Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ban Ki-moon se despide de los territorios palestinos ocupados

"Soy consciente de que muchos palestinos cuestionan la viabilidad de alcanzar una paz justa y duradera con Israel. Oyen hablar de paz, pero lo que ven es violencia. Viven una vida llena de puestos de control, permisos, bloqueos, demoliciones y profundas dificultades económicas que enfrentan con crecientes penurias y una ocupación humillante que pronto va a cumplir 50 años ".

El martes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, terminó su viaje de despedida a Israel y los territorios palestinos ocupados. Está previsto que deje el cargo en diciembre y aprovechó la ocasión para instar a cierta voluntad política para llegar a una solución de dos estados como “la única manera de satisfacer las aspiraciones nacionales de los dos pueblos”.  Ban también criticó el bloqueo de Gaza que, según dijo, “sofoca a su gente, ahoga su economía e impide los esfuerzos de reconstrucción”. Curiosamente, añadió que se trata de “un castigo colectivo por el que se deben rendir cuentas”.

Hablando en Ramallah, el jefe de la ONU dijo identificarse con la frustración palestina: “Soy consciente de que muchos palestinos cuestionan la viabilidad de alcanzar una paz justa y duradera con Israel. Oyen hablar de paz, pero lo que ven es violencia. Viven una vida llena de puestos de control, permisos, bloqueos, demoliciones y profundas dificultades económicas que enfrentan con crecientes penurias y una ocupación humillante que pronto va a cumplir 50 años “.

Durante su etapa como secretario general, Ban ha condenado el status quo verbalmente pero la organización que dirige no ha tomado medidas concretas. Bajo su mandato, Gaza ha sido estrangulada por un fuerte bloqueo y sus residentes han sido testigos de tres grandes ofensivas israelíes. En más de la mitad de su tiempo en la cúpula de la ONU, la población de colonos de Cisjordania ha crecido en un 23 por ciento (de principios de 2009 hasta principios de 2014), y al menos dos rondas de conversaciones directas han fracasado. En 2014, más palestinos fueron asesinados por Israel que en cualquier otro año desde 1967. La violencia y muertes en Cisjordania y Jerusalén Este, por su parte, estaban en el nivel más alto desde el comienzo de su mandato en 2007.

Después de la última guerra de Israel contra Gaza en 2014, una investigación de la ONU declaró que Israel era responsable del asalto a siete sitios oficiales usados por la organización como refugios civiles, durante el cual 44 palestinos murieron y otras 227 resultaron heridas. Al revelar el informe, Ban condenó los ataques “como un asunto de la mayor gravedad.” Indicó que era la segunda vez durante su mandato como secretario general que se había visto obligado a establecer una junta de investigación sobre incidentes relacionados con las instalaciones y el personal de las Naciones Unidas en Gaza que han ocurrido durante el curso de los  “trágicos conflictos” en la Franja de Gaza. En cuanto a los niños muertos en la guerra, comentó que durante una visita anterior, “me encontré con muchos de los hermosos niños de Gaza. Más de 500 murieron en los combates, otros tantos fueron heridos. ¿Qué hicieron mal? Haber nacido en Gaza no es un crimen”.

Sin embargo, su inacción durante el conflicto obligó a 129 organizaciones e individuos distinguidos a firmar una carta abierta contra él. “Hasta el día de hoy”, escribieron, “no ha tomado ninguna medida explícita y tangible para hacer frente a los recientes ataques israelíes en los territorios palestinos ocupados desde el 13 de junio. Por otra parte, sus declaraciones han sido engañosas, de apoyo a las versiones falsas israelíes, contrarias a las disposiciones establecidas por el derecho internacional y los intereses de los que lo defienden, o han justificado las violaciones de Israel y sus crímenes “.

El número de niños palestinos muertos durante la guerra de 2014 condujo a unir esfuerzos para incluir a las Fuerzas de Defensa de Israel en una lista de infractores graves de los derechos del niño de la ONU. Sin embargo, mientras que el jefe de la ONU debió haber apoyado la inclusión hecha por Leila Zerrougui, la enviado especial de la ONU para los niños en conflictos armados, no lo hizo. Se le acusó de ceder ante la presión y omitir a los militares israelíes de la lista. Fuentes de la ONU describieron la decisión de anular la recomendación de Zerrougui como “inusual”, mientras Human RightsWatchla calificó de “golpe a los esfuerzos de la ONU para proteger mejor a los niños en los conflictos armados.”

En su visita de despedida a Gaza, Ban Ki-Moon dijo a los residentes que, “La ONU siempre estará con vosotros.” A pesar de que el segundo aniversario del comienzo de la guerra de Gaza de 2014 se acerca, la mayor parte de las 11.000 viviendas destruidas y las 6.800 gravemente dañadas o inhabitables permanecen en ruinas, en gran parte como resultado del bloqueo israelí. Ahora que su etapa como líder de la ONU llega a su fin, los palestinos tienen la esperanza de que su sucesor les dé algo más que palabras.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba