Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los oprimidos

Cincuenta años han pasado desde la ejecución del pensador islámico Sayyid Qutb. Todos los contactos y las intervenciones hechas por diversos líderes (entre ellos el Rey Faisal de Arabia Saudí y el presidente de Irak, Abdul Salam Aref) y otros intelectuales árabes y musulmanes, fracasaron en disuadir al entonces presidente egipcio Gamal Abdul Nasser de su ejecución; que se llevó a cabo el 29 de agosto de 1966

Tal vez recordaron ambos,’Abdul Naser y Sayyid, durante esa reunión, que era más como una ceremonia en honor de Sayyid Qutb recibida por los oficiales de la revolución del 23 de Julio de 1952 (que derrocó la monarquía en Egipto), en presencia de’ AbdelNasser, junto con una amplia audiencia de funcionarios, diplomáticos, escritores y otras personalidades interesadas. Se llevó a cabo en agosto de 1952 en el Club de Oficiales en la zona de Al-Zamalek. En la reunión, dijo Sayyid, “La revolución, sin duda, ha comenzado, pero no se alabará, ya que aún no ha logrado algo. La salida del rey no es el objetivo de la revolución, sino más bien devolver a este país al Islam…”. Luego continuó: “Durante la monarquía, siempre estaba listo para la prisión, y todavía en esta época, no me siento seguro, y estoy listo para la cárcel y otras pruebas, incluso más que antes”

‘AbdelNasser se puso de pie y con su voz de barítono, dijo, “Mi hermano mayor Sayyid, por Allah que sólo te alcanzarán por encima de nuestros cadáveres…”

Este evento fue grabado por alguien, que asistió a la ceremonia: el conocido escritor saudí, fundador del diario Okaz, Ahmad Abdul Ghafoor ‘Attar quién más tarde lo publicó en la revista Kalimat Haq, en su segunda edición de mayo de 1967.

Después de 14 años, las predicciones de Sayyid resultaron ser verdaderas, y fue ejecutado después de haber pasado la mayor parte de su vida en las prisiones de sus “discípulos”, los agentes de la revolución de julio.

Cincuenta años han pasado desde la ejecución de Sayyid… pero muy pocos han llorado su muerte… o le mostrarorn lealtad; muchos se volvieron contra él… y las dagas de esos escrupuloso imanes, sabiondos medio educados… y estudiosos pro-régimen… han calado hondo en oposición a sus actitudes y pensamientos… difamando contra él e apoyando campañas en su contra… hasta que su imagen se limitó a la de un apóstata, (un musulmán que acusa erróneamente a otro musulmán de apostasía) y un  extremista. Incluso muchos de sus fans y discípulos evitan la mención de su nombre, y escriben sobre él una manera tímida y con disculpas… Sin embargo, creo que escribir de una manera diáfana es el deber de los académicos y de todos los que buscan la verdad.

La mayoría de los que escribieron sobre Sayyid Qutb, ya sea acusativa o críticamente… a menudo se centran en Sayyid y su pensamiento basado en fragmentos aislados, o en base a lo que otros han escrito… Se centraron en algunos aspectos “ambiguos” de los escritos de Sayyid sin tener en cuenta su maravillosa literatura y textos creativos e innovadores, así como su espíritu revolucionario y actitudes por las que sacrificó su vida.

Incluso desde un punto de vista histórico, los textos atribuidos a Sayyid Qutb necesitan ser tratados con cautela; por ejemplo, de acuerdo con su hermano Muhammad Qutb, el libro LimathaA’damuni (Por eso me han ejecutado), no era en realidad un libro; sino una colección de registros de sesiones de investigación llevadas a cabo con él en la prisión de ‘Abdul Naser. En el libro, las preguntas dirigidas a él por el investigador fueron omitidas, y se mantuvieron sólo las respuestas. Mohamed Hasanein Heikal (un famoso escritor egipcio y un estrecho colaborador de ‘Abdul Naser) fue el que extrajo las respuestas de los registros de la prisión y las vendió al periódico Asharq Al-Awsat, que los publicó en el diario Al-Muslimun de manera fragmentada, y luego más tarde en la forma de un libro. En particular, se han eliminado las partes relacionadas con la tortura de Sayyid. De hecho, se sabe que los historiadores tratan registros de las investigaciones con cautela y escepticismo, y mucho menos para los registros tomados bajo tortura en las infames prisiones ‘de Abdul Naser.

Sí, Sayyid cometió errores al igual que otros seres humanos; hay que dejar que sus pensamientos y rendimiento sean criticados por otros intelectuales, reformadores, políticos… No hay nada de malo en eso,  pero si el objetivo es desacreditar y demonizar a una persona y cancelar su papel… entonces no debe hacerse.

 

Taha Hussein (el conocido escritor egipcio y ex ministro de cultura), que una vez fue el encargado de Sayyid Qutb en el Ministerio de Educación, dijo en la ceremonia de homenaje antes mencionada, “Sayyid tiene dos características: el idealismo y la obstinación. “Entonces, después de haber hablado sobre el impacto de Sayyid en la Revolución julio de 1952 y sus hombres, concluyó su discurso diciendo,” SayyidQutb ha alcanzado los primeros lugares de la literatura; él es un verdadero servidor de Egipto, el arabismo y el Islam “Tal vez” el idealismo y la obstinación “era una descripción exacta de Sayyid.; Sin embargo, al ser un musulmán comprometido, sus verdaderas cualidades reflejan “la piedad, paciencia y valor en la verdad”; estas son las características más destacadas de los reformadores y líderes de Da’wah.

Sayyid no recibe el crédito que merecía como escritor de primera clase y crítico literario a pesar de los campos más importantes de la literatura estaban abiertos a él. Mostró la belleza de la lengua árabe, así como los milagros del Corán y la grandeza de sus versos. Él escribió en árabe los siguientes libros “Crítica literaria: Fundamento y Métodos“, “Imágenes artísticas en el Corán” y “Aspectos de la resurrección en el Corán“. En su libro “En las sombras del Corán”  mostró los versos del Corán, destacando su fuerza, elocuencia, belleza y efecto, con un estilo fuerte, contemporáneo, que abarca totalmente los versos y palabras del Corán y sus significados, además de dar un fuerte impulso a la escuela de interpretación subjetiva del Corán.

Sayyid también escribió una poesía caracterizada por el nacionalismo y los valores islámicos y humanitarios, tocando las preocupaciones de las personas y la sociedad. Además, escribió acerca de personas y lugares, el amor, la nostalgia, la reflexión, la lamentación, la revolución y Palestina.

Por otro lado, Sayyid mostró un gran espíritu revolucionario, patriótico e islámico, que actuó como incentivo e inspiración para muchas personas de su generación y la generación que plantó cara a los políticos corruptos, los intelectuales y los regímenes autoritarios corruptos. Destacó el Islam en su espíritu proactivo y práctico, que niega la injusticia, y tiende una mano de ayuda a los oprimidos y deslegitima a los tiranos. De este modo, se convirtió con sus artículos “magistrales” y visiones intelectuales en el motor de la revolución contra la monarquía egipcia, así como otras revoluciones y movimientos de cambio (sin tener en cuenta cómo sus ideas fueron interpretadas después). Los oficiales de la revolución de julio veían en él una inspiración, y cuatro días antes de la revolución, una serie de agentes, incluyendo ‘Abdul Naser, se reunieron en su casa para orquestar el plan; después de su éxito, Sayyid fue el único civil en asistir a las reuniones del Consejo de Mando de la Revolución.

Seis meses después, Sayyid se separó de la revolución y de sus figuras, después de haber visto lo que no le gustaba, así que se fue… y los criticó. En 1954, el “régimen de Abdul Naser lo condenó a 15 años de prisión (como parte de su campaña contra los Hermanos Musulmanes). Pero él se hizo más a pesar de la enfermedad y el dolor que sufrió en la cárcel, y escribió su famoso poema “Mi hermano, que está libre detrás de estas puertas;” también escribió el poema: “Hubal,Hubal” (Hubal es la figura más infame adorada por los árabes en el período pre-islámico) que fue visto como una descripción de ‘Abdul Naser y su régimen.

Los escritos de Sayyid tomaron una retórica más aguda, que pedía la reactivación del verdadero movimiento revolucionario contra los tiranos, centrándose en el principio de “Hakimiyyah (gobernación),” para volver a la legislación de Allah y la restauración de su gobierno. Cuando fue liberado de prisión en mayo de 1964 (con la intervención del entonces presidente de Irak ‘Abdul Rahman Aref), no dudó en aceptar un papel en la organización de un grupo secreto de Hermanos Musulmanes que se centrara en esos valores islámicos en la educación y la organización.

Sayyid fue detenido el 9 de agosto de 1965 con cargos de dirigir en secreto, la organización militar de los Hermanos Musulmanes con el objetivo de debilitar la seguridad del país y asesinar a ‘Abdul Naser, así como montar un golpe contra el régimen. Fue condenado a muerte en base a estos cargos falsos. Aun así, Sayyid recibió su sentencia de muerte con una sonrisa sarcástica diciendo: “Gracias a Dios, he trabajado durante 15 años para alcanzar el martirio.”

Los biógrafos de Sayyid informaron de sus declaraciones cuando se apeló a la misericordia de Abdul Naser después de la sentencia de muerte; dijo, “El dedo índice, que da testimonio de la unicidad de Allah se niega a escribir una sola carta reconociendo la regla del tirano.” También dijo: “¿Por qué pedir piedad; si estoy preso con razón, acepto el juicio, y si estoy preso falsamente, soy más grande que pidiendo una falsa misericordia”?

Sayyid creía que sacrificar la vida por su fe y en defensa de sus palabras e ideas era normal, más bien era lo que dio significado e impacto a esas palabras. Él dijo: “Nuestras palabras son cómo muñecos de cera… hasta que morimos por ellos. Sólo entonces se llenan de vida”.

Otra perspectiva reconoce a Sayyid como uno de los principales pensadores árabes y musulmanes del siglo XX, que escribió sobre el orgullo humano, la dignidad, la libertad y la poderosa fe; por ejemplo, “En las sombras del Corán” está llena de tales significados. Quizás su artículo sobre “esclavos” en su libro “Estudios Islámicos” es una de las mejores piezas de la literatura sobre cómo ciertos comportamientos humanos retorcidos se enfrentan a la idea de libertad.

Desde una cuarta perspectiva, Sayyid Qutb intrudujo al Islam como una religión universal y animada, apta para todo tiempo y lugar, con capacidad para gobernar y tratar los problemas de la civilización y lograr un equilibrio entre espíritu y materia.

Al mismo tiempo, fue uno de los escritores más prominentes en la criticar la civilización occidental-capitalista, revelando sus defectos y exponiendo el colonialismo occidental y sus ambiciones en la región. Escribió una crítica mordaz de los regímenes capitalistas y comunistas, su bien conocido artículo “Islam americano”, que fue publicado en la revista al-Resalah en 1952, expuso la política de Estados Unidos y sus agentes en la región, en su opinión, “el Islam que los estadounidenses y sus aliados quieren en Oriente Medio no es el Islam que resiste al colonialismo, o el Islam que resiste la tiranía … no quieren que el Islam gobierne porque cuando el Islam gobierna,  transforma a las personas y les enseña que la preparación de la energía es una obligación, y que el comunismo, al igual que el colonialismo, es una epidemia. Ambos son enemigos”. Para los estadounidenses y sus agentes, el Islam puede ser consultado sobre la prevención del embarazo, la participación de las mujeres en el parlamento y anuladores de la ablución (wudu), pero nunca acerca de la situación social o económica  de nuestro sistema financiero, nunca acerca de nuestra situación política y nacional.

En otros artículos, Sayyid no sólo expresó su desprecio por el comportamiento colonial occidental sino también por los egipcios y árabes que todavía creen en las promesas occidentales. Sayyid atacó a la clase dominante diciendo “Mirad ese viejo montón suave y débil de ruinas y ese nervio atormentado…no son capaces de luchar y no dejan que la gente lo haga… Ese grupo es el que inventó las palabras negociaciones, conversaciones y conspiraciones… “(Véase el artículo” la conciencia americana y la cuestión de Palestina en el diario “al-Resalah”, 21/10/1946).

El espíritu humano y profunda expresión de significados humanitarios eran, desde un quinto punto de vista, los aspectos en los que sobresalió Sayyid, aspectos borrado por  sus oponentes (tal vez incluso por algunos de sus fans). Su libro “Las alegrías del Espíritu”, aunque de corto paginado, probablemente, se eleva a la categoría de Literatura Humana Universal, pero no recibió la atención y la consideración que merecía de escritores e investigadores … Aunque son pensamientos que escribió mientras estaba en prisión uno siente que está leyendo a un pensador que está volando sobre los amplios horizontes de la libertad y la dignidad humana, sintiendo los significados de amor y compasión, así como la mezcla con los demás, la apertura a ellos y la tolerancia de su daño. Era curioso que Sayyid, a menudo acusado de aislamiento y reclusión por sus oponentes (sin entender el “aislamiento consciente” ) escribió un texto “de oro” sobre la socialización y el aislamiento, indicando:

“Cuando nos aislamos de otras personas porque sentimos que tenemos almas más puras, somos más buenos, tenemos corazones y mentes más tolerantes o cerebros más inteligentes, no estamos haciendo algo digno de mención. Sólo hemos escogido el camino más fácil, menos costoso. La verdadera grandeza significa mezclarse con estas personas, saturarse con un espíritu de tolerancia y compasión por sus debilidades y fallos, y tener un verdadero deseo de limpiarlos y educarlos, elevándolos a nuestro nivel tanto como nos sea posible. Esto no significa el abandono de nuestros altos ideales y perspectivas superiores o favorecer a estas personas y alabar sus malas acciones. Además, esto no significa que hayan de sentir que somos superiores a ellos. El equilibrio entre estas contradicciones y tener tolerancia para el esfuerzo que se necesita para resolverlas es la verdadera grandeza.”

Desde otra  perspectiva, Sayyid es agraviado porque fue acusado de apostasía por algunos grupos salafistas, basándose en extractos incompletos de sus escritos. Por otro lado, Sayyid también sufrió de ser acusado de acusar a las comunidades musulmanes de apostasía… Sus adversarios, en particular, investigadores y escritores seculares y de izquierda, así como otros oponentes de la misma tendencia, utilizaron extractos incompletos para probar eso. Puesto que no hay espacio en este artículo para hablar de todas las acusaciones, hablaremos de los principales puntos que vale la pena mencionar en este contexto:

  1. La evolución histórica del pensamiento de Sayyid y el compromiso islámico debe ser considerada, ya que tomó forma en los últimos años de su vida. El hermano de Sayyid Muhammad, Qutb, explicó en una carta enviada a ‘Abdul Rahman al-Sayyid Harfi que, antes de su muerte, recomendó que sólo algunos de sus libros debían leerse, incluyendo “En las sombras del Corán“, especialmente las primeras doce partes, que fue capaz de revisar, “Hitos“, “Esta religión“, “El futuro de esta religión“, “Las características y valores de la conducta islámica“, “Fundamentos de la conducta islámica” y “El Islam y los problemas de la civilización“. Esto es de lo que Qutb se consideraba responsable y de lo que no se retractó.
  2. Qutb fue un crítico y escritor, antes de ser un erudito musulmán y un jurista como se conoce en la terminología actual. Él hizo campaña por el Islam como doctrina, conducta y modo de vida, pagando con su vida por ello. Se le concedió el éxito en miles de temas, explicaciones, descripciones fascinantes y pensamientos valiosos.

 

  1. Los académicos de alto nivel, incluidos los salafistas, no acusaron a Sayyid del takfiri; algunos de ellos se enfrentaron a los que le acusaban, como el gran erudito Bakr BinAbdullah Abu Zayd, presidente de la Academia de Jurisprudencia Islámica Internacional y miembro del Consejo de Expertos Superiores en Arabia Saudita, que lo hizo en respuesta a Rabi al -Madkhali pidiéndole que no publicase sus acusaciones contra Sayyid porque eran en su mayoría injustas, haciendo hincapié en que debería en su lugar “Orar por su perdón, y beneficiarse de su conocimiento …”

En el estudio de Majid Shabalah sobre “Metodología de SayyidQutb en la doctrina islámica,” gracias a la cual obtuvo su Ph. D de la Universidad de Sanaa (Yemen), llegó a la conclusión de que Sayyid Qutb tenía la misma comprensión sobre el Islam quelos suníes y que Sayyid estaba interesado en la doctrina islámica, sus características y obstáculos, la denuncia de la metodología de los infractores de la forma de los antepasados. Shabalah dijo que las palabras mal entendidas de Sayyid se corresponden con un discurso claro y concluyente compatible con la adecuada comprensión, como en las cuestiones recogidas en el Corán y la unidad de la existencia entre otras.

Vale la pena señalar que Sayyid, durante su supervisión de la organización secreta, recetado dos libros de doctrina por sus “hermanos”, escrito por Ibn Taymiyyah. Estos fueron Risalat al-‘Ubudiyyah (El Mensaje de Culto) y el Kitab al-Iman (El Libro de la Fe).

Sheikh Omar al-Ashqar (un académico muy respetado y aceptado por los estudiosos suníes y salafistas), me contó cómo él y sus colegas siguieron los escritos de Sayyid Qutb, la forma en que se sintieron profundamente conmovidos por la noticia de su ejecución y cómo Sheikh Abdul Rahman ‘ Abdul Khaliq (un conocido estudioso salafista) vino a él con lágrimas cuando supo de su ejecución.

  1. Sayyid expone los anuladores de fe prescrita por el Corán y la suna, mostrando un gran interés en “Shirk Al-Hakimiyyah (creer que puede haber otros legisladores, además de Allah), que significa renunciar a la ley de Dios, y la adopción de ideologías y legislación contrarias al Islam y sus enseñanzas; que es considerado (por muchos estudiosos) los tipos más prominentes de infidelidad a día de hoy. A pesar de la fuerza, y la nitidez a veces, de las palabras de Sayyid, los estudiosos cortos de miras que estudiaron los escritos de Sayyid, entre ellos el destacado jeque Omar al-Ashqar (el autor de este artículo escuchó lo siguiente directamente de él), mencionan que los escritos de Sayyid no incluían un solo texto acusando a comunidades o individuos de infidelidad. Algunos escritos sacados de contexto de Sayyid pueden relacionarlo con el takfiriso… sin embargo, muchos más otros de sus otros escritos y comentarios de versos coránicos los alejan del takfirismo. Y un gran número de asociados de Sayyid negó que él era un takfiri.

Por último, es el momento de hacer justicia a Sayyid Qutb y leer sus escritos de manera objetiva. Su reputación ha de mantenerse como uno de los pioneros en el pensamiento islámico y su reforma y renovación en el siglo XX.

Para obtener más información sobre Sayyid, se recomiendan los estudios de referencia distinguidos por el Dr. Salah al-Khalidi (de la que se benefició de este artículo), el Dr. ‘Abdulla al-Khabbas y el Sr. Abdul Baqi Muhammad Hussein entre otros.

 

Este artículo fue publicado por primera vez el Centro Al-Zaytouna de Estudios y consultas el 7 de septiembre de 2016 y traducido al castellano por MEMO.

Categorías
ÁfricaArabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónEgiptoOriente MedioRegión
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines