Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La derrota de la permanencia colonial debe ser la prioridad

El Frente Popular por la Liberación de Palestina (PFLP) está demostrando claramente que existen alternativas al manipulativo marco colonial que está siendo promovido por Francia, por la comunidad internacional y por la Autoridad Palestina. En un comunicado publicado en su página web, el PFLP yuxtaponía la estrategia dominante de promover la iniciativa francesa silenciando al mismo tiempo información sobre las facciones palestinas, y convocaba una movilización internacional los días 3 y 4 de junio contra el próximo derroche de la memoria palestina.

“El Frente Popular por la Liberación de Palestina,” manifestó el movimiento, “llama a las masas palestinas, tanto en Palestina como en el exilio y en la diáspora, a organizarse para confrontar y hacer fracasar a la así llamada “iniciativa francesa”, y a cualquier proyecto similar o internacional árabe que busque liquidar los derechos palestinos bajo el disfraz de las “negociaciones de paz”, en particular el derecho de retorno de los refugiados palestinos a sus hogares y tierras”.

Explayándose más en un artículo relacionado, Khaled Barakat, del PFLP, exponía el papel de Francia como potencia colonial y reaccionaria en la región, demostrando al mismo tiempo cómo sus propósitos internacionales se sincronizan con su política interna. “Todas estas políticas y prácticas desacreditan al gobierno francés y sus iniciativas como fuerza por la paz y por la justicia,” insistió.

Lo que el PFLP ha argumentado acerca de Francia es aplicable, de hecho, a la mayoría de los países y de las instituciones internacionales en su ambigua actitud para con Palestina, habiendo rechazado conscientemente la legitimidad de la lucha armada en favor de unas negociaciones que han servido como herramienta de colonización para los israelíes. El reconocimiento por parte del PFLP de la necesidad de implicar a todos los palestinos, en lugar de restringir la cuestión a los pedacitos de territorio restantes, demuestra la concienciación con respecto a la necesidad de combatir la duplicidad a través de la movilización palestina e internacional. Sin embargo, existen otras cuestiones que han de ser consideradas con el fin de impedir una posible ruptura entre el nivel de participación y las dinámicas de la causa, algo que ha prevalecido en otros escenarios y que ha contribuido a que la memoria palestina se astillase en fragmentos aislados, en lugar de formar hebras de una narrativa completa.

La plataforma internacional de apoyo a los palestinos se ha vuelto precaria debido a su monopolización por parte de Israel, de la comunidad internacional e, internamente, por la AP. Ya que estos elementos tejen sus propias imposiciones a través de una actitud cómplice, el espacio para la libre expresión está limitado. La PFLP tiene razón en llamar a la movilización, pero es necesaria una reflexión y un planeamiento meticulosos para producir una estrategia coherente y duradera. A nivel internacional, Palestina ha cosechado una gran cantidad de apoyo, pero la retórica ha predominado sobre la acción, en parte debido a la reticencia a separarse de las declaraciones diplomáticas convencionales. La comunidad internacional y la AP han marginado a Palestina, de aquí que la concienciación internacional y la movilización hayan de incrementarse en un grado lo suficientemente significativo como para combatir la alienación internacional entretejida con el proceso colonizador.

Uno ha de preguntarse qué ocurrirá una vez que se pase la pataleta por la debacle francesa, si es que hay una estrategia a largo plazo que no renuncie a sí misma. Quizá ahora sea el momento de cuestionar por qué, desde dentro, Palestina se ha fragmentado en cuestiones sensacionalistas, en tanto que la presencia colonial de Israel y su aparente permanencia en el tiempo siguen sin ser desafiadas. Cultivar una indignación esporádica limitada en el tiempo es una contradicción contra la que las facciones palestinas se han de unir. La derrota de esa permanencia ha de ser la prioridad.

 

 

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestina

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba