Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí planea utilizar uranio local como combustible nuclear

Instalaciones de conversión de uranio 03 Febrero 2007 [AFP PHOTO/BEHROUZ MEHRI / Getty]

El ministro de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, declaró el miércoles que Arabia Saudí planea utilizar uranio de origen nacional para desarrollar su industria de energía nuclear, informa Reuters.

Añadió que las recientes prospecciones habían mostrado la existencia de diversas reservas de uranio en el Estado árabe del Golfo, el mayor exportador de petróleo del mundo.

Arabia Saudí tiene un incipiente programa nuclear que quiere ampliar, para incluir eventualmente el enriquecimiento de uranio, un área sensible dado su papel en las armas nucleares. Riad ha declarado que quiere utilizar la energía nuclear para diversificar su combinación energética.

No está claro dónde terminan sus ambiciones, ya que el príncipe heredero Mohammed bin Salman dijo en 2018 que el Reino desarrollaría armas nucleares si su rival regional, Irán, lo hacía.

LEER: Arabia Saudí aumentará sus inversiones y depósitos en Pakistán

"El reino tiene la intención de utilizar sus recursos nacionales de uranio, incluso en empresas conjuntas con socios dispuestos de acuerdo con los compromisos internacionales y las normas de transparencia", dijo Abdulaziz bin Salman.

En una conferencia de la industria minera celebrada en Riad, declaró que esto implicaría "todo el ciclo del combustible nuclear, que comprende la producción de torta amarilla, uranio poco enriquecido y la fabricación de combustible nuclear, tanto para nuestro uso nacional como, por supuesto, para la exportación".

Otro Estado del Golfo, Emiratos Árabes Unidos (EAU), cuenta con la primera central nuclear operativa del mundo árabe. Los EAU se han comprometido a no enriquecer uranio por sí mismos y a no reprocesar el combustible gastado.

Los reactores atómicos necesitan uranio enriquecido con una pureza en torno al 5%, pero la misma tecnología de este proceso puede utilizarse también para enriquecer el metal pesado hasta niveles superiores, aptos para armamento.

Esta cuestión ha estado en el centro de las preocupaciones occidentales y regionales sobre el programa nuclear iraní, y condujo al acuerdo de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales que limitaba el enriquecimiento al 3,67%.

El pacto se deshizo después de que el entonces presidente Donald Trump abandonara el acuerdo en 2018, y los esfuerzos para salvarlo se han estancado desde septiembre.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines