Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La cuestión de la anexión y la iniciativa francesa

París está en conversaciones con el gobierno de Netanyahu y los EE.UU. con el fin de formular una propuesta que introduce modificaciones importantes a la iniciativa y llegar a un punto en el que Israel pueda estar de acuerdo. Esto incluiría que la comunidad internacional hiciera la vista gorda a la anexión del Golán sirio ocupado por Israel y la salida del territorio de la mesa de negociación a cambio de la voluntad de Israel de asumir los riesgos de seguridad y aceptar la solución de dos estados basada en las fronteras de 1967.
La ministra de Justicia israelí, Ayelet Shaked
La ministra de Justicia israelí, Ayelet Shaked

Israel se anexionó los Altos de Golán sirios en 1981, 14 años después de la guerra de 1967. A pesar del hecho de que ninguno de los estados miembros de la ONU reconoce esta anexión, los israelíes siguen considerando este territorio como parte del estado sionista. El tema de esta anexión nunca ha sido abordado como un problema peligroso a lo largo de los años y el mundo parece ya considerarlo como un hecho consumado.

Aunque el llamado "Eje de Resistencia" fue formado por Siria, Qatar, Hezbolá y Hamás, nadie abordó al tema Altos del Golán, el cual ha permanecido en el olvido. Este eje y su "resistencia" no dispararon ni una bala en el frente del Golán, mientras que sí lo hizo en Líbano, Gaza, Cisjordania y Jerusalén. Los Altos del Golán, por otra parte, parecen haber sido olvidados por completo en el contexto del conflicto árabe-israelí, incluso antes de la formación de este eje. Aunque no he olvidado la lucha de los sirios en el Golán y su resistencia durante la ocupación, esto no cambia el hecho de que la situación impuesta por Israel se ha convertido en un hecho consumado, generando una aceptación general.

Hoy, sin embargo, la cuestión de los Altos del Golán ha resurgido en dos niveles, vinculados a los nuevos acontecimientos relacionados con la ocupada Cisjordania. El primero es la nueva llamada para hacer cumplir la ley israelí entre los "ciudadanos israelíes" - colonos - en Cisjordania y el segundo es el acuerdo franco-israelí para que Israel acepte la iniciativa de París a cambio de ignorar la anexión ilegal por parte de Israel de los Altos del Golán ocupados.

Los políticos israelíes se mostraron sorprendidos por el llamamiento de la ministra de Justicia, miembro del ala derecha del partido Hogar Judío, Ayelet Shaked, para que la ley israelí sea aplicada a los colonos en el término de un año, mediante una orden del Comando Central de Israel. Este llamamiento no es nuevo, pero fue rechazado en el pasado por el poder judicial. La sorpresa es que se ha traído a colación de nuevo por razones puramente internas, a pesar de que esto sería considerado el primer paso hacia la anexión de los territorios ocupados de Cisjordania, como fue el caso de los Altos del Golán.

El momento de aparición de esta propuesta está estrechamente relacionado con las presuntas negociaciones mantenidas entre Netanyahu y el Partido Laborista dirigido por Yitzhak Herzog respecto a la expansión de la coalición de gobierno, para darle una mejor oportunidad de supervivencia. Sin embargo, la expansión del gobierno será a expensas de las partes que forman parte de la coalición, incluyendo al partido Hogar Judío. Hubo filtraciones en las negociaciones entre Netanyahu y Herzog en el sentido de que, en el caso de que el Partido Laborista se una al gobierno, este será el encargado del Ministerio de Exteriores.

Lo que es más importante a ojos de los dirigentes de Hogar Judío es que el Ministerio de Justicia no sea entregado al Partido Laborista; por lo tanto, la titular, Shaked, de inmediato hizo su propuesta con el fin de enfrentarse a Netanyahu y ganar popularidad entre los sectores del ala de derecha del Likud y los miembros neo-fascistas y anti-palestinos de la opinión pública israelí. Esto también haría que Hogar Judío pareciera posicionarse más a la derecha que el Likud de Netanyahu. Por lo tanto, si el primer ministro entrega los ministerios de Hogar Judío al Partido Laborista, el antiguo partido puede así salir de la coalición, aunque esto es poco probable. Si esto ocurre, 'Jewish Home' dirigirá la oposición de derecha y podría decirse que tienen una mayor oportunidad en las próximas elecciones parlamentarias de obtener aún más apoyo de la creciente extrema derecha neofascista.

En la Conferencia de Herzliya del año pasado sobre la seguridad nacional, el Ministro de Gobierno Naftali Bennett hizo un llamamiento internacional para que se reconociera la anexión de los Altos del Golán por parte de Israel, dado el "hecho" de que Siria ya no existe como estado. "Está claro que si hubiéramos escuchado al mundo y entregado el Golán, Daesh estaría nadando en la Galilea", afirmó, antes de añadir que en la actualidad hay 23.000 colonos judíos que viven en paz en los Altos del Golán porque Israel no cedió a las demandas "hipócritas" del mundo.

Hoy en día, parece que puede haber una respuesta a esta propuesta. Como parte de su nueva iniciativa, el gobierno francés está tratando de complacer a Israel para que acepte su proyecto de paz. De acuerdo con el diplomático y negociador israelí Uri Savir, París está en conversaciones con el gobierno de Netanyahu y los EE.UU. con el fin de formular una propuesta que introduce modificaciones importantes a la iniciativa y llegar a un punto en el que Israel pueda estar de acuerdo. Esto incluiría que la comunidad internacional hiciera la vista gorda a la anexión del Golán sirio ocupado por Israel y la salida del territorio de la mesa de negociación a cambio de la voluntad de Israel de asumir los riesgos de seguridad y aceptar la solución de dos estados basada en las fronteras de 1967. De acuerdo con esta propuesta, el concepto de "tierra por paz" ha sido cambiado, haciendo que sólo se limite a los territorios de Cisjordania. De acuerdo con Savir, el caos reinante en Siria contribuirá a la aceptación de esta propuesta.

Estas ofertas se están haciendo en el contexto de complacer a Israel en primer lugar, aún cuando resulta entrometido tomar ventaja de la agitación regional e internacional en su propio beneficio. Según Bennett, el mundo se ha vuelto aún más hipócrita, pero lo está siendo a favor de Israel y sobre los escombros de los derechos árabes, tanto en la Palestina ocupada como en el Golán ocupado.

Traducido del Al-Ayyam.psm 4 de mayo de 2016

Categorías
Artículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaEuropa y RusiaFranciaIránIsraelLíbanoOriente MedioPalestinaSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines