Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El director palestino-estadounidense que busca refugio en el cine

"Mi esperanza es que siendo capaz de crear conciencia, contando historias a la gente, podamos construir un camino positivo que una a la gente para que un día podamos vivir todos juntos".

Nacido en Nueva York de padre palestino y madre norteamericana, el galardonado director de cine Tariq Nasir ha pasado mucho tiempo de su vida dedicándose a explorar todo lo que tiene que ver con el concepto de igualdad.

Cuando era niño, Nasir se convirtió en refugiado durante la guerra de 1967, cuando su familia tuvo que abandonar Jerusalén para irse a vivir a Jordania. Desde que era pequeño, Nasir siempre ha querido ser artista. Sin embargo, su experiencia de ser refugiado y la presión de su familia para que estudiara algo más “práctico” que le asegurara un medio de vida, hizo que optara por estudiar comercio en Londres, y seguir una carrera centrada en las finanzas.

Con todo, en 2005, el artista que había en el interior de Nasir decidió dimitir de su puesto en una marca de inversiones y empezar a estudiar cine. “Me gusta hacer películas tanto de ficción como documentales”, cuenta Nasir a MEMO. “Me gusta la capacidad de crear personalidades y colocarles en situaciones difíciles para ver qué hacen”.

La primera película de Nasir fue un largometraje titulado “Belonging”, que trataba de la historia de la marcha de su familia de Palestina. “Quería hacer una película que fuera un poco más amable, contando la historia de mi familia y lo que les ocurrió, sin incluir demasiados episodios de violencia explícita”.

“Mi madre creció en los tiempos de la Gran Depresión, y lo que pensé que podía ser interesante era que de alguna manera mi madre fue una refugiada económica y mi padre un refugiado de guerra, por lo que la nuestra era una historia verdaderamente interesante que podíamos contar entre todos”.

Let´s All Be Free (Seamos libres)

En 2012, Nasir fundó el festival “Let´s All Be Free” (LABF, “Seamos Libres”) para sentir lo que significa ser libre.

Nasir se inspiró para organizar este festival en un extracto de un discurso de Bill Clinton que escuchó en la radio, que hablaba sobre cómo podríamos  ser todos libres algún día.

“Pienso que hay bastante hipocresía en esa afirmación”, cuenta Nasir a MEMO, “porque bajo la Administración Clinton, ciertamente los palestinos recibieron un trato incluso más inhumano que el que habían recibido en el pasado, y a mí esto me sonaba familiar, ya que por mi bagaje sé que hay gente que puede hablar usando determinadas palabras… y no necesariamente darles significado ni valor, o no incluir a todos”.

Nasir pensó que el festival sería una gran oportunidad para reflexionar, no sólo sobre Palestina sino también sobre todos los pueblos del mundo: “Quería ayudar a crear un foro donde la gente pudiera venir conjuntamente para aprender los unos de los otros y para aprender sobre qué significa ser libre para ellos en tanto individuos”.

Entre el 12 y el 16 de Octubre, los amantes del cine, productores de cine, activistas y muchos otros se reunieron en Londres para visionar 37 cortometrajes de todas partes del mundo como parte de la cuarta edición anual del Festival LABF. En el festival se exhiben documentales, expresiones culturales y películas de ficción de diferentes géneros y temas de todo el mundo, todos ellos centrados en la búsqueda de lo que significa ser libre.

“Creo que la gente es muy receptiva en este asunto, y les gusta discutir y pensar sobre él”, cuenta Nasir a MEMO. “Este año, contamos con un productor que es ciego y actualmente está haciendo una película sobre la discapacidad, y esto es sorprendente teniendo en cuenta que el cine es un arte visual”, comenta.

Dos películas palestinas han sido también vistas en el festival -“The Black Friday” (“El viernes negro”) y “Three Minute Warning”. Las películas palestinas, dice Nasir, “se centran en la ocupación y la opresión que se vive en Gaza y Cisjordania”.

Mimi Nali, lead actress in “Three Minute Warning”

Mimi Nali, actriz principal de “Three Minute Warning”

Dirigida por Iqbal Mohammed, “Three Minutes Warning” trata de la política israelí denominada “llamadas en el tejado”, por la cual atacan los tejados de un edificio para informar a los residentes de que disponen de tres minutos para evacuar el edificio antes de que sea bombardeado de nuevo. La película destaca la figura de Mariam, una chica de 14 años que cuida a su madre discapacitada. Una noche, los soldados israelíes “llaman al tejado” de su edificio, dándoles tan solo tres minutos antes de que la casa sea demolida.

La actriz principal, Mimi Nali, que interpreta a la madre de Mariam, asegura que la película es de tipo humanitario, sin pretender ser ni anti-israelí o anti-palestina. “Todo lo que vemos en los medios de comunicación son sólo números”, cuenta Mimi a MEMO. “Como madre, fue realmente emocionante”.

Un Estado para todos y todas en Palestina

Nasir opina que un Estado con iguales derechos para todo sus ciudadanos es el camino a seguir para resolver el conflicto palestino-israelí. “En este punto, hace falta ser algo pragmático”, subraya. “Mi punto de vista es que con una solución de un único Estado es lo mejor, porque si das los mismos derechos a todos, pienso que no debería haber problemas”.

“Si se observa la situación en EE.UU., por ejemplo, cuando los afroamericanos no tenían iguales derechos, había problemas”, añade, con el convencimiento de que todos los pueblos desean los mismos derechos; tener un entorno seguro para ellos y sus hijos, y la posibilidad de ser capaces de conseguir sus objetivos en la vida.

“Creo que es importante para nosotros escuchar las historias de los demás”, continúa. “Escuchar a los otros no significa que tengas que estar de acuerdo con su historia, pero escucharles te permite que ellos escuchen también tu historia, y creo que cuando nos escuchamos los unos a los otros generamos un espacio mucho mejor para sentir empatía y comprensión, y a partir de ahí ser capaces de ver a los demás como seres humanos… Así que pienso que en la actualidad el cine es un gran medio para conseguir este objetivo”.

El primer año del festival, fue expuesta una película israelí sobre un padre jubilado. “Era una buena película y por eso la incluí en el festival”, argumenta Nasir, quien cree que a menudo la gente da por hecho que los palestinos no están abiertos a escuchar según qué historias.

“Mi esperanza es que siendo capaz de crear conciencia, contando historias a la gente, podamos construir un camino positivo que una a la gente para que un día podamos vivir todos juntos”.

Categorías
Asia y AméricaEntrevistasEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaReino UnidoUSVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba