosas y la atención médica grave son una prioridad para ACNUR y otras organizaciones mundiales, el cuidado dental siempre se ve como un lujo más que como una necesidad. Pero nosotros, como médicos, conocemos demasiado bien los terribles efectos que puede tener en un individuo, y, especialmente con pacientes pediátricos, en sus hermanos y padres. Las enfermedades orales son las enfermedades no contagiosas más comunes, y tienen un impacto significativo en cuanto a dolor y sufrimiento relacionado con funciones orales deterioradas – comer, hablar – y dolores de muelas crónicos, lo que da lugar a una peor calidad de vida.

Un niño de ocho años junto a su madre en Calais, después de su tratamiento dental.

Un niño de ocho años junto a su madre en Calais, después de su tratamiento dental.

Nuestra conversación llevó a sus razones para involucrarse. “Es una oportunidad excelente dedicar tu tiempo y tus habilidades a esta causa desinteresada para ayudar a refugiados sirios”, respondió. “En algunos casos, han realizado un viaje que ha puesto en peligro su vida para escapar la guerra de su propio país, esperando asegurarse un futuro más seguro para ellos y sus familias”.

Hablando sobre sus sentimientos acerca del fracaso internacional a la hora de lidiar con la crisis de refugiados, dijo que la desesperación le alcanza a él y a sus compañeros. “Cuando vemos el caos que nos rodea, vemos estas noticias en tiempo real. ¿De quién es la culpa, por qué la ONU no hace prácticamente nada para prevenir el sufrimiento en Siria y en todo el mundo?

Como muchos otros, el doctor Munir Ravalia estaba indignado por la parálisis de la ONU, donde un simple veto de una gran potencia fue todo lo necesario para ignorar a la mayoría de sus miembros. “La ONU”, declaró, “se ve a menudo como un club exclusivo, para hacer creer al mundo que hay alguien ahí para representar a las naciones miembro, cuando todo lo que hace es servir a los intereses de tan sólo unos pocos”.

Como conclusión, pregunto retóricamente, ¿qué hace el profano aparte de sentirse impotente? “¿Y si tienes una habilidad que pueda aliviar el dolor de estas personas oprimidas, que han tenido que huir de sus hogares, a miles de kilómetros? ¿No haces nada?”

Si quieres formar parte del equipo de HPF, o si tienes alguna pregunta o duda, por favor, envía un e-mail a [email protected]

Categorías
EntrevistasEuropa y RusiaFranciaGreciaOriente MedioSiria
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines