Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Palestina gana el Mundial

Aficionados sostienen una Bandera de Palestina con la inscripción Palestina Libre durante el partido del Grupo D de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 entre Túnez y Australia en el Estadio Al Janoub en Al Wakrah, Qatar. [Foto de James Williamson - AMA/Getty Images].

Un hincha inglés de ojos azules y pelo rubio coreó "libertad para Palestina" en un canal israelí, durante una emisión en directo. Este incidente fue como un rayo contra la Ocupación y sus partidarios, mientras que la decepción era evidente en las expresiones faciales del presentador.

Aunque no se emitió en la BBC ni en ninguna de las cadenas mundialmente famosas, la escena tuvo una gran repercusión en todo el mundo, y se difundió ampliamente y con mayor influencia en las plataformas de las redes sociales.

Esta escena, que no superó los pocos segundos, esconde tras de sí muchos detalles relativos a la interacción popular global con la cuestión y confirma la superioridad de la narrativa palestina sobre la de la Ocupación, además de poner de relieve el fuerte efecto de la Copa del Mundo de Qatar a la hora de realzar este concepto y hacer de los cánticos a favor de Palestina, así como de izar su bandera, una característica general de este torneo.

El contagioso rechazo a ser entrevistados por los canales israelíes por parte de los hinchas de Brasil, Japón y otros equipos es la mayor prueba del espíritu que prevaleció en la Copa del Mundo de Qatar, y del impacto causado por el entusiasmo de los hinchas árabes al expresar su pertenencia a Palestina, hasta el punto de que ésta se convirtió, como la describió un periódico brasileño, en el trigésimo tercer equipo de este torneo mundial del deporte más popular y masivo.

Sobre el amor y el odio en la Copa del Mundo: Palestina es más que una causa árabe 

Los árabes ignoran a los medios de comunicación israelíes en el Mundial de Qatar - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

La celebración de la clasificación de Marruecos para octavos de final, por primera vez en su historia, se convirtió en una pura fiesta palestina, no sólo en Doha o Casablanca, sino también en la mayoría de las ciudades del mundo que fueron testigos de grandes celebraciones populares, especialmente Londres, donde se coreó el lema "libertad de Palestina" en la plaza Piccadilly, en el centro de Londres. Las escenas de celebración en directo decepcionaron a los árabes que normalizaron sus relaciones con Israel y sus amigos sionistas, mientras que sus rostros se tornaron sombríos cuando el equipo marroquí izó la bandera de Palestina tras su victoria sobre España. Esto ocurrió junto con una conferencia sobre educación y convivencia en Marruecos en la que participaron países árabes junto con el Estado Ocupante para demostrar los beneficios de la normalización a los ciudadanos de la región. Sin embargo, la respuesta fue práctica y firme desde dentro del torneo de la Copa del Mundo, rechazando la normalización en todas sus formas y aislando la normalización oficial de nuestros pueblos vivos que tienen una brújula clara.

La ilusión que dominaba la corriente normalizadora emanaba de cuentas falsas en las plataformas de las redes sociales. Esta ilusión les impulsó a mentir y a creerse luego su mentira. Además, creen que hay una corriente real que les acompaña mientras que, en realidad, no es más que un espejismo que el sediento ve como agua y, tras alcanzarla, no encuentra nada; más bien, encontró una nación que puso a Al-Quds como su única brújula.

Una vez más, el asunto no es un mero juego o un deporte al que se juega. Más bien, se ha convertido en un termómetro que indica la conexión de la nación con sus asuntos centrales. Incluso si su voz se desvanece a veces, como resultado de la opresión y la brutalidad del poder, pronto se alza en apoyo de Al-Quds, expresando unidad y solidaridad en cuanto encuentra una oportunidad para hacerlo.

LEER: Qatar 2022 ha demostrado que Palestina sigue viva en el corazón de la gente 

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Arabi21 el 7 de diciembre de 2022

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónFIFAOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines