Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Somalia ve un destino entrelazado con el pueblo de Turquía

Simpatizantes del presidente turco y líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AK), Recep Tayyip Erdogan, durante un mitin electoral en Aydin, Turquía, el 09 de mayo de 2023 [Murat Kula - Anadolu Agency].

Turquía, que tiene una conexión histórica muy arraigada con Somalia, se ha ganado un lugar indispensable en los corazones de los somalíes gracias a unas relaciones bilaterales basadas en la confianza mutua, la amistad y un entendimiento beneficioso para todos. Millones de somalíes de todo el mundo expresan su inquebrantable gratitud por el apoyo incondicional prestado por Turquía, bajo el liderazgo del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Como reflejo de su gratitud, los somalíes siguen de cerca todo tipo de acontecimientos políticos, económicos y sociales en Turquía. Por esta razón, el pueblo de Somalia, que ha entrelazado su propio destino con el de Turquía, espera con impaciencia los resultados de las próximas elecciones en Turquía.

Antes de la visita de Erdogan, Somalia era una tierra desolada

Somalia, que declaró su independencia en 1960, brilló como símbolo de democracia, estabilidad y desarrollo en África hasta el golpe de Estado de 1969, que acabó con los derechos democráticos de los somalíes. Con la guerra civil iniciada en la década de 1990, comenzó la era que Thomas Hobbes definió como "La guerra en la que todos están contra todos". Debido a la combinación de la guerra civil y la intervención extranjera en Somalia, el Estado se derrumbó, impidiéndole prestar servicios básicos a su población. Durante este tiempo, con el apoyo de potencias extranjeras, los señores de la guerra entraron en furia para repartirse el país y sus recursos. Por si la devastadora guerra civil, que dura ya más de veinte años, no fuera suficiente, Somalia ha tenido que soportar en los últimos años el terror de Al-Shabaab. Las secuelas de estos acontecimientos empujaron a los Estados occidentales, que veían a Somalia como una "ciénaga", a abandonarla para que se ocupara de su propio destino. Somalia, antaño la estrella brillante de África Oriental, se había convertido en un Estado periférico y en un símbolo de desesperación.

LEER: Miral, la niña palestina que preguntó por su padre 

Turquía es un símbolo de renacimiento y construcción en Somalia

Aunque Turquía es un actor no regional, se ha presentado como poseedora de un papel constructivo en África, en general, y en África Oriental, en particular. Desde 2011, Turquía se ha convertido en un "socio insustituible" para Somalia. Esto ha quedado patente en los últimos 12 años con las acciones de Erdogan, que se ha mantenido firme tras todas sus promesas. Todas las instituciones de Turquía están implicadas en poner fin a la destrucción en Somalia y contribuir a la reconstrucción del Estado.

Turquía inició procesos de ayuda humanitaria en la región con diversas instituciones, principalmente con la TIKA y la Media Luna Roja Turca (Kizilay). Construyó su mayor embajada en Mogadiscio, en una época en la que otros Estados se mantenían alejados utilizando como excusa los problemas de seguridad, y prestó servicios de embajada a través de un intermediario. El Estado turco ha abierto sus puertas y ha invitado a miles de estudiantes somalíes a estudiar y a convertirse en garantes del futuro del Estado somalí. Además, Turquía formó a miles de funcionarios somalíes en diversos campos para iniciar y proceder a la construcción del Estado. El sistema sanitario se ha restablecido en Somalia con el desarrollo de numerosos hospitales en la región, el primero de los cuales es el Hospital de Formación e Investigación Recep Tayyip Erdogan. Para aprovechar la riqueza agrícola del entorno, se crearon modernas escuelas de agricultura, con el deseo de establecer una Somalia autosuficiente. Algo que puede parecer sencillo para la población turca, ya que tiene el privilegio de utilizar los cientos de miles de kilómetros de carreteras, túneles, puentes, ferrocarriles y enormes aeropuertos, Turquía ha creado carreteras en Somalia que conectan a las familias. La construcción del aeropuerto de Mogadiscio y los constantes vuelos de Turkish Airlines han conectado Somalia con el mundo.

El Senado y el Parlamento somalíes se construyeron para que los somalíes pudieran debatir sus problemas y encontrar soluciones en un entorno más seguro y democrático. Ha habido muchas organizaciones y foros a los que se invitó a somalíes de todo el mundo para desarrollar soluciones a los problemas de Somalia. Se organizaron mediaciones para evitar la infestación de conflictos entre hermanos. Sobre todo, se creó la Base de Entrenamiento Militar TURKSOM, donde se entrena a los soldados somalíes. La escuela militar bajo el mando de la Fuerza de Tarea Turca Somalí desempeñó un papel importante a la hora de satisfacer la necesidad de oficiales en Somalia. Las Fuerzas Armadas turcas formaron y equiparon a miles de comandantes somalíes, a los que llaman "Águila" (Gorgor), y les inculcaron un espíritu entretejido de patriotismo.

LEER: La ambigüedad de los EAU en el proceso de reintegración de Siria a la Liga Árabe 

Hoy, bajo el liderazgo del Presidente de Somalia, Hasan Sheikh Mahmud, Gorgor constituye la columna vertebral de la lucha decidida e implacable contra el terrorismo. Gracias a estos soldados, que encabezan los esfuerzos de Somalia contra Al-Shabaab, Somalia es cada día más segura. Gorgor está llevando a cabo una lucha implacable contra quienes buscan un pedazo de Somalia. En los últimos 8 meses, todas las sacudidas y victorias que ha obtenido Somalia se deben a los esfuerzos y la determinación de estos soldados que han sido entrenados por Turquía.

Los esfuerzos de Turquía han contribuido a la paz mundial

Con estos esfuerzos, Turquía ha ido más allá de contribuir a la paz en Somalia y África Oriental. Ha contribuido a la paz mundial mediante su diplomacia versátil, emprendedora y humanitaria, su poder militar disuasorio y su asistencia militar a países amigos y aliados. Turquía, bajo el paraguas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha agotado los esfuerzos mediante el diálogo entre las partes para encontrar una solución justa, duradera y mutuamente aceptable a muchos problemas africanos. Por último, Erdogan ha realizado una importante contribución al Acuerdo sobre el Corredor de Cereales (Iniciativa de Cereales del Mar Negro) mostrando visión, valor y voluntad. Esta contribución merece los mayores elogios; desempeña un papel vital para garantizar la seguridad alimentaria mundial.

LEER: Bajo una Resistencia unida y bien organizada, Israel renuncia a sus objetivos a largo plazo en Gaza 

Por otro lado, Turquía es una de las mayores y más importantes potencias democráticas del mundo. Con una gran participación, la democracia turca es la brillante estrella del norte para todos los países musulmanes. El liderazgo ejemplar que presenta Erdogan es un ejemplo a seguir entre los países musulmanes y se sigue de cerca en Somalia. Por esta razón, el pueblo de Somalia no separa su destino del pueblo turco; sigue meticulosamente todos los procesos políticos, económicos y sociales de Turquía. Una Turquía poderosa, que se solidarizó con el pueblo somalí en sus momentos más débiles y sigue desempeñando un papel vital en la reactivación de las instituciones, seguirá desempeñando un papel activo, en el próximo periodo, en su propia región y en la política mundial.

Como antes, Somalia desea continuar su relación y espera el apoyo de su amistosa y fraternal contraparte, Turquía, en muchos asuntos, especialmente en la lucha contra el terrorismo. No es sólo para Somalia; el apoyo continuado de Turquía es necesario para todas las geografías oprimidas del mundo.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente

 

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioRegiónSomaliaTurquía
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines