Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La era de los asesinatos en Egipto

CAIRO, EGIPTO - 29 DE DICIEMBRE: Los agentes de seguridad egipcios inspeccionan la escena tras una explosión de bomba en El Cairo, Egipto, el 29 de septiembre de 2016. El coche bomba en El Cairo apuntó a un vehículo de un convoy que transportaba al principal fiscal del país, Zakaria Abd El-Aziz , Anunció el Ministerio del Interior de Egipto en un comunicado. (Mostafa Elshemy - Agencia Anadolu)

El asesinato de Adel Ragai, comandante de la Novena División Blindada del ejército egipcio, frente a su casa la semana pasada, ha abierto la puerta a una serie de preguntas sobre la cuestión de los asesinatos políticos en el país, las circunstancias y las partes implicadas. El número de asesinatos ha aumentado. A pesar de la importacia de lo que ha ocurrido, ya sea en términos de método y lugar de ejecución, o en términos de la naturaleza del individuo asesinado, no se ha hecho ninguna declaración oficial hasta el momento para explicar ni aclarar la verdad detrás de lo sucedido, o para mantener a cualquier parte responsable, como cabría esperar en tales casos.

El misterio del asesinato del General Ragai abrió la puerta a una serie de especulaciones y posibilidades que circulaban dentro del público egipcio, ninguna de ellas es del interés del actual gobierno. Por un lado, un grupo armado que se llama a sí mismo “Lewaa Al-Thawra” (Brigada de la Revolución) publicó una breve declaración en Twitter anunciando su responsabilidad por el asesinato. Esto fue justo antes de desactivar su cuenta y eliminarla. Por otro lado, muchos han difundido imágenes de video de un individuo sentado en un coche y hablando de la operación de asesinato del general Ragai ejecutada por otros oficiales respaldados por algunos funcionarios sirios, pero este escenario es incomprensible. Sin embargo, esta narración disparó las sospechas que rodean tales operaciones que ocurren dentro de los centros de poder en el gobierno actual.

Esto es especialmente cierto a la luz de la discusión de profundas divisiones y conflictos dentro de las instituciones soberanas, lo que proporcionaría una cobertura importante para cualquier asesinado o asesinato político que pueda ocurrir. Algunos creen que ha habido una infiltración de cierots pequeños grupos armados y redes que permiten a las partes específicas utilizarlos directamente para llevar a cabo operaciones de asesinato.

Si esta última sospecha es cierta, entonces nos enfrentamos a un escenario aterrador relacionado con la naturaleza de los conflictos dentro de la institución más importante de Egipto, es decir, los militares, que han alcanzado un nivel sin precedentes de tensión y violencia. Nadie que se preocupe por su país y la unidad de sus instituciones desearía esto. Esta narración está en la misma onda que  los rumores sobre el asesinato de oficiales militares en el Sinaí. Así sucedió con el teniente coronel Ramy Hassanein, comandante del 103º batallón de choque, asesinado por un artefacto explosivo en la región norte del Sinaí. Esto también ha sucedido a un número de otros soldados y oficiales. Parecen haber sido víctimas de los conflictos internos.

Para ser honesto, no podemos ignorar ninguno de los escenarios antes mencionados, especialmente teniendo en cuenta el estado de fracaso total experimentado por el actual gobierno. No parece estar al tanto de ninguna de sus instituciones o agencias de seguridad, indicio de que no tiene en un alto nivel de comprensión y armonía. Hay muchas pruebas que respaldan esta afirmación, entre las cuales se encuentran las fugas que fueron expuestas hace unos días por las conversaciones de altos funcionarios militares que suscitan mucha sospecha respecto a quién está detrás de las filtraciones y su interés en hacerlo.

El número de asesinatos políticos, exitosos o fracasados, ha alcanzado un nivel alarmante en los últimos meses, incluida la operación en la que el ex procurador general de Egipto, Hisham Barakat fue asesinado,  y que los verdaderos responsables de ello aún no se han encontrado, el intento de asesinato del Fiscal General Adjunto, Zakaria Abdel Aziz, hace unas semanas, y el reciente asesinato del General Ragai. Ha habido otras operaciones más notables contra el Teniente Coronel Muhammad Mabrouk Abu Khattab, que fue asesinado al ser disparado mientras conducía su coche en frente al Serag City Mall en la ciudad de Nasr. También el asesinato de Mohamed Mabrouk, un funcionario egipcio que trabaja en el departamento antiterrorista de la NSA en el norte del Sinaí, quien murió tras ser disparado por un pistolero mientras conducía su coche por una de las calles principales de El Arish en junio de 2013.

El gobierno actual no parece capaz de detener los asesinatos que se producen de vez en cuando, suponiendo que están lejos de ellos y no están involucrados en ellos, como algunos afirman. Esto revela el fracaso absoluto de este gobierno, no sólo en la lucha contra las organizaciones y grupos armados, asumiendo que están involucrados en los asesinatos, sino también en la protección de sus altos funcionarios contra el asesinato.

Quizás lo que preocupa sobre el tema de estos asesinatos es el silencio del gobierno, como si fuera algo normal. Esto está claro en la reacción del gobierno a los asesinatos, ya que parece no importarle y no le dio ninguna atención al hecho de que el general Ragai fue asesinado frente a su casa en la ciudad de Obour, cerca de El Cairo, en plena luz del día. No sabemos si el gobierno abrió una investigación seria sobre esto o si lo ignoró para no abrir una puerta a muchas preguntas.

Lo peor de todo esto es la explotación del tema de los asesinatos por parte del general Abdel Fattah Al-Sisi, utilizando como pretexto para justificar sus políticas represivas y su continuo puño de hierro contra todos los opositores políticos. El hombre utiliza cada acto terrorista para promover sus frases, que se basan en el principio de “yo o el caos” sin darse cuenta de que él es la principal razón de este caos y que el fracaso de sus políticas son lo que puso al país en la posición Está en hoy.

Traducido de Al-Araby al-jadeed  el 31 de Octubre de 2016.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEgipto
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines