Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La separación de unas trillizas palestinas

"Estoy muy contento con el éxito de mis hijas," comenta Othman, padre de las trillizas, "pero el gran problema es que todas ellas van a la universidad y yo no puedo pagar las cuotas para todas."

Las trillizas palestinas Isrá, Alaa y Doha Othman toman caminos separados tras 18 años de compartirlo todo.

Las adolescentes de la ciudad cisjordana de Tulkarem se acaban de graduar en la escuela secundaria y se inscriben en diferentes cursos en la universidad.

“Se trata de una separación parcial, pero aun así es difícil para nosotras. Estamos eligiendo carreras diferentes. Por primera vez, no vamos a estar sentadas en la misma clase “, dijo Doha.

Alaa dice: “Solíamos ir a la escuela juntas, volver a casa juntas, estudiar juntas, hacer la tarea juntas e incluso sentarse en los exámenes juntas y casi obtener los mismos resultados.”

Es justamente lo que pasó en los exámenes finales con Doha obteniendo un promedio de
94,8 %, Alaa un 95,1 %e Isrá un 96,8 %.

Vida difícil

“Estoy muy contento con el éxito de mis hijas,” comenta Othman, padre de las trillizas, “pero el gran problema es que todas ellas van a la universidad y yo no puedo pagar las cuotas para todas.”

El padre, que tiene una licenciatura en ciencias de la computación, pero trabaja como taxista, dijo costeó los estudios de sus otros dos hijos, pero que estos no estudiaron de forma simultánea.

Hizo un llamado al Ministerio de Educación de Palestina para ayudarle a cubrir los honorarios de sus hijas para que puedan proseguir su carrera.

“La educación es sagrada,” sentenció, “y tienen que ir a la universidad.”

 

Categorías
NoticiasOriente MedioPalestinaVideos y Fotos Historias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines