Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las acciones anti-BDS causan controversias entre el gobierno de Israel y la embajada en Reino Unido

La embajada de Israel en Londres protestó ante el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí esta semana acerca de las actividades del Ministerio de Asuntos Estratégicos sobre la coordinación de esfuerzos en contra de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) en Gran Bretaña.

El diario israelí Haaretz, acusa «al ministerio de ‘operar’ con organizaciones judías británicas a espaldas de la embajada en una forma que podría ponerlos en violación de la ley británica y socavar las relaciones entre israelíes y británicos».

De acuerdo con el documento: «Cuando el ministro de Asuntos Estratégicos Gilad Erdan visitó Londres hace unas dos semanas, los funcionarios de la embajada se reunieron varias veces con altos funcionarios del Ministerio de Asuntos Estratégicos para coordinar las actividades en contra del Boicot, Desinversión y Sanciones del movimiento local».

Aunque la embajada instó al equipo de Erdan a «que no se hiciesen pasar por la embajada» en sus relaciones con los grupos británicos, un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Estratégicos, posteriormente, «pidió a un funcionario de alto rango en la comunidad judía de Gran Bretaña que utilizase sus conexiones para frustrar una campaña anti-Israel por la palestinos».

Haaretz informa de que «el funcionario judío se sorprendió al ser abordado en el Ministerio de Asuntos Estratégicos y de inmediato expresó sus objeciones a la embajada, tanto oralmente como por escrito, así como a los jefes de otras organizaciones judías británicas».

«Los intentos para actuar por la espalda han ocurrido antes y de nuevo, pero operar con las organizaciones judías directamente de Jerusalén, sin coordinación y sin consulta, es susceptible de ser peligroso».

«Funcionamientos de este tipo podría encontrarse con la oposición de las propias organizaciones, dada su situación legal; ¡Gran Bretaña no es los EEUU! «, agregó la embajada.

El problema jurídico, explicó Haaretz, «se deriva del hecho de que la mayoría de las organizaciones judías británicas se definen como organizaciones benéficas». Pero «los esfuerzos para contrarrestar el BDS, la actividad política, especialmente si se dirige desde Jerusalén, podría ser considerada como política, o incluso la actividad en nombre de un gobierno extranjero en suelo británico».

Se instó al gobierno de Israel a desistir de contacto directo con los grupos pro-Israel en Gran Bretaña, y señaló que «la embajada trabaja en estrecha colaboración y en plena coordinación con las organizaciones judías».

En un desarrollo separado pero relacionado, el director general del Ministerio de Asuntos Estratégicos ha advertido de que 2017 será un «año muy problemático», debido al 50 aniversario de la ocupación militar de Cisjordania y la Franja de Gaza, y el centenario de la Declaración Balfour.

«Estas fechas se van a utilizar para intensificar las actividades anti-Israel», dijo Sima Vaknin-Gil. «Así que estamos preparando un plan para manejar esto. Tenemos que estar preparados «.

Categorías
Europa y RusiaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines