Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Jordania condena la visita del ministro israelí al complejo de Al-Aqsa en Jerusalén

La policía israelí monta guardia en 2022 durante la visita de un grupo de judíos al complejo de la mezquita de al-Aqsa [AHMAD GHARABLI/AFP via Getty Images].

Jordania ha condenado enérgicamente la visita del ministro de Seguridad Nacional de Israel, Itamar Ben-Gvir, al complejo de la mezquita de Al-Aqsa, en la Jerusalén oriental ocupada, y la ha calificado de "provocación", informa Anadolu News Agency.

A primera hora del martes, Ben-Gvir entró en el lugar, un día después de anunciar que había pospuesto la visita en medio de advertencias de disturbios.

"El asalto a la mezquita de Al Aqsa por un miembro del gabinete israelí y la violación de su santidad es condenable y provocativo y equivale a una violación flagrante del derecho internacional", declaró en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Sinan Majali.

Majali responsabilizó a Israel "exclusivamente de las graves consecuencias de esta escalada", advirtiendo de que tal medida amenaza con socavar "todos los esfuerzos realizados para impedir un recrudecimiento de la violencia que ponga en peligro la seguridad y la paz".

El portavoz jordano pidió a la comunidad internacional "una acción rápida y decisiva para poner fin a tales prácticas."

LEER: El Gobierno de Israel prepara un paquete de sanciones contra los palestinos 

"El recinto sagrado, que cubre un área total de 144 dunums, es un lugar de culto exclusivamente musulmán, y que el Departamento de Asuntos de Jerusalén y la Mezquita de Al-Aqsa es el organismo con jurisdicción exclusiva para gestionar todos los asuntos del recinto y organizar la entrada al mismo."

Jordania es el custodio oficial de los lugares santos musulmanes y cristianos de Jerusalén desde 1924.

Jordania se ha aferrado al acuerdo de statu quo de la época otomana, que establece en particular que, aunque los no musulmanes pueden entrar en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, no pueden rendir culto ni rezar en el lugar.

Para los musulmanes, Al-Aqsa es el tercer lugar más sagrado del mundo. Los judíos, por su parte, llaman a la zona el Monte del Templo, afirmando que fue el emplazamiento de dos templos judíos en la antigüedad.

Israel ocupó Jerusalén Este, donde se encuentra Al-Aqsa, durante la guerra árabe-israelí de 1967. Se anexionó toda la ciudad en 1980, en una medida nunca reconocida por la comunidad internacional.

Categorías
IsraelJordaniaNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines