Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las protestas en Egipto demuestran la erosión de la popularidad de Sisi, según analistas

“[Las protestas] demuestran que la popularidad del régimen está siendo erosionada,” explicó el analista político Hasan Nafaa a la Agencia Anadolu.
Manifestantes egipcios.

Las recientes protestas callejeras en Egipto contra la decisión del gobierno de ceder dos islas en el Mar Rojo a Arabia Saudí refleja el menguante apoyo popular al presidente Abdel-Fattah al-Sisi, según los analistas.

La semana pasada, el gobierno egipcio anunció la transferencia de la soberanía sobre las islas de Tiran y Sanafir –que han estado bajo control egipcio durante más de seis décadas- a Arabia Saudí.

El gobierno ha defendido la decisión, argumentando que Egipto había tomado el control de ambas islas en 1950 debido al temor de que las pudiera ocupar Israel.

Todo apunta a que ambos países han firmado acuerdos para el establecimiento de fronteras marítimas que sitúan las islas en aguas saudíes, un proceso que habría llevado seis años.

El acuerdo de las dos islas, que fue anunciado durante una visita a Egipto del rey saudí Salman, ha desatado la furia pública y las acusaciones contra Sisi de estar vendiendo territorio egipcio a Arabia Saudí.

Diversos activistas han lanzado campañas online en las que motejan a Sisi como “Awaad”, en referencia a un personaje de una canción popular egipcia que vende sus tierras –un acto vergonzoso para la comunidad rural-.

El acuerdo aún debe ser aprobado por parte del parlamento egipcio.

“[Las protestas] demuestran que la popularidad del régimen está siendo erosionada,” explicó el analista político Hasan Nafaa a la Agencia Anadolu. “Es la primera vez que veo a personas que no pertenecen a grupos islamistas o a la oposición pidiéndole a Sisi que se marche”.

Sin embargo, Nafaa afirma que sería prematuro hablar de una “revuelta popular” contra el régimen de Sisi.

“El régimen está convencido de que está gestionando diversas cuestiones perfectamente, pero eso no es verdad,” dijo.

Sisi ha sufrido duras acusaciones en los últimos meses con respecto a su gestión de la tambaleante economía egipcia y en relación a la muerte del estudiante italiano Giulio Regeni, que ha ensombrecido las relaciones entre Egipto e Italia.

En un encuentro con diputados, la semana pasada, Sisi negó haber vendido territorio egipcio a los saudíes, acusando a los enemigos de Egipto de estar tratando de dividir a la sociedad del país del Nilo.

Antiguo líder del ejército, Sisi fue elegido presidente en 2014, un año después de apartar del cargo al presidente Mohamed Morsi a través de un golpe militar.

El sociólogo político Saeed Sadeq opina que las manifestaciones de la semana pasada sobre la cuestión de las islas han puesto fin al “espantajo” de los Hermanos Musulmanes.

Los medios pro-gobierno suelen acusar a quienes critican al régimen de Sisi de apoyar a los Hermanos Musulmanes, ilegalizados por el gobierno egipcio a finales de 2013.

“Muchos seguidores han ignorado el “espantajo” de los Hermanos Musulmanes y han participado en las protestas,” afirma Sadeq.

En un comunicado, la Hermandad Musulmana llamó la semana pasada a las manifestaciones callejeras contra el acuerdo de las islas.

Sadeq apuntó que las redes sociales han desempeñado un papel importante a la hora de movilizar a los manifestantes.

“Las manifestaciones también han puesto fin a la “cultura del miedo” en la calle, forzando a los medios a cubrir las protestas, lo que constituye una victoria política y mediática para los manifestantes,” dijo.

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticiasRegión
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines