Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las contradicciones de Obama en la Asamblea General de la ONU

El discurso final del presidente estadounidense Barack Obama en la Asamblea General de la ONU ha sido promocionado como un excelente ejemplo de la retórica política . Está, por supuesto, dentro de los parámetros convencionales de este tipo de análisis genérico. Como su historial de violaciones de derechos humanos demuestra, el discurso de la esperanza se vio empañado con rapidez por un legado de asesinatos indiscriminados, el aumento de las intervenciones en el extranjero y, en el caso de Palestina, la provisión de Israel con el apoyo militar necesario con el fin de consolidar su colonial expansión a través brutales ofensivas militares contra civiles.

De hecho, en la retórica de Obama con respecto a Palestina, las contradicciones se disciernen fácilmente. 

Aplicando el discurso práctico de la igualdad, Obama declaró: “Sin duda, los israelíes y los palestinos estarán mejor si los palestinos rechazan la incitación y reconocen la legitimidad de Israel y si Israel reconoce que no puede ocupar de forma permanente la tierra palestina”.

Obama no sólo ha manipulado la terminología utilizada. La sustitución de “incitación” a la resistencia palestina es por ahora la rutina. Sin embargo, la cuestión del reconocimiento de la legitimidad de Israel está en contradicción directa con el objetivo de la liberación palestina. Él también ha empleado la táctica de la expansión colonial con justificación de los dos estados minimizando las atrocidades cometidas y la posterior aceptación internacional de las masacres, la limpieza étnica y el desplazamiento forzado de la población palestina.

A medida que se acerca el final de la presidencia de Obama, no hay duda de que su legado de promover la colonización israelí es, por desgracia, sustancial. A pesar de las desavenencias con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que han sido utilizadas por los principales medios de comunicación para retratar a una falsa sensación de impaciencia con carácter beligerante de Israel, el compromiso de Obama para con la colonización ha sido constante y en línea con la política exterior de Estados Unidos en la región, donde su infiltración e  intervenciones han creado una marea de personas desplazadas por la fuerza que recuerdan el despojo histórico de los palestinos. Mientras que las ramificaciones históricas pueden variar en función de cada país, el grado de la emulación y la consiguiente desconocimiento de su situación humanitaria es inquietantemente familiar. Si uno de los elementos de las diversas narrativas tuvo que ser extraída de la conflagración violenta, sería la insistencia de la eliminación de la violencia política en el contexto humanitario.

Esto es lo que Obama también ha buscado al dar a entender en su breve declaración con respecto a Palestina. Es un llamado para que los palestinos consientan la derrota, de verbalizar una humillación que empaña todo el espectro de la historia palestina y su memoria. 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaBlogsBlogs- PolíticaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónUS

MEMO Staff Writer

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines