Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Acusaciones contra EAU por canalizar dinero para los golpistas turcos

A lo largo de la noche del golpe del 15 de julio, los medios de comunicación pan-árabes con sede en Dubái, como el Sky News Arabit y Al Arabiya informaron de que el golpe contra el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y contra el partido gobernante Justicia y Desarrollo había tenido éxito.
Dahlan es un ex líder del partido político palestino Fatah, quien fue exiliado de Gaza y Cisjordania y se cree que tiene estrechos vínculos con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan.

 El gobierno de los Emiratos Árabes Unidos colaboró con los golpistas en Turquía en los preparativos del fallido golpe de Estado, utilizando al exiliado líder de Fatah Mohammed Dahlan como intermediario con Fethullah Gülen, el clérigo estadounidense acusado por Turquía de la orquestación de la trama, según han revelado fuentes cercanas a los servicios secretos de Turquía al diario Middle East Eye.

Dahlan está acusado de haber transferido dinero a los conspiradores turcos semanas antes del intento de golpe de Estado y de haberse puesto en contacto con Gülen, el clérigo acusado por Turquía de haber planeado la trama, a través de un hombre de negocios palestino radicado en EE.UU.

La identidad de este hombre, cercano a Dahlan, es conocida por los servicios de inteligencia turcos.

A lo largo de la noche del golpe del 15 de julio, los medios de comunicación pan-árabes con sede en Dubái, como el Sky News Arabit y Al Arabiya informaron de que el golpe contra el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y contra el partido gobernante Justicia y Desarrollo había tenido éxito.

En un momento dado, los canales influenciados por los Emiratos Árabes afirmaron que Erdogan había huido del país. Aún así, no hay ninguna evidencia de que estos medios de comunicación participaran en el golpe.

Además, el gobierno de EAU tardó hasta 16 horas en condenar el golpe militar- una hora después de una declaración por parte de Arabia Saudí- y mostrar su apoyo a Erdogan como el presidente legítimo de Turquía.

Según fuentes que contactaron con el diario Middle East Eye, a continuación, EAU puso en marcha una operación para distanciarse de Dahlan. El gobierno de EAU indicó en las redes sociales que estaba “indignado con Dahlan”. Poco después, el líder de Fatah se vio obligado a abandonar los EAU y se supone que está en Egipto.

Dahlan es un ex líder del partido político palestino Fatah, quien fue exiliado de Gaza y Cisjordania y se cree que tiene estrechos vínculos con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan.

Se le acusa de haber sido utilizado como un conducto para los fondos y las comunicaciones en diversas operaciones de EAU en todo Oriente Medio.

Middle East Eye ya informó el pasado mes de mayo que EAU, Jordania y Egipto habían identificado a Dahlan como sucesor favorito al actual líder de Fatah, el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Dahlan también está vinculado a los intentos de avivar la guerra civil en Libia. En una grabación secreta de Abbás Kamel, el entonces gerente de la oficina del presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, Kamel reveló que Dahlan, acompañado por tres personas, podría visitar Libia en un avión privado en secreto.

Kamel recomendó entonces que un funcionario militar permitiera a Dahlan salir del aeropuerto de Libia de forma discreta. Kamel dijo que Dahlan ya había causado un problema para las autoridades egipcias porque él viaja “por orden de los EAU, los cuales vigilan todos sus movimientos”.

Desde el fracaso del golpe, los emiratíes han intentado mejorar las relaciones con Ankara, de hecho, detuvieron a dos generales turcos en el aeropuerto internacional de Dubái bajo sospecha de tener vínculos con el intento de insurrección militar. Ambos, Mehmet Bakir Cahit, un general al mando de la Fuerza de Trabajo de Turquía en Afganistán, y Sener Topuc, un general de brigada al mando del entrenamiento, asesoramiento y ayuda a comandos en Kabul, fueron deportados a Ankara.

Los EAU se encuentran aún más temerosos de la reacción que puede venir después de la purga del ejército turco que Erdogan está llevando a cabo.

Una fuente bien informada aseguró a MEE que “ellos (EAU) sienten ahora que Erdogan está en plena potencia. No les gusta personalmente y piensan en él como un hombre que va a tratar de tomarse la venganza. Una vez que Erdogan haya limpiado los establos, piensan que a continuación va a girarse hacia quienes apoyaron el golpe desde fuera del país.”

Un total de 126 generales del ejército han sido detenidos en relación con el intento de golpe, lo que representa alrededor de un tercio de todos los generales de las fuerzas armadas turcas.

Las revelaciones sobre las conversaciones de Dahlan con el empresario palestino en los EE.UU. antes del golpe también podrían aumentar la presión sobre Washington para que examine la solicitud de Turquía de que Gülen sea extraditado.

Los ministros de Relaciones Exteriores y Justicia de Turquía tienen establecido viajar en persona a los EE.UU. para exigir la extradición de Gülen, pero para que esto tenga éxito deben presentar a un juez de Estados Unidos el principio de prueba que respalda la lista de cargos criminales, y la prueba de que existen cargos similares según la legislación estadounidense.

Si salvan ese obstáculo, Gülen aún estaría abierto a alegar en su defensa que los cargos son de naturaleza política y que no se podría garantizar un juicio justo para él en Turquía. Alrededor de 2.700 jueces fueron despalzados de sus cargos después del golpe.

Este artículo fue publicado por primera vez en el Middle East Eye el 29 de julio de 2016.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaEmiratos Árabes UnidosEuropa y RusiaOriente MedioRegiónTurquía

David Hearst es editor jefe de Middle East Eye. Fue corresponsal de The Guardian, antiguo editor asociado en el exterior, European Editor, Jefe de la Oficina de Moscú y corresponsal para Europa e Irlanda. Se incorporó a The Guardian desde The Scotsman, donde había sido corresponsal.

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines