Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La distorsión de Israel de la historia y la ley internacional

En la narrativa de Israel, cada entidad y persona que no sigue la línea discursiva colonial es considerada como interesada en “alejar la paz”. Esta ha sido la acusación vertida contra el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, después de haber criticado la contínua expansión de Israel de asentamientos ilegales. Él hizo estos comentarios durante una reciente sesión informativa del Consejo de Seguridad de la ONU.

La agencia de noticias Ma’an ha publicado extractos del discurso de Mladenov y la posterior declaración emitida por el portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Este último se quejó de que Mladenov estuvo “distorsionando la historia y el derecho internacional.”

A pesar de que el marco de la crítica de Mladenov se apartó del compromiso de los dos estados, que ha sido muy beneficioso para Israel debido a la imposibilidad obvia y creciente de que alguna vez suceda (y también da tiempo a Israel para continuar su lento exterminio de los palestinos en su expansión geofísica), Israel todavía ha considerado la ocasión para ser digna de otra ronda de retórica retorcida.

Según Maan, Mladenov dijo al Consejo de Seguridad: “Voy a ser claro. No hay acrobacias legales que puedan cambiar el hecho de que todos los puestos de avanzada, ya sean ‘legalizados’ bajo la ley israelí o no, si se encuentra en tierras del Estado, o tierra de nadie, o tierras privadas, al igual que todos los asentamientos en la Zona C y en Jerusalén Oriental, son ilegales según la ley internacional.”

Israel, por supuesto, es perfectamente consciente de las restricciones impuestas a las declaraciones oficiales debido al marco del derecho internacional, así como a la duplicidad de la ONU, que es la base de aberraciones tales como la persistencia del colonialismo en Palestina. Está claro que Mladenov no estaba llamando a la expulsión de los judíos, como insistió el portavoz de Netanyahu . Tampoco puso en duda el derecho a la existencia de Israel.

De hecho, aunque en comparación con otras condenas oficiales las palabras de Mladenov son un poco más firmes, aún están encadenadas por las mismas instituciones que han creado el espacio necesario para un debate calculado en la que violaciones israelíes están disfrazadas como un “punto muerto” de la paz en estas negociaciones sin sentido. La clara distorsión de Israel y la manipulación de las palabras de Mladenov es obvia en el comunicado de la oficina de Netanyahu: “La demanda palestina de que un futuro Estado palestino se limpie étnicamente de judíos es aberrante y la ONU deben condenarla en lugar de adoptarla”.

No hay nada que indique una demanda palestina de limpieza étnica en la historia o la diplomacia. De hecho, las concesiones incesantes realizadas por los líderes palestinos demuestran exactamente lo contrario. Sin embargo, es hipócrita por parte de Israel y de la ONU esperar que un Estado palestino sea poblado por colonos israelíes. Cualquier aceptación de colonos en los territorios palestinos ocupados es una aceptación de la colonización; la ONU y la Autoridad Palestina pueden no tener ningún reparo en eso, pero los palestinos comunes se resisten a pensarlo – como es su derecho consagrado en el derecho internacional – incluso si es algo que la comunidad internacional es reacia a aceptar y aplicar.

A medida que continúa haciéndose pública la aprobación del gobierno israelí para la construcción de más asentamientos, la comunidad internacional ha vuelto a caer en la trampa de ver la ocupación de Palestina como que data de 1967 y no de 1948, cuando se inició la limpieza étnica de los palestinos indígenas. Esto permite a Israel más espacio para maniobrar y distorsionar la definición de “colonos” para crear nuevos grados de impunidad. Esta distorsión permanente de los hechos provee a Israel del apoyo internacional necesario para continuar con sus planes, plenamente consciente de que las futuras actuaciones diplomáticas construirán otra hipótesis que permitirá no sólo  la expansión colonial, sino también su equivalente en narrativa y memoria inventadas.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaIsraelOriente MedioPalestina

MEMO Staff Writer

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines