Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La AP debe responder penal y políticamente por el asesinato de Banat

Una niña detrás de carteles que representan al fallecido activista palestino de derechos humanos Nizar Banat durante una manifestación en su recuerdo en la ciudad de Gaza el 29 de junio de 2021 [MOHAMMED ABED/AFP via Getty Images].

El hermano del activista palestino asesinado Nizar Banat explicó en diciembre la postura de la familia ante la Corte Penal Internacional (CPI). "Para quienes vivimos en países corruptos donde la verdadera justicia está fuera de nuestro alcance, la CPI sigue siendo nuestra esperanza de una investigación y un procesamiento no politizados de los criminales", declaró Ghassan Banat.

Nizar Banat fue uno de los más críticos con la Autoridad Palestina y uno de los candidatos a las elecciones democráticas que el líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, canceló a principios de 2021. Fue golpeado hasta la muerte por los servicios de seguridad de la AP en junio de ese mismo año. El tribunal militar de la Autoridad Palestina dejó en libertad bajo fianza a los 14 miembros de los servicios de seguridad implicados en el asesinato de Banat, supuestamente por temor a que Covid-19 se extendiera por las cárceles palestinas. Esto llevó a la familia Banat a buscar justicia en otros lugares.

¿Por qué mató la AP a Nizar Banat? - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Sin embargo, establecer la culpabilidad penal es sólo una parte de la lucha. Ningún funcionario de alto nivel de la AP fue acusado del asesinato. La eliminación de Banat tuvo una motivación política y la AP estuvo directamente implicada tanto en el asesinato como en la posterior impunidad de los miembros de los servicios de seguridad que lo golpearon hasta la muerte. Para adoptar un enfoque global que establezca la rendición de cuentas, es necesario tener en cuenta toda la estructura de la AP. De hecho, es necesario volver al activismo político de Banat, ya que puso al descubierto toda la estructura de corrupción y financiación internacional de la extensión de la violencia colonial de la AP contra el pueblo palestino.

Es una lástima que el funcionario de la AP que habló con la Jewish Chronicle en agosto de 2022 permaneciera en el anonimato. Sin embargo, la "justificación" que ofreció para el asesinato de Banat revela todo lo que está mal en la AP; llegó a decir que se habría unido si hubiera estado presente en la escena del asesinato. Según la entrevista, Banat fue golpeado hasta la muerte por supuesta rudeza e inestabilidad. Sin embargo, el mismo funcionario anónimo de la AP defendió todas las formas de violencia, incluida la tortura, que se utiliza habitualmente contra los palestinos en las cárceles de la Autoridad Palestina.

"Nuestros funcionarios no creen que el caso Banat sea algo importante, algo en lo que tengamos que pensar", dijo. "¿Qué importancia tenía la vida de Banat?". Es una pregunta absurda, porque el activista era claramente tan importante que la AP sintió la necesidad de matarlo en lugar de que supusiera una amenaza electoral políticamente formidable para su jerarquía, financiada internacionalmente y despiadada. Como dijo un activista a The Guardian en 2021: "Ahora mismo la gente tiene mucho más miedo de criticar a Fatah que a Hamás". Tal declaración está repleta de la conciencia de que, a pesar de su debilidad política, la AP conserva suficiente apoyo de Israel y de sus donantes internacionales para aplastar cualquier despertar político entre los palestinos, en particular las voces que unen los puntos entre la AP, la corrupción, el colonialismo y la violencia, en lugar de aislar y compartimentar estas prácticas aborrecibles.

LEER: Privilegio y libertad de circulación de la Autoridad Palestina 

Aunque la culpabilidad penal por sí sola puede desviar la atención de las ramificaciones políticas, es difícil separarlas en el caso de Banat. La violencia de la AP es una manifestación política que oprime, tortura, detiene y, en ocasiones, mata a palestinos, ya sea a través de los servicios de seguridad o de la "sagrada" (descripción de Abbas) colaboración de seguridad con Israel, como ocurrió en el caso de Basel Al-Araj en 2017.

Acudir a la CPI es un paso en la dirección correcta si el tribunal consigue superar su propia burocracia, pero es una medida incompleta. Una cuestión más apremiante es poner de relieve el activismo de Banat para exponer la extensión por parte de la AP de la violencia colonial de los colonos israelíes. Debería enfrentarse a cargos penales y políticos por el asesinato de Nizar Banat.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines