Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los tribunales israelíes dictaron 600 órdenes de arresto domiciliario contra niños palestinos en 2022

La policía fronteriza israelí retira a niños palestinos de las inmediaciones de la mezquita de Ibrahimi el 28 de febrero de 2022 [HAZEM BADER/AFP via Getty Images].

Los tribunales israelíes mantuvieron en arresto domiciliario a más de 600 niños palestinos en 2022, según informó el martes la Comisión para Asuntos de Detenidos y Ex Detenidos.

En un comunicado, la Comisión afirmó que las autoridades de ocupación israelíes recurren al arresto domiciliario en la Jerusalén Oriental ocupada como forma de castigo para los menores de 14 años porque la legislación israelí no permite su encarcelamiento.

Los tribunales suelen ordenar la detención de los niños en sus casas durante un periodo en el que se examinan los casos contra ellos y se emite una sentencia. Este proceso puede durar unos días o hasta un año o más. Sin embargo, la sentencia dictada contra el menor no tiene en cuenta el periodo pasado en arresto domiciliario.

Durante este periodo, se obliga a los niños a no salir de casa; deben llevar un dispositivo de seguimiento, y no se les permite asistir a la escuela o incluso ir a una clínica sin estar acompañados por un supervisor.

Muy a menudo, los padres se ven obligados a vender sus casas o a utilizar sus ahorros para depositar grandes sumas de dinero en la tesorería del tribunal para garantizar el cumplimiento de las condiciones de liberación de sus hijos.

LEER: La Asamblea de Omán propone ampliar el boicot a Israel

Otra forma de arresto domiciliario consiste en sacar a los niños del domicilio familiar y obligarlos a alojarse en una casa fuera de su ciudad. Este es el caso de cuatro niños de Jerusalén, todos menores de 18 años.

Dos fueron obligados a permanecer en prisión en la ciudad de Al Ramlah y dos en otras ciudades, una medida que divide a las familias y aumenta sus dificultades económicas porque se ven obligados a alquilar casas lejos de sus hogares.

El arresto domiciliario suele provocar complejas afecciones psicológicas a los menores y a sus familias.

La Comisión afirmó que el arresto domiciliario priva a los niños de su derecho a la educación y les crea una sensación constante de ansiedad, miedo y privación, lo que provoca inestabilidad psicológica, que a veces se manifiesta en micciones involuntarias y nerviosismo excesivo.

Categorías
IsraelNoticiasPalestinaSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines