Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un refugiado sirio hace historia en los Juegos Paralímpicos

"Tengo un deseo: el oro. Quiero enviar un mensaje a todos aquellos que han sido heridos, quiero que sepan que aún pueden alcanzar sus sueños", asegura.

Un refugiado sirio, que perdió la parte inferior de su pierna derecha en una explosión en la guerra en su país, hizo historia liderando el primer Equipo de Atletas Paralímpicos Independientes en los Juegos de Río 2016 en Brasil.

“Estoy muy feliz y orgulloso de ser el abanderado. Es una de las mejores sensaciones que he tenido en mi vida” dijo Ibrahim Al-Hussein en declaraciones para la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

En 2013, Ibrahim huyó a Turquía después de perder su pierna derecha en una explosión por una bomba en Siria, mientras atendía a un amigo, y pasó el año siguiente aprendiendo a caminar de nuevo. Poco después, se embarcó en un sórdido bote inflable con destino a Grecia, donde retomó rápidamente su formación deportiva.

Antes del conflicto en Siria, Ibrahim participó en las competiciones de natación locales y nacionales, antes de que su plan de carrera se viera interrumpido por el inicio de la guerra.

“Antes de la guerra en Siria, soñaba con participar en los Juegos Olímpicos … después de lo que pasó y después de mi lesión, seguí adelante y ahora estoy en los Paralímpicos. Mantuve mi sueño”, explica.

“[Él ejemplifica] el valor y la fortaleza de los refugiados que tienen discapacidades en todo el mundo . Los atletas del Equipo Paralímpico Independiente son un ejemplo de lo que puede lograrse cuando a los refugiados con discapacidad se les da la oportunidad de seguir sus sueños y desarrollar sus talentos”, declaró el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, en referencia a Ibrahim.

A principios de este año, Ibrahim fue elegido para llevar la antorcha olímpica a través del campo de refugiados de Eleonas en Atenas, hogar de 1.600 personas, en un gesto simbólico de solidaridad con los refugiados de todo el mundo durante los Juegos Paralímpicos.

Ibrahim competirá en los 50 metros y 100 metros estilo libre. “Tengo un deseo: el oro. Quiero enviar un mensaje a todos aquellos que han sido heridos, quiero que sepan que aún pueden alcanzar sus sueños”, asegura.

Esta es la primera vez que a los refugiados y a quienes tienen la condición de asilo se les ha dado un reconocimiento especial en los Juegos Olímpicos.

Categorías
Asia y AméricaNoticiasOriente MedioSiriaVideos y Fotos Historias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines