Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La solución de dos estados está muerta; larga vida a la solución de dos estados

"La solución de los dos estados es la única manera de lograr una paz duradera que cumpla las necesidades de seguridad israelíes y las aspiraciones palestinas de soberanía estatal, que termine la ocupación que comenzó en 1967, y resuelva todas las cuestiones relativas al estatuto permanente"
Protestas en Gaza bajo la bandera, Abril 2016

El Cuarteto de Oriente Medio ha publicado su largamente esperado informe y para sorpresa de nadie, éste afirma que la solución de dos estados se encuentra “en peligro”. El informe alega que este “peligro” proviene del terrorismo palestino y la provocación, y también de la construcción de asentamientos israelíes y la toma de control de la zona C de Cisjordania. El informe reitera que “la solución de los dos estados es la única manera de lograr una paz duradera que cumpla las necesidades de seguridad israelíes y las aspiraciones palestinas de soberanía estatal, que termine la ocupación que comenzó en 1967, y resuelva todas las cuestiones relativas al estatuto permanente”

El informe expresa especial preocupación sobre:

Continuar con la violencia, los ataques terroristas contra la población civil y la incitación a la violencia, que están agravando la desconfianza y son fundamentalmente incompatibles con una resolución pacífica;

La política continuista de construcción y expansión de asentamientos, la designación de la tierra para uso exclusivo de Israel, y la negación de desarrollo palestino está erosionando la viabilidad de la solución de los dos estados;

La acumulación ilícita de armasy la actividad militante, la ausencia de unidad palestina, y la grave situación humanitaria en Gaza y en última instancia la alimentan la inestabilidad y obstaculizan los esfuerzos para lograr una solución pacífica.

Se nos ha dicho en repetidas ocasiones que la solución de los dos estados es “el único juego posible” para resolver la injusticia que ha sufrido Palestina durante décadas, tanto por la “comunidad internacional” y la Autoridad Palestina. Sin embargo, lo que una solución de este tipo significa para Israel es muy diferente a lo que entienden los palestinos. Para la dirección palestina la solución de dos estados comprende: un estado palestino independiente en las fronteras de 1967 pre-Guerra de Seis Días, con Jerusalén Oriental como su capital y el intercambio de tierras de menor importancia. Israel no acepta esta definición. Aun cuando el término solución de dos estados es pronunciado por los funcionarios israelíes que por lo general se refieren a dos estados para dos personas con un estado palestino no militarizado y  reconocer a Israel como el “hogar del pueblo judío”. Cualquier solución también tendría que tomar en cuenta las siempre crecientes exigencias de seguridad de Israel y mantendría los “bloques de asentamientos” israelíes, a cuáles de estos se refieren es incierto.

Esto demuestra que la solución de dos estados está lejos de ser un concepto cuyos detalles se han acordado, y que todavía hay muchas íes por puntuar y líneas que cruzarpara poder convertirse en una realidad; está lejos de requerir simplemente cierta flexibilidad y algunas concesiones por parte de cada lado para que se haga realidad.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ganó la última elección general en una plataforma que era clara: “No habrá un estado palestino durante mi guardia.” A pesar de que trató de retractarse de estas afirmaciones después de su victoria electoral, él aún no acepta un estado palestino en la “línea de 1967″. Recientemente, como el hablar de la iniciativa francesa se hizo más fuerte y se incluyó referencia a la Iniciativa de Paz Árabe, Netanyahu rechazó de plano la propuesta, diciendo: “Si traen las condiciones de 2002 y lo presentan como un” lo tomas o lo dejas ‘, nosotros optamos por dejarlo.

Sostuvo que entrelos elementos negativos de la propuesta se incluyen la exigencia de que Israel se retire a las fronteras de 1967 en Cisjordania con ajustes territoriales, y abandonar los Altos del Golán, así como el retorno de los refugiados palestinos. “el ofrecer normalizar las relaciones con todos los países árabes y musulmanes si Israel implementa el derecho internacional es inaceptable para el líder israelí.

La Autoridad Palestina, por su parte, sigue empeñada en implementar la solución de los dos estados. Se podría pensar que el jefe de la Negociación palestina y Secretario General de la OLP SaebErekat – que ha estado involucrado en conversaciones con los israelíes por más de veinte años – harían lo correcto al decirle al mundo que la solución de dos estados está muerta para luego intentar una solución política diferente. Sólo hay que mirar por sus ventanas de laoficina de Ramallah o Jericho para ver los asentamientos ilegales israelíes que se elevan sobre las ciudades y pueblos palestinos, y las carreteras para colonos y otras medidas de seguridad que hacen del estado palestino una quimera.

Su razonamiento para negarse a hacer un anuncio de este tipo es que él cree que los israelíes no aceptarán una solución de un estado. Sin embargo, como he señalado anteriormente, tampoco aceptan una solución de dos estados. Erekat llega a la conclusión de que lo que Israel realmente quiere es un único estado con dos sistemas y, por lo tanto, llamar al apartheid con otro nombre. Estoy de acuerdo con esta conclusión.

Los palestinos, sin embargo, tienen que decir claramente lo que quieren; Israel hace eso todo el tiempo. Los palestinos quieren permanecer en la Palestina histórica y permitir a aquellos que han sido convertidos en refugiados volver a su tierra. Quieren ser capaces de establecerse en cualquier lugar en su patria histórica y no visitar Jaffa sólo cuando Israel les otorga un permiso para ser fotografiarla y recordar el pasado. Ellos quieren la igualdad y vivir con dignidad. También creo que quieren que sus razones para odiar a su ocupante terminen; en el fondo, los palestinos son un pueblo pacífico.

El informe del Cuarteto describe algunas de las razones por las cuales la solución de dos Estados sigue siendo la única manera de resolver el conflicto. También afirma que hechos en el terreno como la expansión de los asentamientos de Israel están haciendo que sea difícil de realizar. Sin embargo, no aclara cuál es el punto de inflexión para que un informe reconozca que la solución de dos estados está muerta. De este modo se permite que el status quo continúe, que sólo se adapte a Israel. Los ministros e ideólogos del proyecto de asentamientos israelíes han aprendido de la impunidad de la que ha disfrutado de su estado y saben que la manera de conquistar la Palestina histórica es a través de la construcción de másasentamientos y más opresión. Lo primero reduce la posibilidad de un Estado palestino emergente y lo segundollevará a los palestinos fuera de las áreas que les quedan y en las que están acorralados.

La comunidad internacional debe definir ese punto de inflexión. Sugiero que si el número de colonos ilegales judíos-israelíes en la ocupada Cisjordania y Jerusalén Este llega hasta el millón, la suerte estará echada  y la solución de dos estados muerta y enterrada. Una vez establecido esa inflexiónen la mentalidad colectiva, todos los involucrados o bien trabajarán para rescatar la solución de los dos estados antes de que se alcance esa cifra, o cuando se rebase la cifra del millón, el único juego posible será una solución política distinta. Si esto sucede, entonces debe ser una que haga justicia al pueblo palestino, especialmente los refugiados. Me temo, sin embargo, que en los próximos años va a seguir vendiéndose el espejismo de que la solución de dos estados es el único acuerdo sobre la mesa, y a Israel se le permitirá seguir trabajando para lo que realmente quiere, que es Palestina histórica se vacíe de su población indígena.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba