Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

La gruta de Jeita

La gruta de Jeita es sin duda uno de los tesoros naturales más fascinantes del Líbano. Un complejo de cuevas intrincadas, Jeita apareció como finalista en las nuevas siete maravillas del mundo en el año 2011
La gruta de Jeita es sin duda uno de los tesoros naturales más fascinantes del Líbano. Un complejo de cuevas, Jeita apareció como finalista en las nuevas siete maravillas del mundo en el año 2011. Aunque se cree que Jeita fue habitado en tiempos prehistóricos, las cuevas no fueron descubiertas hasta 1863 por el reverendo William Thomson, un misionero de América.

Con 9 km de longitud, la gruta contiene la cueva más larga de Oriente Medio. Se encuentra a 18 km del norte de Beirut y se divide en dos cuevas: las grutas superior e inferior.

GRUTA SUPERIOR:

La gruta superior cuenta con una gran concentración de formaciones de piedra caliza cristalizadas. Después de dar un paseo en Jeita-grotto-2teleférico hacia la gruta superior, nos espera una pasarela de 117 metros muy accesible que lleva a través de la caverna y revela el carácter distintivo y sorprendente del lugar.

La Sala Blanca, la primera de las tres cámaras que componen la gruta superior, es el hogar de la mayor estalactita del mundo, suspendida a 2,8 metros del suelo. Las estalactitas en el techo y las estalagmitas en el suelo de las cámaras reflejan un ambiente de fenómenos naturales vírgenes.

GRUTA INFERIOR:

Un mini-tren te lleva desde la gruta superior a la inferior, donde se llega al final del recorrido con un viaje en barco a través de la caverna, atravesando el río Nahr el Kalb, que se extiende a través de la gruta y se considera la principal fuente de agua potable para gran parte de Beirut.

La impresionante belleza de la gruta sin duda te dejará hechizado. A medida que se aventure más en la cueva, será recibido con un profundo silencio que infunde un sentido de irrealidad que hace de esta travesía corta la parte más fascinante y memorable de la Jeita-grotto-3visita.

La gruta inferior a veces puede estar cerrada en los meses de invierno debido a altos niveles de agua. La temperatura en el interior de la gruta se mantiene constante en torno a 16 grados centígrados durante todo el año, lo que es perfecto para visitar en un día caluroso de verano.

Durante la guerra civil libanesa, las grutas se cerraron al público y se utilizaron como lugar de almacenamiento de municiones. En 1995, la gruta se volvió a abrir al público y se convirtió en la popular atracción turística que es hoy. Cualquier visita al Líbano está sin duda incompleta si no se visita Jeita.

Jeita-grotto-4
Categorías
Destinos: Descubriendo Oriente MedioNoticiasVideos y Fotos Historias