Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Llamamiento a una investigación urgente sobre los 200 menores no acompañados desaparecidos

La sede de "Visados e Inmigración del Reino Unido", una división del Ministerio del Interior en Wellesley Road, en Croydon, Londres, Inglaterra, el 20 de enero de 2020. [Foto de Richard Baker / In Pictures vía Getty Images].

Doscientos menores no acompañados siguen desaparecidos de los hoteles habilitados por el Ministerio del Interior tras haber sido secuestrados, según admitió ayer el ministro británico de Inmigración.

El secuestro de menores fue revelado en una investigación del Observer, en la que un guardia de seguridad anónimo afirmó haber informado en repetidas ocasiones al Ministerio del Interior de que había sido testigo de cómo bandas de delincuentes merodeaban en el exterior y metían a los niños en coches.

El lunes, el ministro Simon Murray admitió que, desde que el Ministerio del Interior empezó a utilizar hoteles para alojar a niños en julio de 2021, 4.600 habían sido internados en ellos, 440 habían desaparecido y 200 seguían en paradero desconocido. Trece de estos 200 niños son menores de 16 años.

Todo ello a pesar de que la policía advirtió al Ministerio del Interior de que los niños eran vulnerables y serían objetivo de las redes criminales.

LEER: La Unión Europea acuerda nuevas sanciones contra Irán, pero no calificará de "terroristas" a los guardias por ahora

El Ministerio del Interior también rechazó la oferta de un grupo de organizaciones de lucha contra la trata de personas para evaluar la seguridad de los hoteles.

Otras organizaciones benéficas han expresado su preocupación por la seguridad de los menores no acompañados, entre otras cosas porque no reciben la atención adecuada y no tienen un plan de atención o un asistente social.

La baronesa Armstrong, del Partido Laborista, advirtió de los problemas de seguridad planteados por los visitantes del hotel:

"Saben que hay depredadores. Y sabemos que los depredadores están un paso por delante, en términos de tráfico de niños y, de hecho, de abuso sexual infantil, que la mayoría de las organizaciones que existen para salvaguardar".

El inspector jefe de Fronteras e Inmigración afirmó que "la incapacidad para identificar y evaluar eficazmente las necesidades de estos jóvenes, y para garantizar que la operación para alojarlos pudiera satisfacer estas necesidades, condujo a resultados inconsistentes en materia de salvaguarda y bienestar".

El Ayuntamiento de Brighton y Hove ha solicitado una reunión con el Ministerio del Interior para hablar de los menores desaparecidos.

El Partido Laborista ha pedido una investigación urgente, al igual que el Consejo para los Refugiados.

Categorías
NoticiasReino UnidoSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines