Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Círculos israelíes dan a conocer la historia detrás del discurso de Al-Sisi y el papel de Blair en su organización

Las fuentes revelaron que Blair fue la semana pasada a El Cairo, donde se reunió con Al-Sisi y le pidió que pronunciara un discurso "en el que se dirigiera directamente a los israelíes con el fin de mejorar las perspectivas de llegar a un acuerdo sobre un gobierno de unidad nacional".

Los círculos políticos y mediáticos israelíes han continuado su notable interés en el discurso pronunciado por el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi el martes pasado en torno a un acuerdo de solución en el conflicto árabe-israelí.

Dentro de este contexto, fuentes israelíes informadas han revelado que el discurso en el que Al-Sisi envió mensajes de paz a los israelíes se produjo por una solicitud directa de Tony Blair, el ex enviado diplomático del cuarteto.

Barak Ravid, comentarista del diario Haaretz, citó fuentes políticas oficiales en Tel Aviv diciendo que Blair pidió personalmente a Al-Sisi que pronunciara el discurso con el fin de mejorar las condiciones para la formación de un gobierno de unidad nacional en Tel Aviv con la participación del líder del Partido Laborista Isaac Herzog. Ravid consideró el paso dado por Blair como “una intervención intensiva y sin precedentes” de este tipo.

En un informe publicado por el sitio web del periódico esta mañana, al cual ha tenido acceso Arabi21, Ravid citó las mismas fuentes diciendo que Blair y Kerry “así como otras instancias internacionales” pidieron a Al-Sisi que emitiera el discurso con el fin de permitir que Herzog derrote a las figuras principales en el Partido Laborista que se oponen a la idea de unirse al gobierno de Netanyahu con el argumento de que la adhesión al gobierno equivaldría a un suicidio político para el partido.

Las fuentes explicaron que a pesar de la buena voluntad de Al-Sisi para cumplir con estas demandas internacionales, el plan ha fracasado porque Netanyahu, en una decisión de último minuto, renunció a la idea de unirse al Partido Laborista para el gobierno.

Contrariamente a lo que ha sido publicado hasta ahora, fue Herzog y no Netanyahu quien sugirió a Blair que pidiera a Al-Sisi pronunciar el discurso. Al parecer, Blair y Herzog coincidieron en que Al-Sisi debería solicitar en su discurso que “los partidos israelíes lleguen a un acuerdo nacional sobre la necesidad de impulsar el proceso de acuerdo  político con los palestinos”. Y esto, de hecho, es exactamente lo que dijo en su discurso.

Las fuentes revelaron que Blair fue la semana pasada a El Cairo, donde se reunió con Al-Sisi y le pidió que pronunciara un discurso “en el que se dirigiera directamente a los israelíes con el fin de mejorar las perspectivas de llegar a un acuerdo sobre un gobierno de unidad nacional”. Ravid también dijo que a pesar de la conclusión de la misión de Blair como enviado del Cuarteto, el ex-premier sigue visitando cada dos o tres semanas la región y visita Israel e informa a Netanyahu y Herzog acerca de todo lo que escucha de los líderes árabes.

De acuerdo con las fuentes que hablaron con Ravid el único mensaje que Blair transmite a Netanyahu y Herzog de los líderes árabes es sobre su disposición a desarrollar las relaciones con Tel Aviv, pero agregando que los líderes árabes siempre estipulan que Israel debe negociar con los palestinos respecto a la cuestión de los asentamientos.

Las fuentes destacaron que Blair fue quien inició la mediación entre Netanyahu y Herzog con el fin de formar un gobierno de unidad nacional en el que participara el Partido Laborista.

Las mismas fuentes señalaron que Blair tomó la iniciativa de comunicarse con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien bendijo la idea y urgió a la parte egipcia para responder de manera positiva.

Sin embargo, Netanyahu dio una sonora bofetada en la cara a tanto a Al-Sisi como a Blair cuando detuvo las negociaciones con Herzog y concluyó un acuerdo inicial con el partido Ysrael Beiteinu, liderado por el ex canciller israelí Avigdor Liebermann, acordando que esta formación se una al gobierno a cambio de la asignación del ministerio de defensa a Liebermann. Vale la pena mencionar que Liebermann pidió, durante el gobierno del depuesto presidente Hosni Mubarak, atacar a Egipto e incluso sugirió bombardear la presa de Asuán.

En un artículo publicado por el diario Yedioth Ahronoth el jueves, Alex Fishman dio a conocer que el discurso fue precedido por meses de comunicaciones que tuvieron lugar tras las bambalinas entre ambos lados. Esta vez estas comunicaciones con los hombres de Al-Sisi en El Cairo fueron encabezadas por el enviado del Primer Ministro, el abogado Isaac Molco.

Fishman añadió: “Lo que comenzó como un proceso político terminó con una etapa de construcción política interna en la que se robaron todas las cartas. Con la combinación de Liebermann y Netanyahu, no hay nada que pueda conducir a la celebración de negociaciones con la Liga Árabe en El Cairo “.

Este artículo fue publicado originalmente en Arabi21 el 19 de mayo de 2016.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEgiptoEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba