Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Tribunal Supremo de Irán acepta los recursos de dos manifestantes condenados a muerte

Reunión del Tribunal Supremo de Irán [wikipedia].

El Tribunal Supremo de Irán ha aceptado las apelaciones de dos manifestantes condenados a muerte debido a fallos en la investigación de sus casos, informó el sábado el poder judicial del país.

"El Tribunal Supremo aceptó las apelaciones de Mohammad Qobadloo y Saman Saidi Yasin, acusados de los recientes disturbios", informó la agencia de noticias Mizan del poder judicial.

"Debido a deficiencias en la investigación, el Tribunal Supremo los ha remitido a los mismos tribunales para un nuevo examen".

A mediados de septiembre estallaron disturbios en todo el país tras la muerte bajo custodia de Mahsa Amini, kurda iraní de 22 años, detenida por la policía de la moralidad que hacía cumplir las leyes obligatorias de la República Islámica sobre el código de vestimenta.

Irán ahorcó a dos manifestantes a principios de mes: Mohsen Shekari, de 23 años, acusado de bloquear una carretera principal en septiembre y de herir con un cuchillo a un miembro de la fuerza paramilitar Basij. Majid Reza Rahnavard, de 23 años, acusado de matar a puñaladas a dos miembros de las fuerzas Basij, fue ahorcado públicamente desde una grúa de construcción.

LEER: Israel aprueba 36.000 nuevas viviendas en la ciudad de Holon 

Amnistía Internacional ha afirmado que las autoridades iraníes están solicitando la pena de muerte para al menos 21 personas en lo que ha calificado de "juicios farsa concebidos para intimidar a quienes participan en el levantamiento popular que ha sacudido Irán".

Qobadloo fue acusado de matar a un agente de policía y herir a otros cinco durante las protestas.

Yasin, kurdo que rapea sobre la desigualdad, la opresión y el desempleo, fue acusado de intentar matar a las fuerzas de seguridad y de cantar canciones revolucionarias.

El grupo de derechos humanos HRANA declaró que hasta el viernes habían muerto 506 manifestantes, entre ellos 69 menores. También habían muerto 66 miembros de las fuerzas de seguridad. Se cree que se ha detenido a 18.516 manifestantes.

Un alto organismo de seguridad del Estado declaró a principios de mes que 200 personas, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad, habían perdido la vida en los disturbios.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines