Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Tropas del Reino Unido condenadas por la muerte de niño iraquí

 

 

Cuatro soldados británicos, quienes obligaron a un niño iraquí a meterse en un canal a punta de pistola durante la ocupación británica de Basora en el año 2003, han sido condenados por un juez británico de alto nivel mediante abrumador informe publicado este mes por las Investigaciones de Víctimas de Irak (Iraq Fatality Investigations ) (IFI).

Sir George Newman, un juez del Alto Tribunal retirado y responsable de la investigación, dijo que era “claro y seguro” que los soldados británicos habían causado la muerte del niño iraquí.

Aunque los soldados, a los que se les ha concedido el anonimato, fueron absueltos de homicidio por un consejo de guerra en 2006, la investigación de Newman pone en duda su inocencia. Sin embargo, los hallazgos del IFI no van a cambiar la decisión del consejo de guerra.

Ahmed Jabbar Kareem Ali, quien tenía 15 años de edad en el momento del incidente, se ahogó en el canal Shatt Al-Basra en mayo de 2003 después de que los soldados británicos, en respuesta a los informes de saqueos, lo forzaran a él y a otros tres iraquíes a meterse en el canal supuestamente arrojándoles piedras para obligarlos a entrar en aguas más profundas.

El joven de 15 años de edad, Ahmed Jabbar Kareem Ali, fue obligado a ahogarse por los soldados británicos que lo detuvieron. Antes de obligarlo a entrar en el canal, los soldados también lo humillaron haciéndolo rodar en  una piscina de agua estancada.

En respuesta a las conclusiones del IFI, el Ministerio de Defensa (MoD) emitió un comunicado diciendo: “Este fue un grave incidente por el cual estamos extremadamente apenados”.

“Estamos comprometidos con la investigación de las denuncias de irregularidades por parte de las fuerzas británicas y utilizaremos los resultados de Sir George para aprender lecciones que ayuden a asegurar que nada como esto vuelva a suceder.”                                                                                                                                                                              Ahmed Jabber Kareem Ali. el iraquí de 15 años torturado hasta la muerte por los soldados británicos

Abuso británico de civiles iraquíes

Desde 2013, el IFI ha investigado cuatro muertes de civiles iraquíes por orden del gobierno británico con el fin de satisfacer los requisitos legales de la Convención Europea de Derechos Humanos.

Otros casos investigados por el IFI incluyen el de Nadheem Abdullah quien murió en mayo de 2003, después de sufrir lesiones resultantes de “fuerza excesiva” utilizada por soldados británicos en un retén. En ese caso, el gobierno del Reino Unido se comprometió a pagar una “compensación adecuada” a la familia de la víctima aunque, de nuevo, el caso no fue reabierto para condenar a los criminales.

Aunque no es investigado por el IFI, uno de los incidentes más destacados de tropas británicas que abusan de los detenidos hasta la muerte fue el caso de Baha Mousa, un trabajador de hotel que fue detenido en septiembre de 2003 y quien murió estando bajo custodia británica dos días más tarde.

Una investigación pública dirigida por otro juez de la Corte retirado, Sir William Gage, se encontró con que los soldados británicos habían sometido a los detenidos a “grave, violencia gratuita” y que había una “grave violación de disciplina” del el ejército.

Mousa murió después de haberle sido negados alimentos, colocado en posiciones de peligrosa tensión, y torturado. La Investigación Baha Mousa, como se conoce a esta investigación, encontró que Mousa sufrió 93 heridas antes de su muerte.

Categorías
Europa y RusiaIrakNoticiasOriente MedioRegiónReino Unido
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines