Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Falsa bandera? Controversia tras la explosión de un coche bomba en Bagdad

El canal de televisión iraquí Al-Rafidain considera que la explosión fue orquestada por las autoridades iraquíes con el objetivo de justificar sus políticas discriminatorias contra la comunidad sunní

Las redes sociales iraquíes se han incendiado con críticas al gobierno, al que diversos activistas acusan de aparentemente haber organizado o hecho la vista gorda ante lo que parece haber sido un atentado con coche bomba en la capital iraquí, Bagdad.

Las imágenes que han trascendido a los medios de comunicación muestran a un hombre colocando un objeto en un vehículo aparcado en una calle completamente vacía. A continuación, el hombre se va, y momentos después el coche hace explosión.

Como si estuviera preparado, instantes después unos diez hombres aparecen corriendo en la misma calle vacía, tirándose al suelo de forma dramática y adoptando posturas como si hubieran sido gravemente heridos, mientras el coche sigue ardiendo al fondo de la calle.

Añadiendo más intensidad al drama, las primeras personas en reaccionar aparecen en escena para rescatar a los muertos y heridos y llevárselos en camillas improvisadas.

Las imágenes de las secuelas además muestran lo que parece ser sangre en el suelo. No está claro de donde viene la sangre, o si es sangre real, ya que como se ve en el vídeo, no había nadie cerca cuando el coche explotó.  Esto parece sugerir que la sangre fue incorporada a la escena con posterioridad.

El canal de televisión iraquí Al-Rafidain considera que la explosión fue orquestada por las autoridades iraquíes con el objetivo de justificar sus políticas discriminatorias contra la comunidad sunní así como para animar a la población a tolerar las eventuales medidas represivas contra la misma.

De ser cierto, este episodio representaría un ejemplo de “falsa bandera”, es decir, una operación diseñada para criminalizar a un sector de la población con el objetivo de llevar a cabo políticas de persecución y restricción de derechos contra él.

En este caso, esto podría además provocar un auge en los deseos de venganza contra la comunidad sunní, presentada como terrorista, lo que podría conducir a un aumento de los actos de violencia contra esta comunidad por sus presuntos vínculos con el grupo terrorista Daesh.

Las organizaciones pro derechos humanos han acusado anteriormente a las autoridades iraquíes de cometer graves violaciones de derechos contra la población sunní, a la que acusan de colaborar con Daesh, lo que ha provocado que Amnistía Internacional describa estos abusos como “crímenes de guerra”.

Categorías
IrakNoticiasOriente MedioVideos y Fotos Historias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines