Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La agencia oficial de noticias de la AP trabaja en contra de los intereses palestinos

El Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y el presidente palestino Mahmud Abbas realizan una declaración conjunta, el 25 de mayo de 2021, en la sede de la Autoridad Palestina en la ciudad cisjordana de Ramala. [ALEX BRANDON/POOL/AFP vía Getty Images]

Si un lector tiene que confiar en la agencia de noticias oficial de la Autoridad Palestina, lo mejor que puede esperar es una distorsión. Un reciente resumen de noticias publicado por Wafa, extraído de Agence France-Presse, seleccionaba un fragmento del discurso del Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, a J Street -el grupo liberal pro-Israel que no ve contradicción alguna entre lo judío y lo democrático, y que aboga por el compromiso de los dos Estados- y lo reformulaba como una determinación en nombre de EE.UU. de oponerse a la expansión de los asentamientos israelíes.

Bajo el titular "La Secretaria de Estado de EE.UU. promete oponerse a los asentamientos israelíes y a la anexión de las tierras ocupadas de Cisjordania", Wafa citó a Blinken afirmando: "también seguiremos oponiéndonos inequívocamente a cualquier acto que socave las perspectivas de una solución de dos Estados, incluyendo, entre otros, la expansión de los asentamientos, los movimientos hacia la anexión de Cisjordania, la alteración del statu quo histórico de los lugares sagrados, las demoliciones y los desalojos, y la incitación a la violencia". Sólo que Blinken no se opone inequívocamente a ninguna de las violencias coloniales de Israel, y mucho menos "jura" su oposición.

Cuando Blinken habla de que Israel es judío y democrático, está respaldando el apartheid israelí. Afirmar el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel en su totalidad excluye las reivindicaciones palestinas sobre la ciudad, en contra de las resoluciones internacionales y a favor del proyecto colonial sionista. Afirmar que palestinos e israelíes "tienen derecho a los mismos derechos y a las mismas oportunidades" sin mencionar la empresa colonial de Israel es una hipocresía, por no mencionar que supone borrar por completo lo que han sufrido los palestinos desde la complicidad de la comunidad internacional al respaldar la colonización sionista de Palestina. Aclamar los Acuerdos de Abraham como "algo que podemos aprovechar para mejorar la vida de los palestinos en Cisjordania y en Gaza" ignora por completo el hecho de que décadas de normalización de las relaciones con Israel, como ha logrado el resto de la comunidad internacional, sólo han dado como resultado el afianzamiento de los palestinos como un proyecto humanitario que debe financiarse a un coste mucho menor que el de proporcionar miles de millones a Israel para que los gaste en su tecnología militar y armamento.

LEER: Los orígenes violentos de las IDF y la impunidad de Israel 

Como reiteró Blinken en su discurso, Estados Unidos aporta 3.300 millones de dólares anuales en financiación militar a Israel. "Nuestra inversión es crucial para garantizar la ventaja militar cualitativa de Israel en Oriente Medio", dijo Blinken a su agradecida audiencia de J Street. Presumiblemente, no hay relación entre financiar la violencia, infligir violencia y las víctimas palestinas que sufren la ventaja militar cualitativa de Israel. Las palabras de Blinken sobre el compromiso con la narrativa de seguridad de Israel, no sólo ocultan a sus víctimas, sino que las elimina.

El discurso de Blinken muestra un desprecio absoluto por los palestinos, así que ¿por qué la AP presenta a Blinken como alguien vociferante contra la expansión de los asentamientos y la anexión? Desde que el presidente estadounidense Joe Biden asumió el cargo en 2021, la AP ni siquiera logró volver al difunto statu quo anterior, por mucho que intentara describir la salida de la administración Trump como el fin de una era sin repercusiones en la diplomacia futura. En ausencia de cualquier oposición formidable a los tejemanejes estadounidense-israelíes, la AP se limita a distorsionar los comentarios regurgitados de Blinken en un intento de mostrar a Estados Unidos supuestamente defendiendo los intereses palestinos. Sin embargo, la AP sólo se engaña a sí misma en el proceso, ya que su portavoz oficial es tan poco fiable como ella misma.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides
Show Comments

MEMO Staff Writer

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines