Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El atentado contra el respetado Sheikh Sha'rawi reaviva el interés por sus enseñanzas

Periodistas egipcios participan durante una protesta contra las detenciones de compañeros frente a la sede del sindicato de periodistas egipcios en la capital, El Cairo, el 3 de mayo de 2016 [Amr Sayed/ApaImages].

Un periodista egipcio ha desatado una ola de ira entre decenas de millones de árabes, no sólo en Egipto, con su ataque injustificado contra el "Imán de los Misioneros", el venerable jeque Muhammad Metwalli Al-Sha'rawi, fallecido hace más de un cuarto de siglo. Después de todos estos años, el periodista en cuestión ha afirmado que el jeque es "Daesh" y le ha acusado de extremismo y de ser el catalizador del terrorismo en Egipto.

Además, ahora se afirma que Al-Sha'rawi era contrario a las mujeres, un poser y muchas otras cosas falsas. Al soltar esas mentiras y falsedades odiosas, y atacar a los iconos y a la institución religiosa de Al-Azhar, el periodista difama a la religión del Islam. Su insolencia ha llegado incluso a cuestionar la Sunnah (ejemplo) del Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, y a insultar a sus Compañeros, así como a negar los versículos del Corán relativos a la ascensión milagrosa del Profeta a los cielos.

Me niego a mencionar el nombre de esta persona. No merece más publicidad gratuita.

En cuanto este hipócrita hizo sus desvergonzadas afirmaciones, el resto del coro secular que se autodenomina "ilustrado" continuó con su letanía de insultos al jeque Al-Sha'rawi. Su odio se desprendía de sus lenguas, pero lo que escondían sus corazones era peor. Se parece mucho a una campaña organizada tras crear una mentira para poder expresar su odio al Islam atacando e insultando a una de sus figuras populares.

Afirmaron que el ministerio egipcio de Cultura iba a producir una obra de teatro sobre el jeque, contando la historia de su vida durante el mes de Ramadán, pero el ministro lo negó. Como guionista que soy, creo que sería muy difícil, incluso imposible, que una obra de tres horas plasmara una figura como el jeque Al-Sha'rawi y su vida desde sus primeros días, abarcando sus innumerables logros y el rico legado que dejó en los corazones de la nación. Un escenario tiene un espacio limitado y no podría albergar los numerosos cambios de escena en las distintas etapas de su vida. Además, las obras de teatro no suelen ser un medio apropiado para plasmar las biografías de tales figuras nacionales, ya sea en la religión, la política, la ciencia o la cultura. La serie de televisión "El imán de los misioneros", sin embargo, se produjo en 30 episodios que narraban la rica vida de Al-Sha'rawi, y fue popular en todo el mundo árabe.

LEER: 2022 registra el mayor número de intentos de entrada de migrantes en la Unión Europea 

Los odiosos "iluminados" no pueden desafiar abiertamente al islam y al Sagrado Corán ante la conciencia colectiva de la nación; son demasiado débiles para hacerlo. De ahí que se anden con rodeos y ataquen a los eruditos para sembrar dudas sobre la fe y expresar objeciones sobre determinados versículos y normas del Corán con el fin de burlarse de ellos. El Todopoderoso se burlará de todos ellos. Las naciones poderosas han fracasado en derrotar la fe durante 1.400 años; ¿cómo creen estos débiles que lo harán?

¿No se dan cuenta de que cuanto más se ataca al islam, más fuerte e inmune a las críticas se vuelve? Son instrumentos de los partidos nacionales, regionales e internacionales que odian al islam y tratan de distorsionar su imagen en el corazón de los musulmanes. Por ejemplo, a la Iglesia Ortodoxa le molesta la creciente tendencia religiosa y la ve como una amenaza; y los EAU quieren promover la nueva religión abrahámica, y consideran que Al-Azhar y sus símbolos son obstáculos para su difusión. Occidente, por su parte, está infectado de un fanatismo y una intolerancia seculares que ahora llamamos islamofobia, razón por la cual se financian campañas tan ofensivas contra el islam a través de enormes instituciones mediáticas. El canal estadounidense Al-Hurra organiza dos programas en este sentido: uno para este periodista hipócrita que inició la campaña contra el jeque Al-Sha'rawi; y el otro para alguien a quien llaman "el joven predicador ilustrado". También hay dos canales propiedad de EAU que emiten desde Egipto; insultar al Islam es su razón de ser.

Quizá esta campaña de desprestigio sea una bendición disfrazada, porque ha reavivado el interés por la biografía del jeque Al-Sha'rawi y nos ha recordado sus buenas acciones, sus logros y su influencia sobre millones de musulmanes que aprendieron sobre su religión y sus normas gracias a su interpretación del Sagrado Corán con su estilo fácil e interesante. Otro aspecto positivo de esta campaña de dudosa reputación, que probablemente sus autores nunca pretendieron, es que los jóvenes a los que se dirige no buscan información en Google, sino que compran sus libros y grabaciones audiovisuales, que están entre las más vistas de la región.

Así que, muchas gracias, odiadores del Islam, los llamados iluminados. Habéis revivido la memoria del jeque Al-Sha'rawi. "Ellos planearon, pero Alá también planeó. Y Alá es el mejor de los planificadores".

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEgiptoRegión
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines