Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La ONU pisotea los derechos humanos en beneficio de Israel

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk [Foto ONU/Jean-Marc Ferré/Flickr].

La retórica sobre la supuesta parcialidad antiisraelí en la ONU, a pesar de lo infundadas que son las acusaciones, nunca dejará de resonar. Recientemente, Estados Unidos reavivó su desaprobación ante la posibilidad de actualizar la lista negra de la ONU de empresas israelíes que se dedican a los asentamientos, ya que, en su opinión, podría perjudicar a las empresas. De eso se trata, por supuesto, para disuadir a las empresas de beneficiarse comerciando con los asentamientos ilegales de Israel en la Palestina ocupada. Además de oponerse a la base de datos de la ONU, el portavoz adjunto del Departamento de Estado estadounidense también reiteró la negativa a cooperar con la ONU.

"No hemos proporcionado ni proporcionaremos ninguna información a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre esta base de datos, y nuestra posición ha quedado clara en repetidas ocasiones, tanto en declaraciones públicas como en reuniones que hemos mantenido directamente con la Oficina del Alto Comisionado", declaró Vedant Patel.

LEER: Palestina gana el Mundial

En febrero de 2020, la ONU creó una base de datos de empresas que operan dentro de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados, que abarca industrias como bienes raíces, turismo, seguridad privada, construcción, comunicaciones, fabricación y tecnología. Una observación particular incluida en el informe de 2018 del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos es cómo las empresas justifican su presencia en los territorios palestinos ocupados con la premisa de crear puestos de trabajo para los palestinos, ocultando así la complicidad de instalarse en tierras palestinas expropiadas por Israel para su empresa colonial. Además, el informe señala que el desempleo entre los palestinos seguía siendo elevado y que las empresas que operaban en las zonas de asentamientos proporcionaban a los palestinos empleos de bajos ingresos y escasa cualificación, lo que no favorece la independencia ni la autonomía.

LEER: La Liga Árabe urge a la CPI a poner fin a la escalada israelí contra los palestinos

Las empresas también afirmaron tener una postura neutral de no tomar "una posición política en el conflicto entre Israel y el territorio palestino ocupado" y no apoyar activamente la ocupación israelí. Sin embargo, el contexto colonial no deja lugar a dudas; si las empresas se han comprometido con la empresa colonial de Israel, es que han adoptado una postura. Además, las empresas están perpetuando el paradigma humanitario con el que la ONU ha encadenado a los palestinos desde 1948. Por no mencionar que la mayoría de las empresas incluidas en la lista negra son israelíes, por lo que las afirmaciones de "imparcialidad" son fraudulentas.

El Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, declaró recientemente que la administración Biden se opondría inequívocamente a la expansión de los asentamientos y a la anexión. Por supuesto, su retórica es mera palabrería, pero también expone cómo la ONU percibe intencionadamente la expansión de los asentamientos sólo dentro del contexto de la construcción de asentamientos, en lugar de toda la empresa colonial, que comprendería toda la actividad de asentamiento.

Según Axios, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Turk, dijo a funcionarios estadounidenses que cualquier actualización de la base de datos no se anunciaría formalmente, lo que indica que los derechos humanos se degradarán una vez más para mantener la expansión colonial de Israel. En cierto modo, la declaración de Turk refleja las resoluciones no vinculantes de la ONU que el público aplaude pero nunca aplica. Si la actualización no se anuncia formalmente, no tendrá ninguna repercusión en Israel. Aunque Estados Unidos considere que el más mínimo guiño de la ONU hacia las violaciones israelíes de los derechos humanos es un "sesgo antiisraelí", lo cierto es que no hay ninguna agencia u organismo dentro del marco de la ONU que esté dispuesto a enfrentarse a la propaganda de seguridad de Israel con verdades que se basan en su propia historia de violencia. Así que todo sigue igual, con la ONU pisoteando los derechos humanos en beneficio de Israel.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor del mismo y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelPalestinaUN
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines